Economía

“Egg and chicken will increase 5,5%”: poultry farmers
“Huevo y pollo subirían más de 5,5%”: avicultores
Autor: Alexander Barajas Maldonado
13 de Octubre de 2012


El cierre del reciente Congreso Nacional Avícola fue un picotazo en el ojo para los empresarios productores de pollo y huevo del país, reunidos con motivo de dicho certamen en Cali.

Foto: Cortesía 

Aspecto de la muestra comercial en el Congreso Nacional Avícola celebrado en Cali del 3 al 5 de octubre pasados. Colombia es el cuarto productor de pollo de Latinoamérica, con 1.7 millones de toneladas anuales. A diferencia del resto de la región, la industria avícola está muy atomizada y las empresas más grandes no superan el 12% del mercado nacional.
 Benjamín Ruiz

Si bien son de variado tenor los retos y amenazas que se ciñen sobre la actividad avícola en el país, de lejos y el que más preocupa en el inmediato plazo a sus empresarios es el contenido de la reforma tributaria que se radicará en el Congreso de la República por el Gobierno del presidente Santos.


Sin más rodeos, el pasado 5 de octubre, cuando se conoció el texto oficial de esta iniciativa legislativa, Andrés Fernando Moncada Zapata, presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) afirmó “que ese proyecto, de aprobarse como está, se convierte en la firma del acta de defunción del sector avícola”.


El meollo que justifica tan apocalíptica aseveración está en las curiosidades técnicas que anidan plácidamente en el régimen tributario colombiano. Por un lado, el pollo y el huevo, integrantes de la canasta familiar básica como proteínas animales de gran calidad y bajo costo, están exentos de IVA. Sin embargo, en la actualidad, los insumos para su producción tienen un IVA que dependiendo del bien varía del 16% al 10%.


De lejos, entre estos insumos, los que más pesan (75%) en la balanza de costos son los alimentos para las aves; el sector avícola colombiano mueve al año cerca de 10 millones de toneladas de maíz, fríjol, soya y sorgo, casi todo importado. Como dato pintoresco, estos mismos productos, si son destinados para consumo humano directo y no como insumo avícola, están exentos de IVA.


Ahora bien, como compensación por pagar IVA en los insumos y no cobrarlo en el producto terminado al consumidor (pollo y huevos están exentos), la Dian se comprometió a devolverles en su totalidad a los productores avícolas, lo que pagaron por ese IVA. Sobre el papel así deben funcionar las cosas; en la realidad, algunas regionales de la Dian están demorando estas devoluciones entre un año y año y medio, lo que ha venido castigando gravemente los balances de estas empresas.


De acuerdo con la presidenta saliente de la Junta Directiva de Fenavi, Adriana Pabón, “estas demoras nos obligan a recurrir al crédito para capital de trabajo o para cumplir obligaciones de flujo de caja. Creemos que hacia 2013, la demora en devoluciones de IVA que corresponden al sector avícola habrá superado los 100 mil millones de pesos”.


Pero este, aunque grave, es otro problema distinto al de ahora.


Las penurias de hoy


Ese particular manejo de los dineros del sector avícola y otros por parte de la DIAN, se “ha convertido en una injusta financiación de los empresarios del pollo y el huevo al Estado”, según el presidente del Congreso de la República, el senador valluno Roy Barreras, invitado a la instalación del Congreso Nacional Avícola el pasado 3 de octubre, quien se unió a la petición del gremio de darle categoría de no gravadas a las materias primas básicas (entiéndase granos para la alimentación de las aves), lo que eliminaría el pago del IVA y la posterior, dudosa y tortuosa devolución del mismo a estas compañías.


Volviendo al tema central, continuó explicando el presidente de Fenavi que “la reforma tributaria está hecha para confundir a los colombianos y nos afecta en gran medida. Por un lado, mantiene al huevo y al pollo en la categoría de exentos de IVA, al mismo tiempo que baja el IVA para nuestros insumos al 5%; lo que sobre el papel se ve como un avance, un incentivo, pero no lo es”. Para Andrés Moncada y los empresarios del sector, “el veneno está en que ya no nos van a devolver ese IVA del 5%, sino que lo van a cruzar con la renta anual de cada empresa”.


En este punto, los representantes gremiales se preguntan “¿cuál renta?”. Para la Superintendencia de Industria y Comercio, el margen de utilidad para el sector avícola es apenas de 1,8% en pollo y 3% en huevo, muy inferior al 5% del hipotético futuro IVA de las materias primas básicas. Además, el año pasado, la Superintendencia de Sociedades estableció que el avícola arrojó una pérdida global como sector de 6.469 millones de pesos.


“Con el proyecto del Gobierno el sector tendrá que pagar 371 mil millones de pesos al año por concepto de IVA a los granos, que no nos van a devolver y que van a cruzar con el impuesto de renta, que por nuestros márgenes actuales, eso se ve como una gran ilusión lejana a la realidad”, concluye el directivo avícola, quien agrega que “para hacer viable este negocio, deberemos trasladar la carga de este impuesto al consumidor final, por lo que tendremos –muy a nuestro pesar- que subir el precio final del huevo en un 5,5% y del pollo en 7,5%”.


Ante esta postura, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, manifestó este viernes en Medellín que “tanto el precio final del huevo como el del pollo, no se incrementará. Por el contrario con la propuesta de la reforma de disminuir la tarifa de IVA de los insumos al productor, el beneficio puede representar una disminución de los costos”.



Producción en Antioquia

En el departamento existen 235 granjas avícolas registradas, 90% de las cuales están certificadas en bioseguridad, es decir, sus procesos garantizan la inocuidad de sus productos para la salud humana. Del total de granjas, 104 corresponden a postura (producción de huevos), 111 a engorde (producción de pollo), 15 de levante y 5 reproductoras. Se produce principalmente para suplir en buena parte la demanda local, por lo cual en el contexto nacional Antioquia figura en cuarto lugar en producción de pollos de engorde con 51.7 millones de aves anuales, detrás de Cundinamarca, Santander y Valle. En cuanto a pollitas ponedoras, en 2011 se produjeron cerca de tres millones de ejemplares, cada uno de los cuales puso en promedio 343 huevos en sus 82 semanas de vida, arrojando más de 851 millones de huevos producidos.




La opinión del Gobierno

Frente a las objeciones del sector avícola, los representantes del Gobierno asistentes al congreso sectorial, encabezados por el Ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo, aseguraron que revisarán el tema tributario “para evitar castigar a este importante gremio”. Reconocieron las demoras en la devolución de IVA y las falencias en las tareas de control sanitario que registran ICA e INVIMA. Sobre esto último se anunció un incremento del 47% en el presupuesto del ICA para el año entrante. Respecto a la falta de infraestructura vial, también se informó de una partida de 650 mil millones de pesos para mejorar las redes terciarias del país, en tanto que sobre el contrabando de alimentos se aseguró que en el último año “se han cuadruplicado los decomisos”. El ministro Restrepo expresó que los avicultores pueden beneficiarse del no cobro de parafiscales que propone la reforma tributaria; de los $100 mi millones destinados a afrontar el Fenómeno del Niño del año entrante; y de líneas de crédito agropecuario y de programas de promoción del cultivo del maíz. Finalmente, el ministro comentó la gran oportunidad para el gremio que significan “los TLC de segunda generación, que este gobierno viene impulsando con países netamente compradores de alimentos como Corea del Sur, China, Japón e India”.