Economía

Measures to lower unemployment are urgent
Urgen medidas para bajar desempleo
Autor: Mauricio Berrío Vélez
27 de Octubre de 2012


Los concejales de la ciudad pidieron medidas contundentes a la Administración para bajar la tasa de desempleo, que en el Área Metropolitana es de 12,5 por ciento.

Foto: Cortesía 

Medellín es la segunda ciudad con los índices más altos de desempleo en Colombia.

Actualmente en Medellín hay 238.000 desempleados, lo que representa una tasa del 12,5 por ciento de la población en esta condición, convirtiendo a la capital de Antioquia en la segunda ciudad del país con los mayores índices de desempleo, después de Cali.


En ese sentido, los concejales de la ciudad debatieron la efectividad de las medidas de la Administración para la generación de empleo, la creación de empresa y la potencialización comercial de la ciudad.


El concejal Juan Felipe Campuzano expresó que la “situación es preocupante”, puesto que además de las cifras de desempleo “estamos con un 19,2 por ciento de personas en situación de pobreza, lo que equivale a tener 460.000 ciudadanos en esta situación, lo que quiere decir que el panorama de Medellín va mucho más allá de las estadísticas y hay una situación en este momento que preocupa”.


Posibles causas


Para el corporado Santiago Martínez “la generación de empleo en la ciudad es menor a la demanda de quienes están capacitados para el empleo y quienes son habitantes de la cuidad”. Según Martínez, este porcentaje de desempleo de la ciudad obedece a los tipos de desplazamiento que se dan en ella.


“Esta ciudad recibe aproximadamente 20.000 personas por año en cuanto tiene que ver con desplazamiento por la violencia, por fenómenos naturales y por una circunstancia que se ha estado presentando recientemente y es cómo personas asentadas aquí tienden a traerse a sus familias”, dijo Martínez.


Además, Martínez aseguró que existe un tipo de “desplazamiento racional” que no se ha contemplado en la ciudad. “Se ha escuchado hablar de todo tipo de desplazamiento, pero hay uno racional. Esta gente se “chupa” los programas como Buen Comienzo, los colegios de calidad, los comedores escolares y fuera de eso quedan sin tener qué hacer porque no tienen trabajo y, como no es sino hacer una explanada en cualquier sector y hacer una invasión, aquí hay gente negociando con eso”.


Falta de presupuesto


Por otro lado, de acuerdo con Fabio Humberto Rivera, concejal por el  Partido Liberal,  Medellín representa solo el 0,2 % del PIB de Colombia y “yo no sé qué economista pueda decir que con el 0,2 % del PIB de un país se pueda generar empleo suficiente para combatir el desempleo, esa es una afirmación que solo se hace desde el populismo”.


En contraste, Campuzano afirmó que “Medellín necesita invertir 1 billón o un billón y medio de pesos para generación de empleo, o si no el panorama en el tema social y de empleo, es que la ciudad no tiene futuro”.


En ese sentido, Rivera dijo que “Medellín tiene obligatoriamente con el presupuesto que ingresa, que responder por todos los programas sociales, tiene que garantizar la educación de 400.000 muchachos de preescolar hasta grado 11 y tiene que garantizarle la atención a 100.000 niños”, y agregó que “el presupuesto no se podría aplicar jamás el 100 % a generar empleo, toda vez que la parte asistencial le toca hacerla al Municipio de Medellín”.


Trabajo decente


Una de las iniciativas más importantes para contrarrestar la elevada tasa de desempleo de la ciudad, es la necesaria implementación de una política de Trabajo Decente, figura bajo la cual se espera crear 100.000 empleos en Medellín, y que  luego de un proceso de construcción de dos años entre el Concejo, la Administración, los empresarios, los sindicatos y la academia, aún se está a la espera de su aprobación definitiva.


Martínez es el concejal ponente del proyecto y explicó que la tardanza para la aprobación del mismo obedece a que “no queremos propiciar que parezca algo improcedente en cuanto a lo que tiene que ver con la carga financiera, y pienso que hay que ir en la justa medida de cómo se van desarrollando las cosas”.


Por su parte, Campuzano aseguró que “no van a alcanzar en estos cuatro años para la implementación de esa política. Ese Plan de Desarrollo deja mucho qué desear, no hay actividades concretas, no hay indicadores, los exigimos y se hicieron los locos, porque no van a cumplir las metas y eso hay que decirlo a la ciudadanía, hay que dar soluciones reales para Medellín y desde el Concejo las estamos exigiendo”.


Rivera aseguró que “ese proyecto es muy importante. Sin embargo, aún sin el proyecto, la Alcaldía viene trabajando duro en el tema de empleo decente, no a la velocidad que quisiéramos porque también hay cosas que se interponen, pero con absoluta seguridad vamos a seguir trabajando en ese sentido”, concluyó.



Cómo crear 100.000 empleos decentes


Cómo hacer para crear 100.000 empleos bajo las condiciones de Trabajo Decente es una cuestión que no es fácil de resolver. De acuerdo con investigadores de la Escuela Nacional Sindical, ENS, hay varias maneras de lograrlo: la Administración Municipal, junto al Área Metropolitana, anunció que iba a hacer un gran cambio modernizador en el sistema público de transporte, eso debe implicar generación de Trabajo Decente. El segundo camino es que en el enorme plan de construcción de vivienda social y de interés prioritario, se cree empleo formal con estándares laborales. Otro punto es que hay que avanzar en el proceso de formalización en el sector público. Una tercera parte de los trabajadores públicos de esta ciudad, están en la informalidad, así firmen contratos de prestación de servicios. Además, la ciudad necesita una nueva política industrial, una ciudad que solo se dedique a proyectos pequeños de inversión, quizá muy visibles, pero que no generan empleo, ahí no se avanza. La ciudad necesita construir públicamente, con dialogo social, una política que genere más empleo.





Los jóvenes, con mayor tasa de desempleo


De acuerdo con el informe de Trabajo Decente en Colombia, realizado por la Escuela Nacional Sindical, ENS, en el año 2011 los jóvenes representaron el 29.6% de la población en edad de trabajar (10´433.000 millones de personas). En éstos la tasa de desempleo es del 19.8 por ciento, o sea 10 puntos más que la tasa promedio nacional, una de las más altas de América Latina. La situación de las mujeres jóvenes es peor aún: tasa de desempleo del 26,5 por ciento, superior en 11 puntos con respecto a los hombres. La tasa de inactividad entre los jóvenes es del 45%, con altas probabilidades de ser una inactividad negativa, es decir, en la que los jóvenes ni trabajan ni estudian. Por su parte la Ley 1429 de 2010, de Formalización Empresarial y Primer Empleo, con la que se esperaba un buen impacto a partir de la exención de parafiscales e impuestos de renta a las empresas formales que contrataran menores de 28 años, "tiene un balance mediocre", ha generado pocos empleos, la mayoría precarios. El Min-Trabajo reveló que 44.035 empresas contrataron a 395.266 menores de 28 años, más de la mitad en empresas de construcción, comercio, manufacturas y servicios. Sin embargo, estos trabajos no proporcionan los derechos de seguridad social, pues solo el 3 por ciento de las empresas se acogieron a la norma de crear empleos y pagar la seguridad social de sus empleados.