Nacional

ONU señaló que proceso de paz colombiano no será fácil
12 de Septiembre de 2012


Todd Howland, representante de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, señaló que el organismo se muestra optimista frente a los diálogos que se iniciarán entre el gobierno colombiano y las Farc.

 


El representante de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland, señaló hoy durante un encuentro con la Asociación de Prensa Internacional de Colombia, Apic, que el proceso de paz abierto entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc no "no va a ser fácil”.


"Yo creo que hay razones para ser optimistas, pero este proceso no va a ser fácil", aseveró Howland, al prever que "va a tener avances y retrocesos" porque las partes "tienen que cambiar un poco su posición para tener éxito".


Howland destacó que el proceso actual es realista y le da mayor relevancia a los derechos humanos. Así mismo, expresó que los temas que se tocarán en las negociaciones a realizarse en Oslo y luego en la Habana, son garantía de que el proceso pueda ser exitoso.


Así mismo, el funcionario aclaró que no deben negociarse amnistías ni indultos y por ello es necesario que los diálogos giren en torno a las víctimas del conflicto armado en Colombia.


"La postura de Naciones Unidas ya está muy clara, dentro del marco legal internacional no se puede tener una amnistía ni un indulto", afirmó.


"Pero tampoco está bien claro cómo y hasta qué nivel tienen que aplicar la justicia penal", detalló que se pueden utilizar varios mecanismos de justicia transicional.


"Debe haber mecanismos para esclarecer qué pasó y también para reparar a las víctimas de forma personal o colectiva", reclamó.


Howland, así mismo, destacó experiencias exitosas previas como la de El Salvador e hizo referencia a "la justicia tradicional indígena" de los pueblos nativos colombianos.


De otro lado, el representante de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, aseveró que es primordial esclarecer la verdad sobre los secuestrados y desaparecidos.


"Las familias están sufriendo no solamente de manera moral sino también de manera legal, y hasta que ellos sepan dónde están sus seres queridos hay una violación", afirmó.


Además, recalcó la importancia para el Estado y la mesa de negociación de crear mecanismos que permitan recuperar los restos de los desaparecidos y facilitar ese conocimiento lo más rápido posible.