Nacional

Varios departamentos afectados por caos aéreo
13 de Octubre de 2012


Empieza a normalizarse la operación aérea en el país, luego de que un cierre de tres horas en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá generara traumatismos en los vuelos desde y hacia esa ciudad. Aerolíneas trabajan en la reacomodación de los viajeros.

 


Noventa vuelos tuvieron que ser cancelados en el país, luego de que ayer fuera necesario suspender las operaciones aéreas en el Aeropuerto Internacional El Dorado en la capital colombiana.


Por malas condiciones climáticas, anoche entre las 6 y las 8:30 p.m. varios vuelos que salían desde y hacia Bogotá fueron cancelados o tuvieron que aterrizar en otras  bases, lo que afectó ayer a cuatro mil 600 personas.


Hoy la cifra se ubicó alrededor de los cinco mil viajeros afectados, de los cuales ya han sido atendidos dos mil 600.


Voceros de Avianca señalaron a medios de comunicación locales que los esfuerzos de la aerolínea se han centrado en la recuperación de aviones que se encontraban en bases alternas y en la reacomodación de viajeros.


Aunque se estima que esta tarde podría retornarse a la normalidad, fuentes de la aerolínea aclararon que la situación derivó de causas externas que se salen de su control como son las condiciones climáticas y la asignación de turnos para la salida y llegada de aviones. Por lo tanto, algunos factores externos juegan un rol importante en la recuperación del orden.


Así mismo, se descartó que Avianca hubiese suspendido la venta de tiquetes; esto, argumentando que usualmente los tiquetes se adquieren con antelación.


En Antioquia, el Aeropuerto José María Córdova se convirtió en ruta alterna por lo que se generó congestión y retrasos en este terminal aéreo. Más de 400 personas resultaron afectadas y tres vuelos nacionales fueron cancelados. No obstante, hoy al mediodía ya empezaban a normalizarse las operaciones.


En Cúcuta, Cali, Bucaramanga y Cartagena siguen los traumatismos e incluso ya se empiezan a reprogramar viajes para los primeros días de la semana.


La queja más frecuente en todos los terminales aéreos fue la escasa respuesta de las aerolíneas.