Economía

Microcredits that reduce poverty
MICROCRÉDITOS que disminuyen la pobreza
Autor: Ana María Mejía Angel
18 de Septiembre de 2012


El microcrédito en Colombia presentó un crecimiento del 24 % en el último año y llegó a 8,3 billones de pesos colocados, según Asomicrofinanzas. Esto indica que la brecha de la pobreza se cierra, pues cada vez menos personas usan los “gota a gota”.

Considerado como un instrumento de gran importancia para el crecimiento económico del país, el microcrédito ha venido ganando terreno frente a los créditos informales, pero según Asomicrofinanzas, todavía queda un largo camino por recorrer, pues solo hay dos millones de personas con acceso a microcrédito, “pero el potencial es de diez millones”.


Así lo aseguró la presidente del gremio microfinanciero, María Clara Hoyos, en la instalación del tercer Congreso Nacional de Microfinanzas, que se realiza en Plaza Mayor y añadió que es este tipo de crédito el que “impulsa las empresas, las cuales son las que debemos apoyar, pues son aquellas las que generan empleos”, indicó.


Pero la dirigente afirmó que la manera de lograr ese impulso es a través de modificaciones en el marco regulatorio del Gobierno, que posibiliten a más entidades a manejar el microcrédito para incluir a mayor población en situación de pobreza, pues “hay normas que no permiten girar esos recursos a través de muchas entidades”, como los programas de Familias en Acción o Mujeres Ahorradoras.


Por otro lado, Hoyos manifestó preocupación por el Reporte de Competitividad Global del Foro Económico Mundial (FEM), pues “Colombia ocupa el lugar 67 de 144 países evaluados en relación con el desarrollo del mercado financiero” y señaló que el acceso a servicios financieros es el aspecto más desfavorable, con una calificación de 3,9 sobre 7, “quedando muy por debajo de países como Chile, Panamá, Brasil, México y Perú”, explicó la dirigente.


Estímulo a las cuentas de ahorro


El primer paso para lograr una verdadera inclusión financiera, es la creación y uso de las cuentas de ahorro, de acuerdo con Carlos Moya, director de la Banca de las Oportunidades, quien resaltó que Colombia está mejor de lo que revela el informe del FEM.


Según las cifras de la Banca, desde que inició el programa en 2006, se han desembolsado diez millones de microcréditos por 30 billones de pesos y han permitido que tres millones de microempresarios accedan a este tipo de cartera por primera vez. “Igual cuando uno mira el acceso al ahorro, hay un crecimiento del 54 % en cinco años y medio, en la creación de cuentas de este tipo”, explicó Moya.


Así las cosas, Colombia tiene aproximadamente “una cuenta y media, por habitante”. De acuerdo con los datos de la Banca, el 93,2 % de dichas cuentas está en el sector bancario, mientras que el 4,5 % está en cooperativas financieras. Esto revela que los colombianos tienen más posibilidad de acceso al sistema financiero, pues después del ahorro “el siguiente paso es tener microcrédito”, aseguró María Clara Hoyos.



Aspectos por mejorar


Según BanRep y el Dane, en Colombia hay 1.253.000 microestablecimientos activos. Este potencial para Asomicrofinanzas requiere una mayor atención por parte del Gobierno Nacional para el desarrollo de las microfinanzas, en tres aspectos.


-Falta de un marco regulatorio para su supervisión, pues el modelo microfinanciero tiene características propias, incluyendo criterios de clasificación y documentación, por lo cual hace falta una Unidad especializada en la Superfinanciera.


-Construcción de historiales de microcrédito, garantizando un reporte real por parte de todas las entidades financieras. Para esto es necesario un formato estándar obligatorio para todas las entidades microcrediticias.


-Tasas de interés adaptables a la oferta y demanda. En países avanzados en microfinanzas, se permite la regulación de las tasas de interés como consecuencia de la relación entre la oferta y la demanda.