Economía

“Colombia should recover lost time on FTA (Free Trade Agreement)”
“Colombia debe recuperar el tiempo perdido en TLC”
8 de Septiembre de 2012


A pesar de las dificultades económicas que tienen un impacto a nivel global en las exportaciones, Colombia ha presentado buenos resultados en este aspecto, así como en inversión extranjera. Sin embargo, el Gobierno advierte que todavía falta.

Foto: Giuseppe Restrepo 

El ministro Sergio Díaz-Granados afirmó que para la próxima semana entrará en vigencia el acuerdo de inversión con Japón y que el texto definitivo del TLC con Corea del Sur estará terminado "en mes o mes y medio" para radicarlo ante el Congreso colombiano.

Ana María Mejía Ángel
César Augusto Betancourt Restrepo


Las firmas de Tratados de Libre Comercio de Colombia con otros países no se han hecho “a la topa tolondra” o improvisadamente y estos acuerdos son el primer paso para que el país se desatrase en materia de comercio exterior, pues “está rezagado en comparación con otros países de la región”.


Así lo aseveró el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados durante el Congreso Nacional de Exportadores de Analdex, realizado esta semana en Medellín, donde aseguró además que, a pesar del rezago, “las exportaciones colombianas están creciendo en un entorno cada vez más difícil y complejo”.


Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos destacó que el sueño de exportar “que teníamos hace 20 años de exportar 6.000 millones de dólares, una cifra que significaba un gran avance” ya se cumplió y que “ahora estamos buscando el récord de 60.000 millones, o sea diez veces más”.


Hay que ponerse al día


Por otro lado, el ministro de Comercio explicó además que todos los tratados y acuerdos comerciales “se han hecho estudiando lo positivo y lo adverso sobre la economía colombiana, para tomar los correctivos necesarios”.


Por esto, indicó que desde su Cartera esperan “los mejores resultados con los TLC en vigencia y en negociación, para los empresarios que apuestan a un crecimiento sostenido de al menos dos puntos”.


Además, Díaz-Granados puntualizó que la agenda exportadora colombiana tiene algunas debilidades, como la relación de exportaciones e importaciones per cápita, que es la más baja de Latinoamérica; una alta concentración de socios comerciales, pues el 40 % de las exportaciones se van a EE.UU., lo que nos expone a un menor crecimiento económico y volatilidad en las ventas.


Al respecto, el presidente Santos indicó que las exportaciones “están en la media baja” y que lo importante es “eliminar los cuellos de botella, incorporando nuevos exportadores”, lo que se puede lograr “enseñándole a los empresarios a exportar”.


A su vez, el presidente de la Asociación Nacional de Exportadores, Analdex, Javier Díaz Molina, afirmó que el gremio está abierto a la discusión y espera una estrategia que permita aumentar la oferta exportable de los empresarios colombianos, para “que sea acorde a los mercados” en donde van a vender.


Ser más productivos


En cuanto a la necesidad de los empresarios exportadores de abaratar costos para mejorar la competitividad, el ministro Díaz-Granados expresó que para este año se implementará la inspección simultánea de contenedores en puertos “tanto de Barranquilla como de Buenaventura”, para lo cual se han estudiado procesos con la Dian, la Dirección General Marítima (Dimar), ICA, Invima y la Policía Antinarcóticos, “para ser más rápidos en los procedimientos”, pues “las horas que se pierden en las inspecciones de los buques que quedan parados en puerto son costos al comercio”, aseguró.


Al respecto, el presidente de la Junta Directiva de Analdex, Ronald Bakarlarz Nachtgeist, explicó que son los pequeños y medianos empresarios quienes encuentran más dificultades a la hora de participar en el comercio exterior y calificó de “frustrantes” los trámites a los que se ven sometidos para enviar sus productos a mercados externos.


Así las cosas, el ministro de Comercio señaló que el propósito es lograr “que el Gobierno estorbe lo menos posible el comercio y las exportaciones”, generar más oferta exportable e impulsar el comercio de servicios y concluyó que “lo importante es conservar la prudencia y no llenarnos de incertidumbre” para “no perder la oportunidad comercial insólita que tenemos para el país”.



Seguridad fiscal


En el marco del XXIV Congreso Nacional de Exportadores de Analdex, el exministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, planteó que "en medio de un debate internacional tan difícil de un programa de modelo" fiscal como el caso de Europa, Colombia le está dando un "mensaje a los mercados claves", afianzando la inversión en el país y brindando posibilidades de que Colombia pueda tener una inserción exitosa en la economía global.


"Esto demuestra que tenemos una sociedad que se ha impuesto disciplina fiscal, que quiere lograr crecimiento económico a partir de mayores equilibrios fiscales y eso es muy rescatable porque esa es una meta que se ha establecido la sociedad y que es deseable, y máxime viendo las experiencias de lo que ha ocurrido en naciones como en países europeos", recalcó Zuluaga.


Gracias a esta estabilidad fiscal, asegura el ex ministro, "Colombia afianza una senda de credibilidad de mediano y largo plazo con una política fiscal".





IED en Colombia


Los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED), llegaron a 10.504,2 millones de dólares el 31 de julio del presente año, con un crecimiento del 22,6 %, lo cual para el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, ratificó a Colombia como uno de los países más dinámicos en atracción de IED y resaltó que la meta para este año es de 14.000 millones de dólares.


La cifra presentada durante los primeros siete meses del 2012 casi duplica la IED realizada en el 2010 cuando llegó a 5.320,4 millones de dólares.


El 81 % de la IED correspondió al sector de petróleo, hidrocarburos y minería, mostrando un crecimiento del 18,6 %.


Díaz-Granados agregó que Colombia ha propiciado el entorno para garantizar reglas claras a los capitales foráneos, lo que hace que Colombia sea el primero en América Latina y el quinto a nivel mundial en proteger la IED.