Editorial

Desempleo en A. L. y Colombia
7 de Noviembre de 2012


El estudio advierte, sin embargo, que el mercado laboral no se comporta de la misma manera en todos los países y aquí es donde nos interesa saber cómo está Colombia en relación con sus pares de la región.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) entregaron este lunes su nuevo informe “Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe”, una de cuyas conclusiones más sorprendentes es que la región, en su conjunto, ha podido mantener la dinámica de su mercado laboral, conservando e incluso generando nuevos empleos. Ello pese a que, en primer lugar, su propio crecimiento viene en declive, pues después de alcanzar un 6 % en el 2010, el año pasado creció el 4,3 % y para este año se proyecta una expansión de solo el 3,2 %. Y en segundo lugar, la región se ve afectada por el lento crecimiento de la economía mundial y la dramática crisis de la zona euro, que no solo ha implicado una disminución de la demanda de sus exportaciones sino la caída de los flujos de remesas provenientes de sus emigrantes en Europa, especialmente de España.


Según el estudio de las dos agencias de Naciones Unidas, en el primer semestre de 2012, la tasa de ocupación (TO) -definida como la relación porcentual entre la población ocupada (OC) y el número de personas que integran la población en edad de trabajar (PET)- en América Latina y el Caribe aumentó medio punto porcentual, en comparación con el mismo período del 2011, alcanzando un 56 %. Además, se dieron mejoras en la calidad del empleo a través de una expansión de 3 % del empleo asalariado formal, cubierto por la seguridad social, y un aumento de los salarios reales, lo que “elevó marcadamente el poder de compra de los hogares”. Por otra parte, la tasa de desempleo, entre el primer semestre de 2011 y el mismo período de 2012, descendió 0,4 % y el estimativo es que al finalizar el año la tasa promedio para la región se sitúe en el 6,4 %, tres décimas por debajo de la registrada en 2011. “En resumen -anotan la Cepal y la OIT- a pesar de las potenciales amenazas originadas en la situación económica internacional y los riesgos de agudización de la crisis en algunos países europeos, en la región se registran indicadores laborales, tanto coyunturales como estructurales, en mejor pie que antes de la crisis de 2008 y 2009”.


El estudio advierte, sin embargo, que el mercado laboral no se comporta de la misma manera en todos los países y aquí es donde nos interesa saber cómo está Colombia en relación con sus pares de la región. En países como Argentina, Jamaica, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, la tasa de ocupación muestra una caída en el promedio del primer semestre respecto del mismo período del año anterior. En Brasil, Chile y República Dominicana, la comparación interanual se mantiene positiva, pero con incrementos menores que en los años anteriores. Y en cambio en Colombia, Ecuador, México y Panamá, “la tasa de ocupación aumentó, y lo hizo en una magnitud igual o mayor que en ocasiones previas”, concluye el estudio.


Otro capítulo interesante del informe es el relativo a los salarios, en lo que Colombia, a decir verdad, no sale tan bien librado como en el tema del empleo. En efecto, durante el primer semestre de 2012, en nueve países de América Latina y el Caribe los salarios se elevaron en promedio un 3 % en términos reales, un porcentaje superior al de los dos años anteriores. Los autores del estudio destacan a Brasil, Panamá, Uruguay y Venezuela por registrar aumentos salariales en el período citado por encima del 3 %; incrementos entre el 2 % y el 3 % en Chile y Costa Rica, mientras que en Colombia, México y Nicaragua aquellos no superaron el 1 %. Si bien las cifras de Cepal-OIT se basan en reportes oficiales de los distintos países, sería bueno saber qué tan de acuerdo están con esta última nuestras autoridades laborales.