Editorial

En Medellín, ¡VII Foro Urbano Mundial!
7 de Septiembre de 2012


Para 2014, la ciudad estará preparada para lucirse como anfitriona y también para mostrar nuevos progresos en movilidad y calidad de vida urbana. ¡Póngale la firma!

“¿Que nos confirman como sede? ¡Póngale la firma!”, habíamos escrito aquí en nuestro editorial “Medellín, referente mundial” (17-06-12), con ocasión del “Foro Urbano Nacional”, celebrado en Plaza Mayor a mediados de junio, organizado por la Alcaldía y ONU-Hábitat. Y así fue. La elección de Medellín como anfitriona del VII Foro Urbano Mundial se cumplió el miércoles en el marco de la sexta versión del mismo evento, que se clausura hoy en Nápoles, Italia, tras una reñida competencia con otras cinco importantes ciudades del mundo.


Se competía con Johannesburgo, la ciudad más poblada de Sudáfrica y su principal centro económico y financiero; con Montreal, la 2ª ciudad de Canadá; con Melbourne, que fue capital de Australia hasta 1927 y hoy es una pujante urbe con 3,8 millones de habitantes; con Seúl, la capital de Corea del Sur; y con Doha, capital de Qatar, el pequeño y rico país del Golfo Pérsico, célebre por haber sido allí donde se firmó en 2001 la llamada “Ronda de Doha” de la Organización Mundial de Comercio y que además será sede del Mundial de Fútbol en el 2022. La categoría de las rivales hizo pensar a algunos comentaristas locales que las posibilidades eran muy remotas y no faltó quien criticara la postulación presentada por el alcalde Aníbal Gaviria, con el aval de los gobiernos Nacional y Departamental, por considerarla costosa y exageradamente ambiciosa.


Esa mirada de corto vuelo contrasta con lo manifestado por el consejo directivo de ONU-Hábitat, cuando respalda su decisión en que “la ciudad de Medellín cuenta con todas las condiciones para albergar la sede del encuentro orbital, dado que en los últimos años se ha erigido en un paradigma de profunda transformación urbana, con un profundo impacto en las dinámicas sociales, económicas y en materia de desarrollo, que la han convertido en ejemplo para muchas ciudades de América Latina y el resto del mundo”. Este es, pues, un triunfo de la ciudad y también de Antioquia y del país y hay que mirarlo sin complejos ni provincianismo. Y lo que ahora se sigue es un trabajo enorme para estar a la altura del desafío de organizar el evento más grande que se haya reunido en Medellín, mucho más complejo en términos logísticos, organizativos y de seguridad que la Asamblea del BID o los Juegos Suramericanos.


En el foro de Nápoles, en el que estuvo presente una nutrida delegación colombiana, encabezada por el ministro de Vivienda y Desarrollo Urbano, Germán Vargas Lleras, y por el alcalde Aníbal Gaviria, se analizó el fenómeno de la acelerada urbanización en el mundo. Los estudios de ONU-Hábitat indican que la mitad de la población global vive hoy en pequeñas y grandes ciudades y las proyecciones muestran que en poco más de una generación las ciudades abrigarán dos tercios de la humanidad. En nuestro continente la situación es más dramática. Según el informe “Estado de las ciudades de América Latina y el Caribe 2012”, un 80 % de la población de la región (468 millones de personas) habita en áreas urbanas y, de este porcentaje, la mitad reside en ciudades de menos de 500.000 habitantes.


Dentro de dos años se reunirán aquí ministros de Vivienda y Urbanismo, alcaldes de muchas ciudades del mundo, expertos en planificación urbana, dirigentes empresariales, representantes de múltiples organizaciones sociales, para examinar durante una semana los temas que propone Naciones Unidas, a través de su Programa para los Asentamientos Humanos, ONU-Hábitat. El propósito, según su director, Joan Clos, es avanzar hacia un modelo de ciudades más sostenibles, con menores problemas de movilidad y mayor racionalidad en el uso de la energía y en el cuidado del medio ambiente.


Para entonces, Medellín estará preparada para lucirse como anfitriona y también para mostrar nuevos progresos en movilidad y calidad de vida urbana, incluidos los avances en el proyecto bandera de la administración Gaviria, el “Cinturón verde metropolitano”, que tanta expectativa ha generado entre propios y extraños. ¡Póngale la firma!