Mundo deportivo

Danger: “Shark” in sight
Peligro: “Tiburón” a la vista
Autor: Carlos Hernández Quintero
25 de Agosto de 2012


César Ramírez, finalista del Open EPM en singles, afirmó sentirse bastante cómodo durante su visita a Medellín. "Los colombianos son muy parecidos a los mexicanos y por eso me siento como en casa. Son cálidos, abiertos.

Foto: Angela Patricia Zapata 

César Ramírez inicia hasta el momento una fructífera carrera profesional. Sin embargo, su mente está puesta en algo muy concreto. "Es bonito un título, ganar partidos, pero la meta es estar en el top 100, torneos grandes. Pero hay que pasar por este proceso para estar ahí", comentó.

La gran final individual masculina del Torneo Internacional de Tenis Open EPM, tendrá en uno de los costados de la cancha a un verdadero gigante.


El mexicano César Ramírez, quien derrotó ayer categóricamente en las semifinales al colombiano Nicolás Barrientos (6-2 y 6-1), intentará aprovechar hoy su temible estatura y su corpulencia física para quedarse con el certamen tenístico de Medellín cuando enfrente en el juego final al colombiano Michael Quintero.


1,90 metros y 86 kilos de peso, le dan forma a este joven de apenas 22 años que ya se muestra como una de las promesas reales de su país a nivel internacional.


El tenis que César comenzó a practicar desde los tres años de edad, es el mismo que día tras día pule con la ayuda de su padre, un extenista amateur quien lleva su mismo nombre y quien oficia actualmente como su entrenador personal. “Es todo, es mi amigo, entrenador, patrocinador. A veces es difícil la relación pero es mi apoyo, me conoce, sabe qué estoy pensando en la cancha, cómo me encuentro. Estoy muy agradecido con él, es una relación increíble”, comentó Ramírez.


Nacido en Veracruz, y fanático de los Tiburones Rojos, el equipo de fútbol de su ciudad, este tenista da muestra de su profesionalismo y entereza con la que afronta una carrera que hasta el momento pinta de buen color. “Ha sido muy difícil, he atravesado muchas lesiones consecutivas pero estoy tomando confianza. Mi objetivo principal es estar entre los mejores 100 del mundo. Es difícil, muchos años de trabajo, dedicación. Creo que voy bien. A mediados del otro año espero estar rodeando los 150 para entrar en la lucha”, explicó Ramírez, quien ocupa el puesto 434 en el ranking mundial de la ATP, que además en 2008 estuvo en la tercera casilla juvenil a nivel orbital, y que actualmente pertenece al equipo de Copa Davis de México.


El “Tiburón”, que por su contextura física podría asemejarse al gran tenista argentino Juan Martín del Potro, asegura que no le gusta seguir el estilo de nadie, ni siquiera, de su ídolo Pete Sampras. Cada quien tiene su estilo. Él siempre fue mi ídolo y quizás su juego no tiene nada que ver con el mío. Pero siempre me gustó su manera de jugar. Fue de los que empezó a revolucionar el servicio, era muy frio en los momentos claves, agregó el gigante finalista del Open de Medellín.



Presencia nacional


El tenista colombiano Michael Quintero logró su pase a la final individual del Open EPM tras derrotar en semis al chileno Guillermo Rivera con parciales de 6-3 y 6-4, en el compromiso que se disputó ayer en la cancha principal de la Liga Antioqueña de Tenis, ubicada en el sector de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot.


Ahí mismo, se desarrollará hoy el juego decisivo a partir de las 9:00 a.m, partido que tendrá transmisión en directo del canal Teleantioquia.