Mundo deportivo

“We never lost faith”
“Nunca perdimos la fe”
Autor: Jheyner Durango Hurtado
22 de Septiembre de 2012


Después de las 8:00 de la noche está pactada la gran final de la VIII versión del Panamericano, la cual se disputará en el estadio de Sóftbol Oswaldo Osorio.


Después de celebrar, los jugadores del combinado patrio actuarán por sus regiones en los Nacionales, que tendrán la competición de sóftbol en Montería del 4 al 11 de noviembre. Luego se reunirán el 10 de enero, fecha en la que se concentrará la Preselección Colombia en Cartagena para empezar los trabajos previos al Mundial.

Cortesía Gustavo Calume

“Nadie creía en nosotros, sin embargo, y pese a las limitaciones y al poco apoyo que nos brindaron, hallamos el camino para salir de la adversidad. Lo que logramos es el premio al sacrificio, al esfuerzo y al trabajo de largas jornadas preparándonos para este duro reto, en el queríamos que Colombia ganara respeto ante los demás rivales y por fortuna lo conseguimos”, de manera orgullosa se expresó David Sánchez, el técnico de la Selección Colombia de Sóftbol, que el pasado jueves en la noche hizo historia al clasificarse al Mundial de la especialidad que se desarrollará entre el 1º y el 10 de marzo próximo en Nueva Zelanda.


Esta hazaña, que consigue por primera vez un combinado patrio, se logró durante el Panamericano de Sóftbol que llegará hoy a su final en la ciudad de Medellín. “No tuvimos las herramientas necesarias para la preparación, pero los 17 muchachos que representaron a Colombia demostraron pundonor, disciplina y responsabilidad para darle una nueva alegría al país por medio del deporte”, prosiguió Sánchez.


Para obtener el cupo a la cita orbital, al elenco cafetero solo le servía ganar sus dos últimos encuentros ante Bahamas y República Dominicana, objetivo que se cumplió de forma heroica.


Ante el primero se impuso 4-3 gracias a las carreras de los peloteros Luis Altamar, Yesid Pérez, Lewis Lugo y Luis Mercado.


Mientras que contra Dominicana la tensión fue más fuerte, debido a que el equipo centroamericano llegaba también con la opción de clasificar al Mundial. No obstante, los anfitriones estuvieron más inspirados y con anotaciones de Jamir Iriarte, Lewis Lugo, Marwin Marín y Luis Mercado se impusieron finalmente 4-2 para que la alegría se desbordara.


“Sabemos que no somos los más fuertes en el área panamericana, pero nunca perdimos la fe porque teníamos plena confianza en el potencial de nuestros jugadores. Los partidos de preparación que tuvimos antes de este certamen frente a Argentina y Canadá nos ayudaron a corregir muchos errores y adquirir más confianza dentro del campo deportivo, lo cual se evidenció en los dos últimos compromisos, en los que los muchachos estuvieron concentrados, tuvieron calma y controlaron la presión para salir adelante”, dijo Sánchez, quien ahora presentará un completo plan de preparación a la Federación Colombia de Sóftbol, al Comité Olímpico Colombiano y a Coldeportes para que aporten su grano de arena y así el equipo patrio pueda llegar a Nueva Zelanda en buena forma física, táctica y competitiva.


“Celebramos con dignidad y con los pies en la tierra. Si bien logramos algo para la historia, ahora hay que trabajar más para seguir dejando huella”, dijo el estratega, quien recordó cada una de las medallas que se adjudicaron los colombianos en los anteriores Juegos Olímpicos en Londres. “Esas gratas presentaciones fueron un ejemplo y espejo para nuestro equipo. Esos logros fueron la motivación para creer que cuando hay talento y ganas todo es posible de conseguir en la vida”.