Moda

At hand
A la mano
Autor: Carmen Vásquez
26 de Septiembre de 2012


La cartera no es un accesorio inventado ahora. La cartera, el bolso, la mochila, fue una necesidad que hace miles de años se inventó el hombre para poder llevar sus “cosas necesarias”. La cartera no tiene sexo, no es solo para las mujeres.

La cartera no es un accesorio inventado ahora. La cartera, el bolso, la mochila, fue una necesidad que hace miles de años se inventó el hombre para poder llevar sus “cosas necesarias”. La cartera no tiene sexo, no es solo para las mujeres. La cartera, la bolsa o la mochila es una necesidad masculina y femenina, de aquellos tiempos y de estos también.


Las pieles de los animales fueron los primeros elementos para armar una cartera y luego las telas burdas. De aquellos tiempos al siglo de hoy, la imaginación del hombre y de los diseñadores ha volado a infinitas demostraciones de color, formas, materiales. Las marcas de respeto que exhiben las vitrinas de las famosas tiendas parisinas, inglesas y neoyorkinas, son de elevadísimos precios que pasan de los dos y tres mil euros, en el mundo del lujo. Verdaderas piezas de la marroquinería y la elegancia.


Con la vuelta a lo femenino, lo fino, lo delicado, lo glamoroso, las carteras que vimos que se llevaban a la mano en las últimas pasarelas que mostraron las colecciones para la primavera-verano del próximo año, se vio el sobre en diferentes tamaños; la combinación de más de dos colores; la armonía con los zapatos; el tamaño dependiendo de la ocasión; adornos de piedra, taches y placas metálicas. Los pelos largos de las pieles finas.


Tenemos que aprender a querer nuestras carteras. No llenarlas a reventar, no poner dentro de ellas líquidos, esmaltes o alimentos que las puedan manchar.


No limpiarlas con detergentes que le quiten el color. Y lo más importante... saber llevarlas con elegancia en las manos. No colgarlas de un hombro como un saco de papas. Las carteras generan pasión, famosas estrellas del cine y de la moda coleccionan carteras.


Esta es una página para llevar en la cartera.