Columnistas

Lucha integral contra la corrupci髇
5 de Septiembre de 2012


La Procuradur韆 General de la Naci髇 estima que la corrupci髇 en Colombia asciende a $9,2 billones de pesos equivalente a 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) o 5,6% del Presupuesto General de la Naci髇.

Danny Garcia Callejas


La Procuraduría General de la Nación estima que la corrupción en Colombia asciende a $9,2 billones de pesos equivalente a 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) o 5,6% del Presupuesto General de la Nación. Con estos recursos el Gobierno Nacional podría incrementar por casi cinco las transferencias (sin recursos para pensiones) a las universidades o construir 230.000 casas en el proyecto de viviendas gratuitas. Para reducir la corrupción es necesaria una política integral que reduzca la inequidad, aumente la participación política y promueva la aplicación de la ley y presencia del estado en todo el territorio nacional.


El Gobierno, para combatir la corrupción, ha puesto a disposición de gobernantes y ciudadanos el Índice de Gobierno Abierto. Este índice busca la protección del patrimonio público al indicarle a los municipios y gobernaciones aspectos a mejorar para evitar la corrupción. En éste, se destacan: el control interno junto con la documentación y almacenamiento de información (historia financiera, de toma de decisiones, de contratación etc.); acceso a la información pública; y, rendición de cuentas como estrategias fundamentales para combatir la corrupción en municipios y gobernaciones.


Sin embargo, características regionales y particulares de los municipios pueden fomentar la corrupción. Por ejemplo, municipios abundantes en recursos naturales son proclives a ser dominados por grupos de interés o al margen de la ley que de allí obtienen sus recursos para aferrarse al poder y financiar sus actividades muchas veces ilícitas. Esto es particularmente cierto en presencia de un marco institucional débil y baja aplicación de la ley.


Pero la abundancia de recursos naturales se convierte especialmente en fuente de corrupción cuando está acompañada por: bajos niveles de ingreso y oportunidades económicas para la población; alta inequidad; y, bajo nivel de participación política (en especial de las mujeres). En particular, el Índice de Gobierno Abierto destaca a la Guajira y Chocó, por ejemplo, como departamentos con alto riesgo de corrupción.


No obstante, Antioquia ocupa el puesto 13 entre 32 departamentos y tiene su principal riesgo en la visibilidad de la contratación. En contraste, municipios como Envigado y El Retiro obtienen los mejores puntajes aún cuando municipios con minería como Zaragoza, Tarazá, Gómez Plata, Turbo y Murindó presentan los peores.


Si Antioquia desea ser la más legal, es importante hacer una intervención integral en los municipios con mayor corrupción y asegurarse que las instituciones regionales hagan presencia efectiva y aplicación de la ley en las zonas más ricas en recursos naturales. La educación debe ser tan solo el principio de una cadena de estrategias que junto con la reducción de todo tipo de inequidades y aumento de oportunidades económicas y sociales para toda la población constituyan la lucha integral contra la corrupción.  


* Integrante, Grupo de Macroeconomía Aplicada, U de A