Mundo deportivo

Agencia Antidopaje despojó a Armstrong de sus títulos en el Tour
24 de Agosto de 2012


El ciclista Lance Armstrong desistió de su lucha para defender sus títulos amenazados por la sospecha del uso de estimulantes. La Agencia Estadounidense Antidopaje, lo despojó hoy de sus siete títulos en el Tour de Francia.

 


AP


La Agencia Estadounidense Antidopaje, Usada, despojó hoy a Lance Armstrong de sus siete títulos en el Tour de Francia para borrar de la historia del ciclismo uno de los más increíbles logros deportivos de un sobreviviente de cáncer.


Usada llegó a la conclusión de que Armstrong usó estimulantes.


Armstrong, que se retiró hace un año, también fue suspendido de por vida del ciclismo.


El héroe que superó una dura enfermedad para cosechar títulos y fundar una organización para la lucha contra el cáncer ahora es oficialmente un tramposo a los ojos de la agencia antidopaje nacional.


Usada dijo en un comunicado de prensa que la decisión de Armstrong de no llevar el caso a arbitraje le permite aplicar las sanciones y retirarle todos los resultados desde el 1 de agosto de 1998 hasta el presente, incluso los títulos en el Tour de 1999 al 2005.


Armstrong ha negado insistentemente los cargos y dijo que era blanco de una "cacería de brujas" por parte de Usada.


El superastro del ciclismo había decidido abandonar su lucha con la Agencia Estadounidense Antidopaje y no apeló al arbitraje que era su última opción.


Hoy la Unión Internacional del Ciclismo, UIC, que ha respaldado la posición de Armstrong frente a la Usada, citó el mismo Código Mundial Antidopaje para decir que desea que la Usada explique por qué Armstrong debería perder sus títulos.


La UIC agregó que el código requiere esto en casos "en los que no hay audiencias".


Armstrong sabía fehacientemente que su legado quedaría empañado por su decisión. Explicó que estaba cansado de defenderse en una pelea aparentemente interminable contra las acusaciones de que se dopó al ganar más veces que nadie el Tour de Francia. Siempre esgrimió los cientos de exámenes de dopaje que aprobó como prueba de su inocencia. El pedalista estadounidense ganó el Tour en años consecutivos entre 1999 y 2005.


"Llega un momento en la vida de cada uno en que tiene que decir “Basta”. Para mí, ese momento ha llegado", afirmó Armstrong en la noche de ayer, horas antes del plazo para acudir al arbitraje. Calificó la investigación de la Usada como "una caza de brujas inconstitucional".


"He lidiado con acusaciones de que engañé y que tuve una ventaja injusta al ganar mis siete Tours desde 1999", agregó.


"La carga que esto ha significado para mi familia y mi trabajo en nuestra fundación y en mí me lleva a la decisión de hoy: terminar con esta insensatez".


La Usada trató la decisión de Armstrong como una admisión de culpa, colgando el cartel de tramposo a un atleta que ha sido un héroe para miles de personas por superar un cáncer testicular y por su fundación en apoyo de la investigación del cáncer. Armstrong podría perder otros premios, títulos y ganancias en dinero, y el Comité Olímpico Internacional podría estudiar la situación de la medalla de bronce que ganó en los Juegos del 2000.


"Es un día triste para todos nosotros que amamos el deporte y los atletas", afirmó Travis Tygart, director ejecutivo de la Usada.


"Es un ejemplo conmovedor de ganar a toda costa desestimando la justicia y la seguridad. No hay ningún éxito en hacer trampa para ganar".


Johan Bruyneel, entrenador de Armstrong, dijo que el texano es víctima de un proceso legal descontrolado.


"Lance nunca abandonó una pelea por una causa justa en su vida y por eso su decisión de hoy subraya lo injusto que ha sido este proceso", escribió Bruyneel hoy en su cibersitio personal.


Armstrong insistió en que su decisión no era una admisión de culpa sino una negativa a participar en un proceso de arbitraje que considera injusto.


"Usada no puede ejercer control sobre un deporte profesional internacional e intentar quitarme mis siete títulos en el Tour de Francia", afirmó. "Sé quién ganó esos siete Tours, mis compañeros lo saben y lo saben todos contra quienes competí".


De todos modos la Usada ha ejercitado su poder de sancionar a los atletas y despojarlos de sus resultados. Su cibersitio revela que ha emitido 21 sanciones en el 2012 en ciclismo, atletismo, boxeo y yudo y que 17 deportistas han perdido sus títulos.


Armstrong se retiró del deporte en el 2011 sin ser acusado de nada, después de una investigación federal sobre varias de las mismas acusaciones planteadas por la Usada.


La investigación federal se cerró en febrero, pero en junio la Usada dijo tener evidencias de que Armstrong había usado sustancias y métodos prohibidos, y que alentó a que sus compañeros los usaran. La agencia dijo que tenía pruebas de sangre del 2009 y 2010 "totalmente consistentes" con dopaje sanguíneo.


Entre las pruebas esgrimidas por la Usada hay correos electrónicos de Floyd Landis, ex compañero de Armstrong en el equipo U.S. Postal Service, quien fue despojado de su título en el Tour del 2006 después de dar positivo un examen de dopaje.


Los correos de Landis a un dirigente del ciclismo estadounidense detallan denuncias de un complicado programa de dopaje en el equipo.


Usada aseguró tener a diez ex compañeros de Armstrong dispuestos a atestiguar contra él. Además de sugerir que incluyen a Landis y Tyler Hamilton -quienes han admitido dopaje-, la agencia se ha negado a especificar quiénes son y qué están dispuestos a denunciar.


Usada sostiene que Armstrong usó sustancias prohibidas desde 1996, incluso el estimulante sanguíneo EPO y esteroides, como también transfusiones de sangre.


Armstrong interpuso una demanda contra Usada en Austin, Texas, donde vive, en un intento por bloquear el caso y contó con el respaldo de la UIC. Un juez desestimó el caso el lunes, apoyando a Usada pese a cuestionar la obsesión de la agencia contra el ciclista retirado.


"La conducta de Usada plantea serios interrogantes acerca de si su interés real al acusar a Armstrong es combatir el dopaje, o si actúa impulsado por motivos menos nobles" como política o publicidad, escribió el juez Sam Sparks.



Botero en defensa de Armstrong

 


El ciclista colombiano, Santiago Botero, calificó hoy de injusto el momento que encara Lance Armstrong.


"Para mí es injusto, fue una época, y si se ponen a mirar atrás, en la época, no sé... de Eddy Merckx, el otro, el otro y el otro y se ponen a analizar cosas y a buscarles les encontrarán (estimulantes)", opinó Botero.


"En una época que pasó fue un gran campeón, ganó siete Tours, superó 500 controles, no dio positivo bajo las reglas de ese momento, estuvo todo bien y por unos testimonios no le pueden derrumbar todo ese trabajo y lo que significa Lance para el mundo del deporte", destacó.


"No soy juez, ni soy Lance pero desde mi punto de vista me parece injusto", insistió Botero de 39 años de edad.


El nombre de Botero apareció en 2006 en la investigación denominada Operación Puerto por la Guardia Civil española para detectar casos de dopaje.


Botero, representante de los deportistas locales ante el Comité Olímpico Colombia, dejó la escena internacional después de obtener un par de medallas de oro en ruta de los Juegos Sudamericanos disputados en Medellín —su ciudad— en marzo de 2010 y aspiraba a despedirse en la Vuelta a Colombia en agosto pero un dengue hemorrágico y la ausencia de motivación precipitaron su retiro.


La campaña tiene el adorno de los títulos de rey de montaña del Tour de Francia de 2000 y campeón mundial en la modalidad contrarreloj individual en Bélgica 2002.


El ciclista colombiano Víctor Hugo Peña, compañero de Armstrong en los Tours de 2001-03, dijo en octubre de 2010 que "alguna gente quiere que yo destruya a Armstrong y diga que todos se dopaban. Eso no ocurrió mientras estuve con el grupo. Tengo buenos recuerdos del equipo (US Postal Service) y de Armstrong. Para él sólo tengo palabras de agradecimiento".