Nacional

Gobierno reclamará tierras apropiadas por las Farc
29 de Septiembre de 2012


La acción judicial será presentada ante jueces agrarios en Ibagué agregó el ministerio.


AP


Tras demandar ante jueces agrarios la propiedad de una finca de jefes paramilitares, el presidente Juan Manuel Santos reveló hoy que ahora el gobierno reclamará de la misma forma terrenos que debieron abandonar los campesinos antes presiones de las Farc.


Santos también ofreció recompensas de 2,5 millones de pesos (unos 1.300 dólares) para toda persona que brinde datos concretos que lleven a la captura de aquellos que amenazan o le ofrezcan a los reclamantes de tierras dinero a cambio de que renuncien a sus aspiraciones.


"El gobierno tiene muy claro: la ley se aplica para todo el mundo. Esto es una ley que vamos a aplicar para las Farc, para los paramilitares y para todos aquellos que se han hecho a tierra de forma ilegal", dijo Santos al anunciar la demanda en un acto desde Medellín.


La demanda será presentada por el Ministerio de Agricultura, que indicó en un comunicado que se trata de lotes abandonados por su dueños por presiones de la guerrilla de las Farc en la localidad de Ataco, en el departamento de Tolima. La acción judicial será presentada ante jueces agrarios en Ibagué agregó el ministerio.


Se trata de lotes para al menos 20 familias, dijo en diálogo telefónico Ricardo Sabogal, director de la Unidad de Restitución de Tierras, adscrita al ministerio, pero que carecía de inmediato del número exacto de hectáreas reclamadas y desde cuándo fueron abandonadas.


El pasado 27 de septiembre el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, demandó ante jueces agrarios la propiedad de una extensa finca del noroeste colombiano que perteneció a los jefes paramilitares Carlos y Vicente Castaño. La demanda es por la restitución a sus legítimos dueños de la finca Santa Paula, de 1.195 hectáreas, y ubicada en zona rural de Montería, en el departamento de Córdoba, según el ministerio. Una vez falle la justicia, la hacienda será entregada a 32 familias.


Santos reveló que tras presentarse la demanda en Montería, desconocidos se acercaron a algunos reclamantes de la finca para ofrecerles al menos 2 millones de pesos (unos 1.100 dólares) a cambio de que dejaran de lado su acción. Esos desconocidos "muy sutilmente se acercaban y les ofrecían que firmaran un papel, que les daban 2 millones de pesos, pero al mismo tiempo como que les decían que sino firmaban podía tener consecuencias", narró el mandatario.


Los hermanos Fidel, Vicente y Carlos Castaño encabezaron las llamadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) o el paraguas que agrupó a los distintos grupos paramilitares, a quienes se acusa aquí de decenas de matanzas. Carlos, el menor, según la Fiscalía General, fue asesinado en abril del 2004 a manos de los propios paramilitares y su cadáver fue encontrado por agentes de la Fiscalía en una fosa común del noroeste del país. Sin embargo, se desconoce la suerte exacta corrida por Fidel y Vicente, que se presume también murieron.


La propiedad de la tierra ha sido descrita comúnmente como una de las raíces del conflicto armado interno en este país de 114 millones de hectáreas, de las cuales grupos no gubernamentales y funcionarios afirman que al menos dos millones le fueron quitadas a los campesinos por grupos armados ilegales, cuatro millones fueron abandonadas por sus propietarios por temor al accionar de esos grupos y entre 400.000 y 500.000 le fueron robadas al Estado en procesos fraudulentos en notarías y registros.