Columnistas

Tres foros importantes
Autor: Jaime Tobon Villegas
8 de Septiembre de 2012


“Sacamos jornal”, como se dice en el argot campesino. Recientemente tuvo Medellín la fortuna de presenciar tres reuniones que pueden ser calificadas como de orden internacional.

“Sacamos jornal”, como se dice en el argot campesino. Recientemente tuvo Medellín la fortuna de presenciar tres reuniones que pueden ser calificadas como de orden internacional.


La primera: Expocamacol 2012. Recorrer sus stands es una jornada verdaderamente agotadora pero que deja la clara impresión de que nada falta en materia de construcción en general y vivienda en particular. Todo lo que allí se expone en maquinaria, equipos, elementos de construcción, nuevos materiales, muebles, todo para el equipamiento de las ciudades y del hábitat, lo cual está destinado al bienestar de las comunidades, que confirma la apreciación que me permití presentar en México, en el “II Congreso Internacional de las Cámaras de la Construcción Latinoamericanas”, en 1960, cuando afirmé “La industria de la construcción es la industria de la Paz”.


La segunda reunión realizada por la Cámara de Comercio de Medellín y la revista Portafolio, con la intervención de los economistas y dirigentes Mauricio Reina de Fedesarrollo; Ricardo Ávila Director de Portafolio; Claudia Jiménez, Directora de las Asociaciones mineras; Lina Vélez, Directora de la Cámara de Comercio de Medellín, y la Directora (E) de Planeación Nacional. Todos se refirieron en su órbita, a lo ocurrido en la última década y a las perspectivas de futuro; a la minería, sus posibilidades y sus falencias, entre la minería técnica y la informal ó artesanal. Y la doctora Vélez presentó las posibilidades de Antioquia frente a los tratados comerciales y a la urgente construcción de las obras de infraestructura para no perder las perspectivas en el comercio internacional. Nos quedó claro que si el país no ahorra buena parte de los ingresos, teniendo en cuenta la inversión extranjera, los recursos internos de renta y complementarios, las posibilidades de comercio exterior y los hidrocarburos hasta el año 2022, Colombia podrá presentar dificultades de crecimiento no más allá del 4 ó 5 % del PIB.


Y el tercer evento, supremamente satisfactorio, realizado en las oficinas de El Colombiano, con participación de los doctores Juan Gómez Martínez, Alvaro Villegas Moreno, Federico Restrepo Posada y Luis Fernando Andrade. Cuál más preciso en sus apreciaciones. Muy claros los reclamos y las exposiciones sobre las autopistas de la prosperidad que permitirán la conexión internacional de las dos Américas desde Argentina, pasando por Chile, Ecuador, Colombia, Panamá y Centro América, hasta los Estados Unidos y Canadá. Sin estas obras Antioquia no será competitiva en el mundo globalizado y en el mercado internacional. Parece, pues, que al fin la montaña rompe “la tacita de plata” para integrarse a los continentes del planeta Tierra. Quedan así derrotadas las malintencionadas observaciones de los malquerientes de la antioqueñidad.


Felicitaciones a Camacol, la Cámara de Comercio y El Colombiano. Seguimos demostrando la capacidad de Medellín para internacionalizarse.