Economía

Preocupación por caída en industria
Autor: César Augusto Betancourt Restrepo
9 de Octubre de 2012


Contrabando normal y técnico, un incremento en las importaciones desde Asia y la caída en las ventas son factores que han sido determinantes en la caída de la industria manufacturera en el primer semestre del año.

Foto: Angela Patricia Zapata 

El sector Textil-Confecciones produce en hilanderos 13.000 puestos de trabajo, los tejedores producen 80.000 plazas laborales y en confecciones se producen 350.000 puestos, además hay una informalidad del 65 por ciento.

Como preocupados se han declarado diferentes líderes gremiales frente al rezago que tuvo el renglón de Industrias manufactureras de -0,6 según el último reporte del Dane sobre el crecimiento de la economía colombiana.


Pese a esto esperaban un resultado similar al registrado por el Dane  ya que “los crecimientos, ni de la industria ni del comercio, cuando tienen techos altos como los del año pasado, pueden continuar a perpetuidad o ser indefinidos, ese es un proceso lógico y normal” advirtió Sergio Ignacio Soto, director ejecutivo de Fenalco Antioquia.


Por su parte, Carlos Esteban Berrío, director ejecutivo de la Asociación de Industriales del Calzado y el Cuero y sus Manufacturas (Acicam), seccional Antioquia, manifestó que los puntos más sensibles para la disminución del sector, específicamente en cuero, son el alto incremento de las importaciones de Asia, especialmente China y la India.


Berrío señaló además que otro tema importante que ha sido decisivo para la caída de las industrias manufactureras ha sido el contrabando, en dos modalidades: normal y técnico, este último por la entrada de productos sin precios de referencia.


Por último explicó que se ha visto un descenso en las ventas internas, aunque es una situación muy “amarrada” a las importaciones y al contrabando.


Acciones y correctivos


Enrique Gómez, representante legal de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines, informó que ya se han reunido con el Gobierno para disponer de una mesa de concertación para que este tome medidas al respecto y redireccionar el sector.


Según Gómez, se van a tomar unas medidas de choque en conjunto con el Ministerio de Trabajo con la Ley 1429 y otras medidas reglamentarias para dinamizar también el sector confección, que está convirtiéndose en un sector informal para nuevamente reactivarlo.


Indicó además que “para fin de año debe haber un reporte muy interesante del sector con las medidas que han sido concertadas con el Gobierno y están en la mesa de negociación Gobierno-Sector Privado para mirar cuáles son las mejores decisiones que hay que tomar”.


De otro lado, Carlos Esteban Berrío indicó que de parte del gremio del cuero, solicitan políticas industriales específicas para fortalecer el sector.


Desde Fenalco y la Cámara Colombiana de la Confección y Afines, se mostraron optimistas frente al segundo semestre del año, en el que auguran un crecimiento en el renglón de industrias manufactureras, en parte por la época decembrina. Sin embargo, Berrío explicó que si no hay correctivos sobre las importaciones y el contrabando no espera un repunte en este sector de la economía.



Problemas en textiles

Enrique Gómez, representante legal de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines menciona que uno de los principales problemas por los que atraviesa la industria textilera es la usurpación a la propiedad intelectual.


“En Oriente, los chinos se dedicaron fue a copiar al igual que Avon, Éxito y muchas otras marcas vienen a copiar lo que se produce en Colombia, que es nuestro valor agregado” dijo el líder gremial.


De igual forma Gómez advierte que la industria textilera está trabajando de la mano del Gobierno para buscar unas reglas de juego más justas.


Otros problemas que menciona Gómez son la pérdida de empleo y competitividad en el sector, especialmente cuando los empresarios dejan de ser “productores y se convierten en importadores”.