Mundo deportivo

Va por otro tatuaje
Autor: Andrés Felipe Bedoya Serna
25 de Octubre de 2012


Bladimir Fernández será el único representante de Colombia en la octava Maratón de Artes Marciales, que se desarrollará en Florencia, Italia, entre el 1° y el 4 de noviembre próximo.

Foto: Angela Patricia Zapata 

Bladimir Fernández exhibe con orgullo su tatuaje de kickboxing, que descansa en su brazo izquierdo. El maestro espera seguir acrecentando sus éxitos, para plasmarlos en su cuerpo.

Para Bladimir Fernández, destacado artista marcial antioqueño, tatuarse es sinónimo de triunfo. Es la forma de premiarse a sí mismo por los logros conseguidos.


“Tengo once tatuajes por todo el cuerpo. Cada uno tiene su significado en particular. El más reciente me lo hice en el brazo y dice "kick boxing"...está dentro de un dragón que significa fortaleza y me lo hizo el artista marcial Daniel Cortés después del Mundial de Punta del Este (Uruguay), donde conseguí tres medallas de oro y tres de bronce”, explicó Fernández.


Bladimir es toda una institución de las artes marciales de nuestro país. Así lo ratifican sus más de cien títulos, nacionales e internacionales, y ahora viaja a Italia con la convicción de traerse medallas.


“La Maratón de Artes Marciales es uno de los certámenes más grandes de Europa porque van competidores de los cinco continentes y estaremos 60 campeones mundiales allí”, dijo el maestro.


Fernández resaltó que aunque va a participar en varios estilos, su meta principal es sobresalir en las categorías de combate: “Cada exponente debe participar en tres estilos marciales de cualquiera de las artes existentes, es decir, coreanas, japonesas, chinas o de otros países. Yo voy a estar presente en fórmulas de taekwondo, estilo libre en manejo de armas en hapkido, estilo de combate de taekwondo y estilo de combate en kick boxing en ring y artes mixtas en jaula. Pero le apunto al combate porque en las categorías de armas y fórmulas ya llevo retirándome desde el año pasado por algunas lesiones y molestias, principalmente en los ejercicios de elasticidad”, recalcó el artista.


Con 41 años de edad, a Bladimir no se le ha pasado por la cabeza el tema del retiro definitivo. “Esto no es de edad, porque uno ve competidores de 45 o más años que están todavía muy enteros y sobresalen ante los demás. Lo importante es que si la mente ayuda a mantener al cuerpo, se puede competir sin ningún problema”, remató.