Economía

European Union revises benefits for Latin America
UE revisa beneficios a Latinoamérica
Autor: César Augusto Betancourt Restrepo
6 de Noviembre de 2012


Colombia esta pendiente del trámite en el Parlamento Europeo del TLC que, junto a Perú, suscribió con la Unión EUropea. Existe la esperanza de que el acuerdo entre en vigencia a partir de enero del próximo año.

Foto: Cortesía 

Karel De Gucht, comisario europeo de Comercio.

Varios países latinoamericanos quedarían sin beneficios de incentivos comerciales por parte de la Unión Europea (UE) para el 2014, por haber sido catalogados en los últimos años como economías de renta media-alta por parte del Banco Mundial (BM), según lo anunció la Comisión Europea (CE).


Entre esos países se encuentran Argentina, Brasil, Cuba, Venezuela y Uruguay, los cuales saldrían del sistema europeo de ventajas arancelarias (SGP).


Al respecto, el experto en comercio, Jorge Alberto Velásquez, explicó que la UE le ha concedido ventajas comerciales a América Latina desde 1968, con las que pueden ingresar sus productos libres de arancel o una cuota muy baja al mercado europeo.


Precisamente, la revisión del SGP, acordada ya por los estados miembros y el Parlamento Europeo (PE), busca centrar los beneficios comerciales en los países más necesitados, dejando de lado a los que han alcanzado niveles de desarrollo superiores.


Sin embargo, estas naciones latinoamericanas no serían las únicas en perder las ventajas comerciales con la UE, pues otras como Bielorrusia, Gabón, Kazajistán, Libia, Malasia, Palaos y Rusia, también tuvieron la misma clasificación, mientras que, Arabia Saudita, Baréin, Brunei, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Macao, Omán y Catar fueron descritos como de renta alta.


Por su parte, 34 países que ya tenían un acuerdo comercial con la UE también quedarían  excluidos del sistema porque ya disfrutan de ventajas, como en el caso de México, Sudáfrica, Argelia, Egipto, Jordania, Líbano, Marruecos, Túnez y varios del Caribe, incluida la República Dominicana.


Según la CE, para este grupo de países el cambio no supondrá ningún impacto, pues sus productos ya se benefician de las ventajas de dichos acuerdos.


Además, se excluye del nuevo SGP a 33 países y territorios de ultramar, en su mayoría parte de la UE, como Gibraltar, las Antillas Neerlandesas o las Malvinas, que según Bruselas, sede de la Comisión Europea, no utilizaban esta vía para sus ventas.


Con esta medida se espera que las exportaciones a Europa de muchos de esos países sufran “reducciones limitadas” de alrededor del 1 %, informó la Comisión Europea.


Aún tienen preferencias


Europa espera que la salida de competidores comerciales beneficie a los países que sí seguirán dentro del sistema, los  que en una primera instancia serían 89.


Entre ellos figuran Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Perú, dentro del continente americano.


También países asiáticos como China, India, Irán o Tailandia, y europeos como Armenia o Ucrania se seguirán beneficiando de ventajas comerciales por considerarse de renta baja o media-baja. Además, 49 de ellos, los más desfavorecidos y principalmente africanos, podrán exportar sin aranceles dentro del programa “Todo menos armas”.


Bajo este precepto, el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, anunció que “es importante haber reconocido que algunos de los principales países en vías de desarrollo se han hecho mundialmente competitivos” y agregó que eso permite “diseñar nuestro sistema comercial en favor del desarrollo, de manera que los países que aún no han avanzado lo suficiente reciban algo más de aliento y apoyo”.


En ese sentido, Velásquez declaró que resulta “curioso” ver a países como Venezuela y Cuba con una clasificación de renta media-alta, pues según diferentes clasificaciones y especialmente las del Foro Económico Mundial (FEM), nunca han tenido estos estándares y no descarta que la decisión sea de carácter político.


Teniendo en cuenta que la mayoría de países excluidos de estas preferencias son del Mercosur, “puede ser un mecanismo de presión para que avancen en un TLC con los países europeos”, añadió el experto en comercio.  


Perjuicios para los excluidos


Velásquez afirmó además que de los países excluidos de las preferencias arancelarias en América Latina, el más perjudicado puede ser Argentina, ya que es un exportador de grandes volúmenes de productos agropecuarios y lácteos hacia Europa.


En el caso de Brasil el experto opinó que en el corto plazo el país no experimentaría perjuicios muy marcados, pues la nación carioca “depende mucho más de su mercado interno que del de exportación”. 


“A Venezuela tampoco le afecta en nada porque ese país es absolutamente petrolero y en eso se concentró y la producción industrial es cada vez más pequeña y reducida” dijo Velásquez, quien agregó que Cuba al no tener una oferta exportable grande hacia el viejo continente tampoco sufriría mayores consecuencias.


“Lo que le tocaría hacer a estos países es adelantar negociaciones de tratados de libre comercio con la UE”, concluyó el experto.



Colombia aún no aprovecha oportunidades con la UE


Aunque Colombia sigue teniendo preferencias arancelarias en el mercado europeo, lo que supondría una ventaja frente a las naciones vecinas que quedarían excluidas de estas, el experto en comercio, Jorge Alberto Velásquez, advierte que en realidad "los competidores nuestros no son propiamente países latinoamericanos, sino que por lo general son países industrializados que pagan impuestos en Europa, pero a pesar de eso, venden mucho más que Colombia".


"Colombia realmente no existe en el mercado de la Unión Europea. Nosotros mantenemos las ventajas y ahora con el TLC se profundizarán, pero de ahí a que nosotros estemos aprovechando las ventajas que ellos nos ofrecen, nunca lo hemos hecho", manifestó.





TLC con la UE


La Unión Europea manifestó en un comunicado que prometerá dar más apoyo a los países que se comprometan "seriamente con la aplicación de los convenios internacionales de derechos humanos, derechos laborales, protección del medio ambiente y buen gobierno".


Frente a esto, Colombia ha sido duramente criticada por parte de diferentes grupos sindicales en Europa, los cuales estarían en contra de una firma de TLC hasta que no se revisen los temas de derechos a trabajadores y la violencia contra sindicalistas.





Análisis de Mincomercio


De acuerdo con análisis del Departamento Nacional de Planeación (DNP), y con base en ejercicios que únicamente consideran la eliminación de aranceles a las exportaciones, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo estima que el Acuerdo con la UE tendrá como efecto para la economía local un aumento adicional del PIB de 0,46 por ciento, mientras que las ventas externas tendrían una variación positiva de 0,71 por ciento, y las importaciones de 1,73 por ciento. Por su parte, la remuneración tendría un aumento de 0,25 por ciento en el trabajo calificado, y de 0,53 por ciento en el no calificado.