Columnistas

Sinergia en la Educaci髇 Superior
Autor: L醶aro Tob髇 Vallejo
21 de Agosto de 2012


La Teor韆 General de Sistemas -TGS- define la sinergia como: la suma de los elementos es mayor que la suma individual de los elementos que componen el sistema.

La Teoría General de Sistemas -TGS- define la sinergia como: la suma de los elementos es mayor que la suma individual de los elementos que componen el sistema.


En este sentido la Administración de Aníbal Gaviria Correa le propuso a la ciudad  el pasado 31 de julio una integración entre las tres instituciones de educación superior del municipio: Colegio Mayor de Antioquia, Instituto Tecnológico Metropolitano y el Pascual Bravo, las tres son vecinas en la zona de Robledo, en dónde están además asentadas la Universidad de Antioquia, la Universidad Nacional, como instituciones próximas a las tres mencionadas y también están cercanas la Luis Amigó, la Salazar y Herrera, la Santo Tomás, el Tecnológico de Antioquia, entre otras, convirtiendo esa zona en una verdadera ciudadela del conocimiento, territorio que contará con una intervención urbanística que la transformará, llevando el nombre de la Ciudadela Universitaria Pedro Nel Gómez, en honor de este gran maestro antioqueño que construyó la Facultad de Minas y la Facultad de Química de la “Nacho”, en donde hoy funciona la I. U. Colegio Mayor de Antioquia.


Para la coordinación de la Sinergia, se crea Sapiencia, la agencia municipal para la Educación Superior, entidad que se encargará de dirigir la política universitaria de la ciudad, que además tendrá un foro permanente sobre el saber tecnológico.


El proyecto Sinergia es la materialización de varios ideales de hijos de la comarca que se preocuparon por mejorar las condiciones de la población antioqueña a través de la educación.


En el siglo XIX, don Pascual Bravo Gaviria funda la primera escuela de Artes y Oficios, a mediados de los años 30 del siglo XX desde su puesto como director de Instrucción Pública del Departamento de Antioquia. Joaquín Vallejo Arbeláez, funda el Instituto Central Femenino y le da forma a la escuela de artes y oficios que hoy se denomina I.U. Pascual Bravo.


Otros hombres como Diego Tobón Arbeláez, Joaquín Pérez Villa, Eduardo Vasco, Fernando Gómez Martínez, Gabriel Posada, entre otros se preocuparon por el fomento de la educación superior en la ciudad. Posterior a ellos, Gilberto Echeverri Mejía desde Proantioquia y el Planea empezó a expresar  que la educación superior en Colombia debía dar un giro importante hacia la formación técnica y tecnológica, y dejar de formar “doctores” porque el desarrollo de una país está fincado en las dos primeras. Pensamientos que Echeverri Mejía plasmó en su cuaderno en cautiverio dejándole un legado importante al sistema educativo colombiano, a lo que me he referido en artículos anteriores.


Luego, cuando Guillermo Gaviria Correa es elegido gobernador del Departamento, plasma también su preocupación por la Educación Superior en Antioquia y crea el Sesa, Sistema de Educación Superior de Antioquia, que buscaba la integración de las IES, buscando ampliación de cobertura con calidad, movilidad entre ellas de estudiantes y profesores, programa que fue perdiendo fuerza después de finalizado el mandato de Aníbal en la Gobernación.


Sinergia recoge entonces ese sueño de estos antioqueños que no buscaron la gloria para sí sino para sus gentes, hombres que debieron dar batallas intelectuales para defender por qué la educación es el único vehículo que construye equidad y desarrollo.


Al oído del alcalde, respetuosamente, le propongo que el primer evento del Foro Permanente de la Educación Tecnológica sea el 4 de octubre, día en que se cumple la primera centuria del nacimiento de Joaquín Vallejo Arbeláez.