Editorial

La modernizaci髇 de Medell韓
13 de Septiembre de 2012


Medell韓 marca pauta en la combinaci髇 de estrategias que todav韆 no se ensayan en el pa韘 y que pueden incidir positivamente en la eficiencia, la econom韆 y la mejor calidad de vida de los servidores p鷅licos.

Dijo alguna vez el célebre escritor norteamericano de ciencia-ficción, Frank Herbert, que la burocracia destruye la iniciativa, y acotaba: “Hay pocas cosas que los burócratas odien más que la innovación, especialmente la innovación que produce mejores resultados que las viejas rutinas”. El escritor español Pío Baroja fue mucho más lejos en su antipatía: “La burocracia en los países latinos parece que se ha establecido para vejar al público”. Y algún ingenioso guasón se inventó la “Ley de los Números Graduales”: “Las diligencias oficiales se complican aritméticamente los primeros días de la semana, y geométricamente los fines de semana”.


El alcalde Aníbal Gaviria Correa se muestra resuelto a cambiar esa percepción generalizada de que la burocracia está hecha para entrabar y no para resolver los problemas de los ciudadanos. Aun cuando el alcance del Decreto 1364 del 9 de septiembre de 2012 va mucho más allá de mejorar procesos de atención al público, pues se trata de adoptar una nueva estructura administrativa, con base en las facultades extraordinarias que le otorgó el Concejo en febrero pasado, y que le tomará otros seis meses para su completa implementación. Vale decir, una completa reingeniería de la Administración Municipal para adaptarla a los desafíos de una ciudad que en la última década ha tenido un desarrollo sin precedentes en todos los campos.


El lector interesado en conocer en detalle la reforma puede consultar el texto completo del mencionado Decreto, publicado en la Gaceta Oficial No. 4087, en la página www.medellin.gov.co. Entre las novedades está la supresión de algunas subsecretarías y la creación de tres nuevas secretarías: Desarrollo Económico, de la Juventud y Comunicaciones. Pero, a nuestro juicio, la gran  apuesta del Gobierno Municipal y lo que constituye el eje de su reforma son los seis “Sectores administrativos misionales”, bajo los cuales se reúnen todas las entidades con funciones y tareas afines, encabezados cada uno por una Secretaría-Vicealcaldía.


Es evidente que será mucho más eficiente y productivo el trabajo, si todas las dependencias y funcionarios que tienen que ver con la Educación, la cultura, la participación ciudadana, la recreación y el deporte interpretan la misma partitura y atienden las órdenes de un solo director. Y lo mismo sucede con los temas de Salud, inclusión y familia; Gobernabilidad, seguridad y servicio a la ciudadanía; Hábitat, movilidad, infraestructura y sostenibilidad; Ciencia, tecnología, innovación, desarrollo económico, internacionalización y alianzas público-privadas; y, finalmente, Gestión territorial, que será aquella Secretaría-Vicealcaldía a cuyo cargo estará la atención de los corregimientos y de las siete zonas en que se divide la ciudad.


Pero como lo que le interesa al ciudadano común es saber de qué manera lo va a beneficiar el “revolcón” de la Administración, la mejora en la atención al público tendrá que notarse a partir del próximo 22 de octubre, cuando se pondrá en marcha la jornada continua de 14 horas, de lunes a viernes, en lugar de las nueve discontinuas en que hoy atienden todas las dependencias municipales. También se atenderá durante cuatro horas los sábados. Esto debe ir aparejado con la flexibilización de la jornada de trabajo de los funcionarios, que ya no estarán laborando en jornada partida, de 8 a.m. a 12 m. y de 2 p.m. a 6 p.m., sino repartidos en turnos, uno de 6:00 a.m. a 2:30 p.m. y otro de 11:30 a.m. a 8:00 p.m.


Con esa modificación horaria y con la implementación de la estrategia del teletrabajo, que se montará de aquí al 3 de diciembre, con un grupo inicial de 302 funcionarios -que podrán realizar su trabajo desde su casa, aprovechando las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y con garantía de todos sus derechos laborales- Medellín estará marcando pauta en la combinación de estrategias que todavía no se ensayan en el país y que pueden incidir positivamente en la eficiencia, la economía y la mejor calidad de vida de los servidores públicos. Y ni hablar del impacto que tendría en mejoramiento de la movilidad, la reactivación económica y el aprovechamiento del tiempo libre en actividades culturales, deportivas y recreativas, si a la Alcaldía la emularan en eso la Gobernación y la empresa privada, especialmente los sectores bancario y comercial.