Economía

China would be loosing strength
China estaría perdiendo fuerza
Autor: Ana María Mejía Angel
21 de Agosto de 2012


Con un crecimiento por debajo del 8%, se desataron los temores de que se frene la economía china, inquietudes que se suman a la incertidumbre europea, que afecta al comercio exterior entre ambas regiones.

Foto: Cortesía 

La mayor lentitud del crecimiento en Asia preocupa a los inversionistas, porque la resistencia económica de la región había contribuido a compensar la debilidad en Estados Unidos y Europa.

Durante la semana anterior, se puso en evidencia la importante desaceleración de la economía china, con importantes bajadas de las bolsas asiáticas. Esto en gran medida tiene que ver con la crisis financiera que se vive en Europa, que ha frenado las exportaciones chinas a ese continente.


Así lo explicó el analista económico Daniel Niño Tarazona, quien añadió que la desaceleración también se debe a que el país “viene tratando de evitar un sobrecalentamiento de su sector inmobiliario”.


Y es que esta desaceleración tiene un efecto tan potente en otras economías, que logró opacar una posible mejoría en la economía de Estados Unidos. Así las cosas, bolsas como la de Nueva York cerraron en varias ocasiones a la baja, por el temor de que Asia estaba siendo arrastrada por la desaceleración global.


Niño Tarazona explicó que hay inquietud porque “la inversión en China no ha crecido mucho y muchas empresas no han sobreinstalado su capacidad, pensando en un crecimiento del comercio exterior”. Además, señaló que los precios de las materias primas industriales o metalúrgicas también bajan de demanda, lo cual también tiene su efecto.


Sin embargo, el primer ministro de China, Wen Jiabao, afirmó que su país debe tener capacidad para cumplir los objetivos económicos previstos para este año y aseguró que la actividad industrial mejora y el empleo se mantiene estable. “Tenemos las condiciones y la capacidad, aseguraremos el cumplimiento de los objetivos de desarrollo económico y social de este año”, insistió, aunque reconoció que la economía es inestable y “las penurias económicas podrían perdurar por algún tiempo”.


Esta declaración creó la esperanza de acciones como límites a los niveles de fondos de los bancos o reducción en las tasas de interés, con el fin de impulsar la segunda economía del mundo. Al respecto, Andrew Sullivan, corredor de una firma de bolsa de Hong Kong, indicó que esto último “es probable”, pues “aún desean un descenso en los precios en el sector privado”.


Japón también baja


Por otro lado, la economía japonesa también se ha visto afectada, con un crecimiento más lento que el pronosticado por analistas, de solo un 1,4%. El analista Doug Cote afirmó que el país del sol naciente es volátil porque todavía se está recuperando del tsunami y terremoto del año pasado.


Sin embargo, las acciones, bonos y otras inversiones han ganado en lo que va del año, señaló Cote. Agregó que los mercados han estado “cotizando con base en el Apocalipsis, cuando claramente las cosas están mejor que eso”. El analista prevé que las bolsas financieras reanudarán su tendencia al alza cuando se disipen los temores por la economía mundial.



Se vería afectada América Latina


Aunque resulta inquietante que una gran potencia económica como China reduzca su ritmo de crecimiento, Latinoamérica no se vería grandemente afectada, pero sí vería reducida su perspectiva de crecimiento, explicó el analista económico Daniel Niño Tarazona. "(Para la región) se había estimado un crecimiento del 3,8%, ya va en 3,5% y es posible que, de continuar (la desaceleración china), América Latina termine con un 3,2%", indicó.