Columnistas

De abuelos y nietos
Autor: Jaime Greiffestein
1 de Octubre de 2012


*Le preguntaron a una niña dónde vivía su abuela y respondió: “En el aeropuerto: cuando queremos verla vamos por ella allá, y después de la visita la llevamos de nuevo al aeropuerto”.

Los nietos son uno de los placeres sólidos de la vejez y por eso los abuelos gozamos tanto con sus chispazos de originalidad y lógica:


*Una abuela se maquillaba bajo la mirada escrutadora de su pequeña nieta, y después de aplicarse el lápiz labial se disponía a salir cuando la pequeña le llamó la atención: “Abuela, te olvidaste darle el beso a la servilleta”.


*Un nieto le preguntó a su abuelo cuántos años tenía; este en broma le respondió que no sabía, y el chico le dio la solución: “Fíjate en los pantalones y allí está tu edad: en los míos dice de cuatro a seis años”.


*Un abuelo llama por teléfono para saludar a su nieta y le pregunta: “¿Qué estás haciendo?” y la respuesta fue contundente: “Pues hablando contigo”.


*Una abuela quiso saber si su nieta conocía los colores y estuvo un rato preguntándole de qué color eran diversos objetos de la cocina hasta que la niña cansada le dijo: “Abuela, yo creo que tú puedes conocer los colores por ti misma”.


*Un niño está tecleando en el computador del abuelo, quien le pregunta: “¿Qué estás escribiendo?” El nieto responde: “Escribo un cuento”. El abuelo, intrigado, pregunta: “¿De qué se trata?” Y el chico le explica: “No lo sé porque todavía no he aprendido a leer”.


*Una nieta visitaba al abuelo y de repente le dice: “¿Sabes en qué te pareces a Dios?” El abuelo, intrigado, le responde: “No lo sé”. La chica aclara: “En que ambos son viejos”.


*Le preguntaron a una niña dónde vivía su abuela y respondió: “En el aeropuerto: cuando queremos verla vamos por ella allá, y después de la visita la llevamos de nuevo al aeropuerto”.


*Un abuelo llama por teléfono y el nieto contesta. Pregunta en broma el abuelo: “¿Sabes quién soy yo?” Y el niño corre, gritando: “¡Mamá, el abuelo está al teléfono y no sabe quién es!”.