Política

Secretario rojo
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
21 de Septiembre de 2012


El jefe nacional del Partido Liberal, Simón Gaviria, produjo tres novedades en su equipo de colaboradores en la DNL.

Secretario rojo


El jefe nacional del Partido Liberal, Simón Gaviria, produjo tres novedades en su equipo de colaboradores en la DNL. Es así como acabó con la interinidad que había en la Secretaría General del Partido y en ese cargo nombró al abogado de la Universidad del Rosario, Héctor Olimpo Espinosa, especialista en gerencia pública y en derecho administrativo. Fue  asesor del gobernador de Sucre, alcalde municipal de Sincé, Sucre, con una labor destacada en lo administrativo, financiero y de inversión, que le mereció el reconocimiento por parte del Observatorio del Caribe colombiano y la Federación Colombiana de Municipios por el proyecto Sincé Digital como modelo en implementación de Tics. Fue dos veces parlamentario juvenil liberal, entre otras dignidades. Entre sus objetivos están el buscar convenios con el Pnud, la Federación Colombiana de Municipios y la Federación Colombiana de Departamentos para acompañar la gestión de los gobernantes regionales que pertenecen a la colectividad. Y también ayudará en el proceso de reagrupación del Partido Liberal, así como en la campaña masiva de carnetización a nivel nacional de todos sus miembros.


Los otros dos


También Simón Gaviria creó la Alta Consejería para Asuntos Étnicos y allí designó a la licenciada en filosofía, pensamiento político y económico de la Universidad Santo Tomás, además de dirigente deportiva, Aura Vanessa Aguilar Moreno. Su propósito será acercar al Partido Liberal a las poblaciones vulnerables de Colombia, a través de los ideales que a través de los años ha defendido la colectividad, como son la equidad de género y la defensa de los derechos fundamentales. Y como alta consejera de Atención a las Víctimas del Conflicto fue nombrada Laura Gil, politóloga e internacionalista, y una de sus primeras acciones será la de ejercer la secretaría técnica de la alianza por las víctimas “¿Y yo en qué puedo ayudar?”, de la cual hace parte el Partido Liberal. Liderará la creación de la bancada de víctimas del conflicto desde el Congreso de la República, para hacer seguimiento al cumplimiento a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, bandera liberal.


Fallo de tutela


Mediante fallo número 140 del 11 de septiembre, la juez Quinta Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Medellín, en trámite de tutela instaurada el pasado 30 de agosto por parte del concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos en contra de la Personería de Medellín, con ocasión de la expedición del auto de archivo de investigación disciplinaria en el proceso a través del cual se investigó la existencia de una presunta red de pornografía al interior del ITM, decidió denegar la acción formulada por considerarla improcedente, argumentando además que la información entregada por el corporado a la Personería de Medellín en el proceso referido, lo hizo en calidad de servidor público, por lo que no es parte en el proceso disciplinario, lo que lo convierte en informante y no en quejoso. Por tanto no tiene facultad para interponer recurso alguno frente a la decisión de archivo en el proceso disciplinario adelantado por la Personería.


De Óscar Marín


El representante a la Cámara del Partido Liberal, Óscar de Jesús Marín, calificó como nefasto para las víctimas de los ataques con ácido que el proyecto que busca aumentar las penas para los agresores con estos productos no sea aprobado debido al hacinamiento carcelario que se presenta en el país. El congresista señaló que la superpoblación carcelaria no es excusa para que este tipo de ataques queden en la impunidad, por lo que le pidió a la Comisión Primera del Senado que apruebe esta iniciativa de su autoría, que busca castigar a los responsables de ataques con ácido con penas que no permitan su excarcelación. “Hay unos argumentos que yo no puedo compartir. Algunos senadores me dicen que no están de acuerdo con el proyecto porque hay mucho hacinamiento en las cárceles. Ese es un muy, pero muy nefasto mensaje para las víctimas. Cómo le vamos a decir a quien ha sufrido este delito atroz que hay que dejar a los victimarios por fuera porque no hay dónde meterlos”, indicó el parlamentario.



Código electoral, en la agenda


En el campo político el proyecto de dotar al país de un completo código electoral es la novedad más importante que contiene el paquete de quince proyectos de ley, que el Ejecutivo y el Legislativo pactaron priorizar en los casi tres meses de sesiones que restan para concluir el primer periodo de sesiones regulares de la actual legislatura congresional, que concluye el 16 de diciembre.


Como ya lo habíamos anticipado en Panorama Político, el Gobierno Nacional, por medio del Ministerio del Interior, intentará nuevamente en Senado y Cámara poner a consideración un texto de estatuto electoral, que data de 1986 y cuya renovación no ha tenido éxito en lo que va del siglo XXI, pues iniciativas similares se han frustrado tanto por intereses congresionales, gubernamentales como partidistas.


Ahora se anuncia una iniciativa de ley estatutaria de más de 150 artículos que defenderá el ministro del Interior, Fernando Carrillo y el viceministro del ramo, el antioqueño Juan Camilo Restrepo Gómez, quienes aspiran que al menos logre sus dos primeros debates antes de diciembre y los dos restantes el año próximo, en el segundo periodo de la actual legislatura 2012-2013.


Restrepo Gómez informó que la idea con este proyecto es cogerlo por los cachos y para ello realizarán foros regionales, se convocarán a exmagistrados del CNE, a la academia y a los políticos para madurar la propuesta legal y evitar, como ya ha ocurrido en los doce años anteriores, que vuelva a hundirse.


El otro proyecto de la cartera política es la reglamentación de las consultas previas, que es una figura que empleará el Estado, por orden de fallos de la Corte Constitucional, para consultar previamente a las comunidades afro, indígenas y otras minorías sobre el impacto de una ley o de un proyecto productivo.


De otro lado, se suscitaron diversas reacciones en torno a la lista de los quince proyectos de la agenda legislativa que se acordó darle primacía.


El pasado 20 de julio, con la instalación del Congreso, y en medio de la desconfianza entre congresistas y el Gobierno tras el escándalo nacional en que se desplomó la reforma a la Justicia, se anunciaron unos cuarenta proyectos nuevos para ser tramitados. Pero tras dos meses de sesiones ninguna de esas iniciativas se radicó y muy poco se ha avanzado en las que vienen pendientes de pasadas legislativas.


Opiniones sobre que ya es muy tarde para tramitar esos quince proyectos, que se trata de una agenda muy pesada, que no serán aprobados a pupitrazos, que faltaron iniciativas más necesarias, que el acuerdo con los partidos de la unidad nacional permitirá aprobar la mayoría de esas iniciativas, se han escuchado desde la vespertina del pasado miércoles cuando se presentó el nuevo paquete legislativo.


Entre ellas figuran las muy polémicas reformas pensional y tributaria, de las cuales se viene hablando durante todo este año, y que seguramente suscitarán mucho debate, lo que no garantiza su aprobación final. El Congreso está dividido en los pro y contra sobre estos temas y el Gobierno necesitará de mucho coqueteo y de poder de convencimiento para sacarlas adelante.