Palabra y obra

Stories of zarzuela, opera and operetta
Historias de Zarzuela, ópera y opereta
Autor: Jonathan Montoya García
25 de Agosto de 2012


El médico Alejandro Morales Vélez entregó a la Universidad Eafit el material que él y su familia recopilaron durante años como testimonio de la cultura en la ciudad de Medellín.

Foto: EL MUNDO 

El libro se puede adquirir a través de www.todoebook.com.

Alejandro Morales Vélez es médico de la Universidad de Antioquia, ginecólogo de CES, tiene maestrías en mastología de la Universidad de Barcelona y en Oncología de la Universidad de Madrid. Pero al doctor Morales también le apasiona la historia.


Recientemente, el Fondo Editorial de la Universidad Eafit publicó su primer libro digital o e-book “Zarzuela, opereta y ópera en Medellín, 1864-2009. Compañías, obras, teatros y artistas”, el autor, Alejandro Morales Vélez, se encargó de reunir programas de mano, fotografías y apuntes que su abuelo Alejandro Morales Correa y su tío Alejandro Morales Madrid reunieron después de trabajar como médicos de algunos de los teatros más significativos en la historia de Medellín. El doctor Morales habla de esta apasionante historia.


-¿Cómo empezó la historia de este libro?


“Mi abuelo era flautista, muy aficionado a la música. Era parte del grupo de los Marín y los Vieco que hacían tertulias en diferentes lugares. En aquella época no existía la fotocopiadora, él reescribía las partituras de las obras que traían las compañías porque no había forma de conseguirlas. Esas se usaban acá y hasta las vendía. También le dio por guardar los programas de mano, las fotos, de hacer pies de página, mi tío también guardó toda la información.


-¿Entonces su tío continuó el trabajo?


“Mi abuelo y mi tío guardaron toda esta información, y a mi tío, en los últimos años de su vida, le dio por tratar de completar esa historia con lo que él recordaba. Todo lo que él recopiló lo reuní, lo complementé y así nació el libro. Por medio de un hermano mío, el vicerrector académico de la universidad Eafit conoció la investigación y me llamaron para mostrar lo que yo estaba haciendo. Hubo una reunión con varias personas de la institución que vieron el material y dijeron: nosotros le publicamos eso”.


-¿Con qué se encontró durante esta investigación?


“En primer lugar, yo seguí la tradición y fui médico de compañías y artistas que venían al Teatro Pablo Tobón Uribe igual que como lo hicieron mi abuelo y mi tío en otros teatros. Anécdotas hay muchas. Como me tocaba la parte médica, hay historias de lo que sucedía tras telones, entre esas cosas, peleas entre los mismos artistas, por ejemplo, por no querer cantar. En la época en que no hubo vías la gente se tenía que venir a lomo de mula por San Roque para traer los instrumentos, los montaban en los animales y hasta se rodaban. A una compañía que vino alguna vez se le murió el barítono, el tenor y el director de orquesta,  la malaria, el dengue y la tifoidea eran las causas. Los europeos venían acá porque se les pagaba con oro, con Libras Esterlinas, entonces veían estas tierras como un lugar donde podían ganar mucho dinero. Eran contratados en las principales iglesias, cuando existían los matrimonios, los entierros de primera, de segunda y de tercera. Como no existían radiolas, las personas más adineradas contrataban los músicos en las noches para hacer los bailes y presentaciones en  sociedad. Adicionalmente ellos venían y eran los maestros de los que se estaban formando acá en la música”.


-¿Hubo alguna influencia en la cultura de nuestra ciudad después de estas visitas?


“La gran mayoría de las compañías que llegaba se quedaban acá durante meses mientras presentaban las temporadas de su shows. Algunos hasta se quedaron acá. En la ciudad  trataban de imitar la moda que ellos traían desde Europa, un ejemplo se vio en las noches de conciertos cuando la gente se iba vestida de gala, con joyas, sombreros, y a los artistas les hacían calle de honor, entraban en carruajes tirados por caballos hermosos”.


-¿Por qué su familia y usted se involucraron como médicos de los teatros?


“A mis tíos les encantaba la música, tuve uno violinista que hizo parte de la Orquesta Médica de Antioquia. Otro fue pianista, amante de la zarzuela. Yo seguí la tradición, iba con mi tío mientras estudiaba medicina a ver los pacientes en los espectáculos y cuando él se fue poniendo viejo me llamaban a mí, ‘doctor hay un problema con un artista’, y yo seguí guardando los programas y fotos, tomando mis apuntes”.


-¿Ve diferencias significativas entre la época que usted vivió los teatros y ahora?


“Venían los mejores artistas del mundo. Eran supremamente valorados en nuestra tierra, los que vienen ahora no son de primera porque no hay con qué pagarlos.  Hay un problema muy grande, ahora los costos se han aumentado mucho. Antes se traían muchas de las obras que se llevaban por todo el mundo, ya no es así. Ahora está la fundación Prolírica de Antioquia  que sigue trabajando por traer espectáculos a la ciudad”.


-¿Y usted qué piensa de los teatros que se perdieron, el Junín, el Bolívar?


“Hay cosas que aún no se pueden decir. Simplemente el patrimonio no se conservó. Mire lo que hicieron con la Plaza de Toros La Macarena, ese techo que le pusieron, horrible. El Teatro Bolívar lo tumbaron, y lo que se iba a hacer en su lugar no se hizo. Faustino García, ‘el quijote de la zarzuela’ que vino acá durante seis oportunidades, cuando supo que iban a tumbar el Teatro Junín se entristeció”.


¿Qué espectáculos disfruta usted?


“Definitivamente soy enamorado de ‘La Traviata’ de Verdi. Creo que la satisfacción más grande  fue darle los derechos de esta historia a Eafit, no me interesaba la parte económica, solo quería que en la ciudad  se conociera esto y hacerle un homenaje a todas las personas que nos trajeron tanta cultura. Ahora en el 2014 son 150 años de la historia de la lírica en Antioquia, y que este la historia de todos estos años es un gran patrimonio”.



Opereta


Es en el siglo XIX en la ciudad de París donde nace la opereta, un género musical derivado de la ópera que después se expande por otros territorios como Viena y Londres. La opereta es un tipo de ópera-musical, animado y sátiro. Su característica principal es contar con una trama inverosímil y disparatada sus historias. Está compuesta por diálogos hablados entre los que se intercalan historietas, llamadas couplets por los franceses, y bailes como el rigolodón o el cancán. Se trata en general de un espectáculo escénico donde se reúnen distintas manifestaciones artísticas, la música y el canto.