Mundo deportivo

Manuela drives her life with courage
Manuela maneja su vida con valentía
Autor: Jheyner Durango Hurtado
3 de Octubre de 2012


“Mi perfume favorito tiene la siguiente receta: gasolina, aceite y champaña, porque es lo que tomamos en el podio”, así expresó ayer la piloto Manuela Vásquez, quien estuvo de descanso en Medellín antes de encarar una válida más de la Clio Cup España


Dos mujeres más compiten en la actualidad en la Clio Cup España. Manuela Vásquez (foto) es segunda en la clasificación de las damas con sus 60 puntos. Adelante está la española Marta Suria con 70, y en la tercera plaza se encuentra la también ibérica Raquel Morena con 16 unidades.

El escritor británico Robert Bolt dijo alguna vez que “una creencia no es solamente una idea que la mente posee, sino una idea que posee a la mente”, y la mente de Manuela Vásquez estaba poseída por un sueño, el cual alcanzó luego de romper las barreras de la tradición y los miedos al fracaso, esos, que según ella, “son los que impiden que el ser humano alcance las metas propuestas”.


Antes de cumplir 23 años de edad, Manuela tenía lo que muchas mujeres quisieran tener: novio serio, buena familia, amistades sinceras, carrera universitaria, opciones de empleo, además de un lindo rostro; sin embargo, ella sentía un vacío.


“Mi corazón me decía que me faltaba algo, que debía luchar por lo que siempre había querido de niña, que era ser piloto de automovilismo. Pero el qué dirán y el darse uno mismo duro mentalmente no me dejaban tener tranquilidad. Pero la calma llegó cuando di el primer paso al cambio, cuando quise luchar por lo que deseaba, y ahora puedo decir que tengo la calma que buscaba, y que soy una persona completamente feliz”, así se expresó la antioqueña que compite en la presente temporada en la Clio Cup España, campeonato en el que participan 38 deportistas, 35 de ellos hombres.


“Fue un momento mágico comenzar en el automovilismo, porque además de ser mujer en un deporte que muchos creen que es para hombres, ya tenía bastante edad. Llegué a este mundo buscando información en las páginas amarillas, porque la verdad no conocía a nadie. Mi padre (Juan Manuel) es médico y mi madre (Chiquinquirá Blandón) es sicóloga, y la gran mayoría de pilotos que nacen en este medio es porque tienen descendencia en el ambiente de los motores, pero yo no”, contó Manuela al describir sus inicios en esta disciplina y recordando que de niña no jugaba con muñecas sino con carros de rodillos. Y agregó que “sin importar esto, me las arreglé y llegué al lugar donde nací para este ejercicio, el desaparecido kartódromo Roberto José Guerrero. Allí aprendí muchas técnicas luego de dos años y medio de prácticas. En 2009 fui subcampeona nacional, además representé a Colombia en dos campeonatos de karts en Italia, país donde me vieron correr y me contactaron para que pasara de kart a carros en la Clio Cup, lo cual se me dio al año siguiente”.


Su debut en Europa


No fue su belleza física sino el talento lo que ha permitido que Manuela gane respeto entre sus demás rivales en las competencias que ha encarado en Europa. “Fue duro al comienzo. Cuando llegas a un equipo nuevo y lleno de hombres muy pocos creen en uno, es más, se pasa desapercibido. Pero como hay ganas de triunfo, empiezas a demostrar con trabajo, esfuerzo y resultados que sí se puede correr contra ellos, por lo que se borra ese esquema social, se transforma el pensamiento y empiezan a creer en uno, eso es algo muy bonito”, dijo Manuela, quien en el 2010 debutó en la Clio Cup Italia, en la que corrió ocho carreras de doce en disputa con el equipo Monolite Racing.


Al año siguiente pasó a la escuadra Rangoni Motor Sport, en la que salió campeón su compañero de equipo, el español Óscar Nogues, quien actualmente es el líder de la Clio Cup España, competencia en la que Vásquez se ubica en la general en el puesto quince, con un total de 60 puntos.


“Fue un gran desafío correr contra hombres, pero por fortuna he tenido la capacidad de estar a la altura de ellos. Los hombres también demuestran que pueden estar a la par de nosotras, ya es normal verlos trabajar como enfermeros. Entonces es lindo contribuir a un mundo que está cambiando”, dijo la deportista, que tiene tatuadas en su muñeca de la mano derecha unas letras en inglés que dicen “Believe”, que traduce en español “Creer”.


“Hay un momento en la vida en el que hay que elegir en seguir un esquema social que te rige o dejar guiarte por el corazón, yo me fui por el corazón, en creer que sí es posible alcanzar todo lo que se anhela y sin temor a caer”, dijo la antioqueña, quien tiene como objetivo primordial llegar al Campeonato Alemán de Turismo, el mayor en importancia en todo el mundo, y en el cual no ha estado ninguna piloto latina. “Lo importante es mantener el carisma y demostrar que en la vida todo es posible a pesar de las adversidades”, concluyó Manuela.



“Falta más apoyo”


Manuela Vásquez sostuvo ayer que Colombia tiene una gran camada de pilotos para dejar, a futuro, huella en el automovilismo mundial, pero indicó que en el país hacen falta más escenarios deportivos para la práctica de este deporte: "Si tuviéramos más lugares nuestros representantes saldrían al exterior mejor formados y más preparados para encarar sus competencias. A la vez no se gastaría tanto dinero porque salir requiere de muchísimos gastos", dijo Manuela, quien agregó: "Hay pilotos que vienen ganando fuerza y que tienen condiciones para llegar a la Fórmula Uno como Óscar Tunjo, Carlos Huertas, entre otros, pero falta más apoyo de los entes gubernamentales y la empresa privada para que todos tengan un mejor rendimiento en sus campeonatos".