Mundo deportivo

The harvest must continue
La cosecha debe continuar
Autor: Jonny Andr閟 Sampedro
14 de Agosto de 2012


La gran actuaci髇 de los deportistas colombianos en los Juegos Ol韒picos de Londres les deja el list髇 muy alto a quienes representar醤 a Colombia en las pr髕imas justas, las de R韔 de Janeiro 2016.

Foto: AP 

Jackeline Rentería demostró que si el trabajo y el apoyo económico se mantienen, las medallas logradas en ciclos olímpicos anteriores se pueden repetir.

Bajar la guardia, imposible. Esa debe ser la mentalidad del Comité Olímpico Colombiano y de los deportistas de este país para las próximas olimpiadas.


Tras haber obtenido ocho preseas en Londres, Colombia dio un importante salto en su historia deportiva, se ubicó como la segunda potencia en Suramérica en este ciclo olímpico y llevó a sus ciudadanos, acostumbrados a admirar las gestas de deportistas extranjeros, a sentirse orgullosos de sus atletas y a conocer y hablar sobre bicicross, pesas, ciclismo, taekwondo, atletismo, judo y lucha, los deportes más beneficiados con este boom que dejan estas justas.


Para que estos resultados se mantengan a futuro no solo es necesario el compromiso, disciplina y responsabilidad de los deportistas, quienes siempre están deseosos de superarse, aprender y medirse ante los más grandes en cada una de sus respectivas modalidades deportivas.


Apoyo del Gobierno


Para que estos resultados continúen es vital el apoyo económico del Gobierno Nacional y de sus principales dependencias en todos los departamentos y municipios del país.


Es fundamental, por ejemplo, renovar los escenarios deportivos, no solo en las principales ciudades sino también en las pequeñas localidades.


Es muy triste ver integrantes de Selección Colombia entrenando en colchonetas rotas, en gimnasios improvisados, con implementos e inmuebles rústicos y obsoletos, en coliseos sin luz, agua o con goteras y humedades.


Otro punto fundamental es la preparación, esa que muchas veces no es la adecuada. Esa que lleva a mujeres como Mariana Pajón y Yuri Alvear a entrenar con hombres, porque no pueden foguearse continuamente en el exterior con chicas de mayor o igual talento.


Es importante preservar a los entrenadores que aportan algo significativo a sus pupilos, aquellos que dejan un legado y explotan sus virtudes. Es lamentable que un tutor deba marcharse y olvidar a sus alumnos sin culminar su propuesta de trabajo.


El apoyo económico y la formación profesional del deportista debe implementarse en donde no se aplica y mantenerse en donde es costumbre, pues muchos atletas vienen de familias con escasos recursos y su única posibilidad de progresar es por medio del deporte. Si por alguna lesión, o algún mal momento deportivo no hay triunfos y medallas, entra en duda el auxilio económico y la posibilidad de estudiar en una universidad. Eso vuelve al deportista esclavo de su deporte.


Por último, hay que decir que es bueno ver que se invierta equitativamente en todos los deportes, pero qué bueno sería que se destinara un poco más a las disciplinas que en esta oportunidad trajeron las medallas y que pueden volver a hacerlo en Río 2016.