Gente

A toast to work
Brindis al trabajo
Autor: Carmen V醩quez
22 de Octubre de 2012


Es de las fechas que son fijas en la agenda de los comerciantes, adem醩 que la invitaci髇 llega con las exigencias del protocolo, con 15 d韆s de anticipaci髇.


Algo así como sentir que el corazón se quiere salir del cuerpo. Y no es llegar a la meta, es seguir siendo los mejores cada día, en la jornada del diario vivir, trabajar, dirigir, decidir y compartir. Con razón cada año el lleno en el Teatro Metropolitano es total. Es de las fechas que son fijas en la agenda de los comerciantes, además que la invitación llega con las exigencias del protocolo, con 15 días de anticipación. Tiempo perfecto para buscar en el escaparate el mejor de los vestidos para “La Noche de los Mejores”.


Certamen que tiene historia en la ciudad de Medellín ya que en ella Fenalco Antioquia distingue a los mejores del comercio, la lealtad, la gratitud, el ser solidarios y la gran figura del hombre de pies alados, el Mercurio de Oro, que valga decir que este año quedó en manos que solo dan salud, el Hospital Universitario San Vicente de Paul Fundación. Que tiene los más altos reconocimientos en el tema de trasplantes.


En esta noche el reconocimiento a toda una vida se entregó a todo un antioqueño nacido en Yolombó, empresario perseverante, el primero que instaló una escalera eléctrica en la ciudad, el precursor de Almacenes Caravana, uno de los almacenes que están en el recuerdo de todas las señoras. Don Víctor Orrego Osorno.


Notables aplausos recibió en esta noche un hombre al que se le distingue como el “hombre calidad”, don Manuel Molina, quien recibió la distinción “Lealtad Comercial” a los Hoteles Dann-Carlton y San Fernando Plaza, con 15 años de trayectoria empresarial destacándose con su aporte al sector del turismo.


Madrugar, sonreír, tener de todo en la estantería, conocer el nombre de todo el barrio, fiar y confiar, es el día a día de un tendero y para ser buen tendero hay que tener muchos valores y por eso como “Tendero Líder” fue distinguido Cristian Vélez Quiceno, con su minimercado “Súper Colombia”, en el barrio Santa Lucía.


Este año la distinción a Comerciante Distinguido fue para un santandereano de corazón antioqueño, un hombre de corazón bondadoso que comenzó como vendedor y quien en el Centro de la ciudad y con solo cinco empleados fue el fundador de Espumas Medellín, don Justo Pastor Guarín Gómez.


La Distinción de Fenalco Solidario Empresarial correspondió a la Funeraria San Vicente y la de Fenalco Solidario Social a la Fundación para la Investigación de Educación Especial, Fides.


Muchos más subieron al escenario del Metropolitano con el corazón emocionado a recibir el reconocimiento a la gratitud. 


Una noche para brindar por los mejores fue la del lunes pasado, con buenos vinos y buenos bocadillos de coctel. Y lo mejor, el director Sergio Soto habló corto y fue muy aplaudido.