Mundo deportivo

“The hurdler that Colombia was seeking”
“El vallista que Colombia buscaba”
Autor: Javier Ramirez
25 de Octubre de 2012


Más de 600 niños de todas las edades conforman el Club de Atletismo Gacelas del Golfo de Urabá, en Turbo, que guía el entrenador certificado por la Iaaf, Jamer Ochoa Mesa.


Los 1.73 metros de estatura y su buen desarrollo corporal hacen de Joshuan (61) todo un portento para el deporte.

Los siete días que estuvo en Jamaica, ungiéndose del trabajo diario y la vida ordenada y sosegada que llevan los mejores velocistas del mundo, terminaron por convencerlo.


Ya su técnico Jamer Ochoa Mesa, con quien trabaja desde el 2009, había iniciado ese proceso, seguro de que había que rescatar del fútbol un gran talento para el atletismo.


Es que Joshuan Berríos Mora, un chico de apenas 15 años que nació y aún vive en Turbo, había dedicado sus primeros años al fútbol y en ese camino tenía sembradas sus esperanzas a futuro, pero “las posibilidades ahí son muy pocas, porque la media dice que en Colombia de 1.000 niños que juegan solo cuatro pueden triunfar, y el resto se pierden para el deporte. Por eso cuando lo conocí en un equipo del Independiente Medellín, donde yo ayudaba con la preparación física, empecé a hablarle de otros deportes, de otras posibilidades, del atletismo específicamente”, contó el instructor que vio en Joshuan muchas condiciones y talento, una indudable herencia de su padre Álvaro Berríos, quien fue muchas veces campeón departamental con Turbo en la década de los ochentas.


La idea del técnico fue calando en el joven deportista, pero aunque ya hablaba de velocidad y las grandes estrellas del atletismo, como Usain Bolt y Yohan Blake, aún se veía indeciso. Hasta que a finales del año pasado llegó el viaje a la isla antillana, donde conoció a los medallistas olímpicos y a todo su clan. Y de allá regresó pleno, convencido de que es un atleta, “el vallista que Colombia buscaba desde hace mucho tiempo”, cuenta su orientador, un hijo del municipio de Andes que ha dedicado 27 de sus 47 años a la búsqueda de talentos para el atletismo en la región del Urabá antioqueño.


“Fue una experiencia maravillosa, allá aprendí a querer más el atletismo, a que hay que tener humildad y sacrificio para lograr las metas”, afirma Joshuan recordando esos inolvidables siete días en los que vio cómo entrenan sus grandes ídolos, cómo se cuidan y cómo reparten el tiempo entre lo académico y el trabajo diario en las pistas.


Ahí terminaron sus dudas, porque antes de regresar de la tierra de los mejores velocistas se acercó a su orientador y sin titubeos le aseguró que “definitivamente me quedo en el atletismo”,  e incluso este año desechó la invitación de un club para venir a jugar a Medellín en los torneos de la Liga Antioqueña de Fútbol.


Dicho y hecho. Joshuan se metió de lleno al trabajo y hoy los resultados a nivel nacional lo demuestran, pero como también él ha aprendido a soñar en grande, porque quiere ser campeón mundial y olímpico, desde ya está trabajando en sus nuevos retos: el Mundial Prejuvenil del próximo año en Ucrania y luego los Olímpicos de la Juventud 2014 en China.



Dos récords

Las dos marcas nacionales que Joshuan Berríos consiguió el pasado fin de semana en el Campeonato Infantil Categoría A que se realizó en Cali, dicen que el atletismo colombiano está ante el nacimiento de una nueva figura.
El hijo de Amalia Mora y Álvaro Berríos fue el único atleta que consiguió dos preseas de oro e igual número de récords, al imponer 13 segundos 03 centésimas en 100 vallas y además formar parte del relevo 4X80 que marcó 35 segundos 74 centésimas.