Economía

Pros and cons of revaluation
Pros y contras de la revaluación
13 de Agosto de 2012


Varios sectores de la economía se han visto en “jaque” a causa de la apreciación del peso, lo que afecta sus ingresos por exportaciones. Sin embargo, los importadores se ven beneficiados por el fenómeno, pues traen productos a más bajo costo.

César Augusto Betancourt Restrepo


La revaluación por la que atraviesa el país actualmente ha sido un tema que tiene preocupados a diferentes sectores y gremios, afectando principalmente a exportadores y productores.


Sergio Ignacio Soto, director ejecutivo de Fenalco Antioquia, señala que la revaluación dificulta a las empresas para que sean competitivas e igualmente que se “pueden perder mercados” porque otros países pueden tener un músculo financiero y una “capacidad de resistir a esa baja del precio del dólar”.


Soto agrega que “la industria, el sector productivo, manufacturero y renglones como el sector agropecuario en cuanto a café, banano, floricultores y otros, que son mayoritariamente exportadores” son los que más se ven afectados por la apreciación del peso colombiano.  


“Este es un tema que a nosotros nos viene golpeando desde hace, fácilmente, cuatro o cinco años, si no es más”, expresa Luis Fernando Rada, director del Grupo de Exportadores de Flores y Floricultores Asociados, Geffa, quien además agrega que los afecta “porque no nos deja casi capacidad de maniobra para invertir, para crecer”.


Otros gremios como el cafetero y el bananero han expresado su preocupación frente al tema, y lo califican como uno de los principales retos por los que atraviesan actualmente.


Afectados y beneficiados


El director de Fenalco Antioquia advierte que la revaluación tiene otra mirada pues el “comercio que mayoritariamente es importador (...), encuentra que puede traer con el bajo precio del dólar, muchos productos, bienes, artículos, y también ofrecerlos en condiciones favorables para los clientes y consumidores”.


“Caso concreto es en los carros. Hay vehículos último modelo, gamas altas y medias, que se consiguen incluso con precios más baratos que los del año pasado, ese es un tema que obviamente favorece a su sector, y al cliente o consumidor”, agrega el directivo.


Sin embargo advierte que hay que soñar con el “justo medio”, pues “si no somos competitivos en el renglón de exportación, que genera muchísimos puestos de trabajo, se pueden perder empleos y eventualmente algunas empresas pueden tener dificultades financieras, porque no cumplen con sus proyecciones o sus presupuestos, entonces algunas tendrán que liquidarse y cerrarse, y eso no es bueno”. 


Consecuencias en el empleo


El senador de la República, Gabriel Zapata Correa, advierte que la revaluación incide de “manera muy gravosa” sobre el desempleo en el país. 


El senador señala que la preocupación de empresarios, agricultores, productores, instituciones financieras y la del mismo Senado, es la de “dedicarle especial atención a la velocidad con la que se ha apreciado el peso colombiano”, que “radica en la estela de daños que está dejando este fenómeno a su paso sobre el desarrollo del país, y en particular con sus consecuencias tanto en la pérdida de empleos como en la generación de nuevas fuentes de trabajo”.


Luis Fernando Rada indica que en el sector floricultor, casi el 50% de los costos provienen de la mano de obra y tanto este como otros gastos se incrementan año tras año, lo que hace que “cada vez más el precio se acerca al precio de venta y yo diría que hacia futuro, las cosas van a ser todavía más complicadas”.


Frente al sector floricultor, el senador Zapata Correa revela que en los últimos tres años, cerca de 20.000 trabajadores han sido despedidos, y que los empresarios advierten que otros 200.000 empleos podrían verse comprometidos, “si la divisa sigue debilitándose”.


¿Qué le piden al Gobierno?


Desde Fenalco Antioquia, en vocería de los comerciantes, precisa Sergio Ignacio Soto, le ha pedido al Gobierno y al Banco de la República “que compre mucho más dólares diarios para ver si de alguna manera se puede equilibrar y estabilizar esa tasa de cambio”.


No obstante, Soto manifiesta que “esas son medidas que aportan y que ayudan, pero hay que decirlo con sinceridad, la solución no está únicamente en Colombia, ese es un tema de macroeconomía, de la economía de Estados Unidos, de los países de la Unión Europea y países tan potentes como Japón”.


“Este es un tema universal, pues tiene efectos que se salen del manejo interno de la economía colombiana. Estamos viendo crisis y recesiones en países tan importantes para nosotros como España, Italia, Francia, Grecia, Portugal (…), entonces eso afecta también todo el asunto de mercado de divisas”, agrega.


Por su lado, Luis Fernando Rada, director de Geffa, anota que el Gobierno podría ayudar a controlar el precio a los insumos agrícolas, ya que estos “no tienen un control”, y dice que “si sube el petróleo, sube el precio de los insumos agrícolas, pero si baja el petróleo, los insumos agrícolas no retroceden”.



¿Por qué hay revaluación?


Daniel Lozano, analista de Renta Fija de Serfinco, indica que este es un fenómeno que no ha sucedido exclusivamente en Colombia, sino que "hay un fenómeno, en el que algunas monedas de la región", se han fortalecido frente al dólar.


"Es decir que hoy en día usted tiene que dar menos pesos por cada dólar que adquiera. Naturalmente si eso uno lo mira al revés, la cantidad de dólares que tienen que dar los estadounidenses por un peso también ha cambiado, y en esa medida, por ejemplo, si yo vendo un producto con una moneda más revaluada, en términos relativos, mi producto con una apreciación cambiaria se vuelve un poco más costoso frente a Estados Unidos", agrega Lozano.


El analista señala que esta situación se da principalmente por un "apetito de los inversionistas extranjeros por Colombia", no obstante, advierte que "los movimientos líderes detrás de las monedas, están siendo los hechos internacionales".