Economía

Plan of Labor Action is called into question
En entredicho Plan de Acción Laboral
Autor: Mauricio Berrío Vélez
10 de Agosto de 2012


Tras un año de la implementación del Plan de Acción Laboral necesario para la entrada en vigencia del TLC con EE.UU., las centrales sindicales aseguran que sus derechos continúan vulnerándose.


El presidente Juan Manuel Santos afirmó que el convenio firmado por el Gobierno con la OIT y el Departamento del Trabajo de Estados Unidos, "es una ratificación del compromiso del Gobierno y el compromiso de los colombianos de proteger los derechos de los trabajadores".

 SIG

 

A pesar de que esta semana los gobiernos de Colombia y Estados Unidos firmaron con la Organización Internacional del Trabajo, OIT, un acuerdo para proteger a los trabajadores de las empresas beneficiarias del TLC entre ambos países, el sindicato de EE.UU, AFL-CIO junto a las centrales sindicales del país, advierten que “los progresos son mínimos en materia de las necesidades de los trabajadores y los sindicatos”.


La central sindical AFL-CIO junto con otras organizaciones de derechos humanos y laborales, ha monitoreado el cumplimiento y progreso del Plan de Acción, y con esa mirada, señaló que “aunque ya no se considere un Estado fallido, Colombia continúa siendo el lugar más peligroso del mundo para los sindicalistas”.


En ese sentido, de acuerdo con la Confederación Sindical Internacional, CSI, “aproximadamente 3.000 sindicalistas han sido asesinados desde 1986, casos que en su gran mayoría permanecen sin resolverse y gran parte de los perpetradores, (quienes ordenaron el asesinato y quienes lo ejecutaron) permanecen en la impunidad”.


Asimismo, la Escuela Nacional Sindical, ENS, dentro del balance del Plan de Acción, afirmó que durante la vigencia de este (7 de abril de 2011 a 13 de abril de 2012), “han sido asesinados 28 sindicalistas, diez han sufrido atentados de muerte, dos han sido desaparecidos forzadamente, y cerca de 500 han recibido amenazas de muerte”, y agregó que “en el año 2011 fueron asesinados 30 en total, y en lo corrido de 2012 a cinco sindicalistas les han quitado su vida. Desde 1986 han sido asesinados 2.921 sindicalistas en Colombia”.


La ENS aseguró que aunque se trata de cifras inferiores (en el caso de asesinatos) de las que se presentaban en años anteriores, “siguen siendo muy altas y preocupantes”, y señalan la persistencia de un ambiente hostil para el ejercicio de la actividad sindical en el país.


Funcionarios de AFL-CIO, afirmaron que mientras hay buenas noticias frente a la protección de trabajadores por la Unidad Nueva de Protección (UNP) y cambios  en las formas de contratación indirecta a empleos formales en los hipermercados como Éxito, Carrefour y la textilera Fabricato, “estos cambios aún no logran penetrar la cultura general empresarial de violaciones de los derechos laborales y sus efectos son muy mínimos en el mercado de trabajo. A muchos trabajadores aún se les niegan sus derechos”.


Firma del Acuerdo


El acuerdo con la OIT se suscribió por parte del presidente Santos y representantes del Departamento de Trabajo de EE.UU. con representantes de la OIT, donde el presidente dijo que “este acuerdo contempla una serie de compromisos en derechos laborales, así como en la defensa del derecho a la asociación y a hacer parte de un sindicato”.


La firma de este acuerdo “es una ratificación del compromiso del Gobierno y el compromiso de los colombianos de proteger cada vez más y cada vez con más efectividad los derechos humanos, los derechos de los trabajadores, que son una parte importantísima de nuestra sociedad”, dijo Santos.


Además, el mandatario destacó que el vicepresidente Angelino Garzón, ha sido “uno de los grandes abanderados de esta política”, puesto que fue un reconocido dirigente sindical en el sector de la metalurgia antes de desempeñar cargos políticos desde 1998, y aspiró a dirigir la OIT en la última elección que ganó en mayo el británico Guy Ryder.


Balance de las centrales


Tarsicio Mora, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, aseguró con respecto del Acuerdo Laboral y el Plan de Acción que “se ilusionó a los trabajadores sobre una situación que no se ha cumplido. Simplemente se buscaba la firma de un documento que le diera impulso a los acuerdos de libre comercio”.


Asimismo, William Millán, vicepresidente de la Confederación General del Trabajo, CGT, dijo que “las cooperativas de trabajo asociado todavía están ahí; también siguen las órdenes de prestación de servicios, que atropellan a los trabajadores y les impide el derecho a la sindicalización, con el Estado como su principal impulsor. Se sigue irrespetando la libertad sindical, el derecho de asociación y la negociación colectiva, y proliferan los pactos colectivos. Aunque reconocemos una disminución de los homicidios de sindicalistas, este sigue siendo un problema grave”.


Richard Trumka, presidente de la AFL-CIO, en carta dirigida al presidente Obama, le pidió al Gobierno de Estados Unidos abstenerse de certificar que Colombia cumplió con las vigencias del Plan de Acción y señaló que “moverse muy rápido hacia la implementación, pondría en peligro mejoras futuras para los trabajadores colombianos y afectaría los esfuerzos para garantizar derechos, tanto laborales como humanos, lo cual dañaría a trabajadores en ambos países”.




El Ministerio de Trabajo responde


Según el ministro de Trabajo, Rafael Pardo, en materia de muerte de sindicalistas, hubo una disminución en los homicidios contra estos de 82% entre 2001 y 2011. Pardo destacó además que:


Según un estudio de la Fiscalía General de la Nación, la mayoría de los homicidios cometidos contra los sindicalistas no obedecen a la actividad sindical. De acuerdo con este, en el 17,7% de los casos se probó una relación.


Avances en la lucha contra la impunidad con un total de 153 investigadores de Policía Judicial, catorce fiscales especializados, además de tres juzgados especializados solo para temas de violencia contra sindicalistas.


A diciembre de 2011, estaban en curso 20.980 investigaciones administrativo-laborales y se habían emitido 4.112 sanciones para casos en los que los empleadores han violado derechos laborales.





Las más notables violaciones

La AFL-CIO señala en su informe que los trabajadores en todos los sectores económicos, incluidos los cinco sectores considerados prioritarios en el Plan de Acción  (palma, azúcar, minas, flores y puertos) continúan viviendo violaciones a sus derechos laborales y menciona los más notables:


• Formas irregulares  de contratación (por medio de CTA y  otras formas camufladas de subcontratación) que impiden que los trabajadores puedan ejercer sus derechos de libre asociación y negociación colectiva.


• Unilateral determinación del salario y otros beneficios impuestos por empleadores para disuadir a los trabajadores de afiliarse a un sindicato (pactos colectivos).


• Salarios bajos y condiciones precarias de trabajo por no poder organizarse sindicalmente y negociar colectivamente.


• Amenazas de muerte y violencias contra los trabajadores y sus familias por tratar de ejercer los derechos que el Plan de Acción tiene como objetivo.