Economía

Did Chávez waste the oil bonanza?
¿Desperdició Chávez la bonanza petrolera?
1 de Octubre de 2012


Casi 14 años después de que Hugo Chávez asumió la Presidencia, y a pesar de la bonanza petrolera más grande de la historia de Venezuela, no hay muchos indicios aparentes en las calles de la llegada de tantos petrodólares.

Foto: AP 

Algunos venezolanos opinan que Chávez destina el dinero a sus partidarios e ignora problemas graves como la creciente tasa de asesinatos, la inflación, una infraestructura deficiente y malos servicios públicos.

AP


El petróleo ha derivado en notorios proyectos de construcción en el Medio Oriente, incluido el edificio más alto del mundo en Dubai y planes para construir sucursales de los museos del Louvre y Guggenheim en Abu Dhabi, pero no ha generado cambios similares en Venezuela, que tiene las reservas comprobadas de petróleo más grandes del mundo.


Un notorio ejemplo son los cerros de Caracas repletos de barrios pobres donde abundan las calles llenas de huecos y de basura con lámparas rotas. Allí, donde la principal vía fluvial, el contaminado río Guaire, sirve de desagüe y nadie osa bañarse en él.


A pesar de lo anterior, no hay dudas de que Venezuela cambió durante la gestión de Chávez. El presidente usó la riqueza petrolera para atraer adeptos mediante almacenes estatales y otros programas sociales. Al haber más dinero circulando en la economía, los ingresos han subido y la cantidad de gente pobre disminuyó, según las cifras oficiales.


El desempleo bajó del 13 % en 1999 al 8 % actual y el país escaló varios peldaños en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, que mide una serie de indicadores que van desde el nivel de vida hasta las expectativas de la misma.


“Nosotros estamos aplicando un programa exitoso en lo político, en lo social, y en lo económico”, dijo Chávez en una conferencia de prensa. “Con fallas, claro, pero es exitoso. Estamos construyendo las bases de un proyecto histórico en el cual se nos irá toda la vida”.


Sin embargo, algunos expertos opinan que Chávez pudo haber hecho mucho más para mejorar la infraestructura del país, impulsar la economía e invertir en la propia industria petrolera que mantiene al país a flote.


“Es claro que Venezuela ha desperdiciado el windfall (la ganancia inesperada)”, dijo Francisco Monaldi, economista y director del Centro Internacional de Energía y Ambiente, en el Instituto de Estudios Superiores de Administración en Caracas. “Se debió haber tenido un crecimiento económico muchísimo mayor, una reducción de la pobreza muchísimo mayor, si lo comparas con otros países que han tenido el mismo windfall, como los petroleros”.


En ese sentido, entre 1999 y 2011, Venezuela tuvo un crecimiento anual promedio del 2,8 % de su PIB, de acuerdo con las cifras del Fondo Monetario Internacional. Desde esa perspectiva, todos los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, con excepción de Libia, tuvieron crecimientos superiores, incluyendo a Irak, que registró un crecimiento mayor a pesar de haber sido sacudida por una ocupación internacional.


Oro negro, pero no para todos


Cuando una poderosa explosión mató a 42 personas en la refinería petrolera Amuay en agosto, varios expertos atribuyeron el peor desastre jamás registrado en una refinería venezolana al deficiente mantenimiento.


El aumento de la pobreza, acompañado por el empeoramiento de la infraestructura, refleja lo que los detractores de Chávez describen como su incapacidad para hacer frente a las causas de muchos de los males del país. Ellos afirman que “algunos programas del Gobierno pueden ayudar a los pobres en algo” pero al mismo tiempo dicen que Chávez “ha ignorado remedios básicos para modernizar la nación”.


Durante su campaña, el candidato opositor a la Presidencia, Henrique Capriles, ha dicho que hay que hacer más para mejorar las fuerzas policiales, construir redes de agua potable e invertir en la industria petrolera en lugar de “dilapidar la riqueza petrolera ofreciendo combustible bajo acuerdos preferenciales a aliados como Cuba y Nicaragua”.


Chávez se justifica diciendo que se han invertido miles de millones de dólares en el mantenimiento de refinerías, que se está creando una nueva Policía nacional y se están haciendo cambios revolucionarios para “humanizar” un sistema penal que no da abasto.


Sin embargo, incluso en sectores en los que Chávez invirtió dinero, los resultados no son tan alentadores.


Por ejemplo, el mandatario dice que revolucionó el sistema de salud abriendo clínicas que no cobran, atendidas por médicos cubanos, en los barrios pobres de todo el país. Pero se desatendieron los hospitales, al punto de que cifras indican que la cantidad de camas bajó de 28.000 en el 2000 a 22.000 en el 2010.


A pesar del dinero invertido en la salud, la situación empeoró por “la ineficiencia, ineficacia e incapacidad”, sostuvo Carlos Walter, exministro de Salud y director del Centro de Estudios del Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela.


Por otro lado, en su manejo de la economía, Chávez le ha dado un papel prominente al Estado y ha expropiado empresas. Los economistas dicen que esto afectó las inversiones.


Por su parte, Margarita López, investigadora de historia en la Universidad Central de Venezuela, concluyó diciendo que “a largo plazo vamos a una situación de pobreza. Si la renta petrolera comienza a agotarse, los precios bajan demasiado. Aquí no hay un aparato productivo que nos pueda alimentar”.



¿A dónde fue el dinero?

Los programas gubernamentales para los pobres hicieron que el ministro del Petróleo, Rafael Ramírez, comentase recientemente: “Este país era uno antes del Gobierno del presidente Chávez y otro después”. Se refería a los más de 300.000 millones de dólares que el Gobierno dice que ha invertido durante el mandato de Chávez en el “desarrollo social”, incluida la educación y la salud. Eso fue posible por el aumento de los precios del petróleo, que generaron ingresos totales del orden de los 981.000 millones de dólares para la empresa estatal Petróleos de Venezuela entre 1999 y el 2011. Los aportes de la empresa petrolera al Gobierno se triplicaron en los últimos ocho años y pasaron de los 16.500 millones de dólares en el 2004 a los 58.600 millones el año pasado. Pero no todo ese dinero va a programas sociales. Chávez invirtió miles de millones de dólares en el aparato militar, comprando aviones de combate, helicópteros y rifles a Rusia. Uno de los principales gastos, no obstante, ha sido el mantenimiento de una creciente burocracia estatal. La cantidad de empleados públicos aumentó notablemente durante la gestión de Chávez, de 1,3 millones a 2,4 millones. Y Chávez ha dicho que si es reelegido, “eso va a seguir subiendo”.




Los fondos del Gobierno Chávez

El presidente Hugo Chávez ha creado en los últimos años una serie de fondos estatales de inversión opacos y poco regulados que ponen bajo su control buena parte de los ingresos petroleros del país. Algunos de los fondos creados por Chávez en sus 14 años de gobierno no poseen sitio web ni detalles sobre sus movimientos. A continuación algunos de ellos.


- Fondo de Eficiencia Socialista. Se alimenta de los dividendos de las empresas nacionalizadas, como la firma de telecomunicaciones Cantv, el Banco de Venezuela y la Electricidad de Caracas, así como de otras compañías más pequeñas creadas recientemente por Chávez.


-Fondos con Libia, Siria y Bielorrusia. Chávez ha creado una serie de fondos con varias naciones aliadas cuyas operaciones son difíciles de seguir. En el 2010, el mandatario fundó con el fallecido líder libio Muammar Gaddafi un fondo de US$1.000 millones, que luego fue aprobado por la Asamblea Nacional. Cada nación colocaría US$500 millones, pero tras la muerte de Gaddafi en el 2011, se desconoce si finalmente se activó el mecanismo.


- Fondo Conjunto Chino Venezolano. Es un mecanismo binacional para el financiamiento de proyectos en Venezuela formado por aportes del Banco de Desarrollo Chino (CDB) y del Fondo Nacional de Desarrollo (Fonden).