Economía

Government works for labor inclusion
Gobierno trabaja por la inclusión laboral
26 de Julio de 2012


Equidad de género y empleo en las juventudes fueron los temas principales tratados por el ministro de Trabajo, Rafael Pardo, en Madrid, durante la VIII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Empleo y Seguridad Social.


Rafael Pardo invitó a los ministros de Trabajo de Iberoamérica a adoptar políticas de empleo diferenciales por sectores y por regiones para atacar el desempleo.

 Cortesía Ministerio de Empleo y Seguridad Social de España

 

César Betancourt Restrepo


Colombia estaría implementando con “buenos resultados” políticas destinadas a reducir la inequidad de género, el aumento de trabajo en los jóvenes y la formalización y cobertura de la seguridad social, afirmó  Rafael Pardo, ministro de Trabajo durante la VIII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Empleo y Seguridad Social, celebrada en España.


Sin embargo, el jefe de la cartera dio cifras en las que aún se evidencian inequidades entre hombres y mujeres respecto a la cantidad de personas empleadas según su sexo, al igual que la diferencia salarial entre los mismos.


Por ejemplo, la desocupación en Colombia de hombres es del 8% mientras que de las mujeres llega hasta un 15%.


“La informalidad también es de casi doble, en los hombres alcanza un 35% y en las mujeres el 60%”, agregó el ministro. 


Según el estudio hecho por el Ministerio, las brechas salariales entre hombres y mujeres también son motivo de preocupación y muestran la necesidad de seguir trabajando por la equidad laboral. Actualmente la diferencia entre los salarios de hombres y mujeres en Colombia, es del 25%. Una desigualdad latente, si además se tiene en cuenta que las colombianas trabajan a la semana 10,8 horas más que los hombres.


Empleo en las juventudes


En materia de empleo en los jóvenes, Pardo destacó la experiencia de Colombia con una iniciativa que rebaja impuestos a las empresas que contraten a menores de 28 años, conocida como la Ley de Primer Empleo, la cual logró generar casi 500.000 empleos en los jóvenes.


Sin embargo el ministro de Trabajo indicó que el desempleo juvenil es el doble del desempleo en general, donde nuevamente las más afectadas son las mujeres.


Entre los compromisos adquiridos por los responsables de las carteras de Trabajo y Seguridad Social se encuentran las de fortalecer medidas para mejorar la calidad en la educación y la formación profesional para adecuarlas a las necesidades del mundo productivo, para así facilitar la transición de la academia al trabajo de la manera más efectiva, y asimismo desarrollar planes y políticas contra la deserción escolar, así como mejorar la orientación vocacional en los jóvenes.


Los ministros iberoamericanos resaltaron igualmente la importancia de crear un entorno favorable para el desarrollo de la actividad empresarial, sobre todo en los jóvenes, promoviendo micro, pequeñas y medianas empresas, como fuentes de ingresos y desarrollo.


En el acto de clausura, la ministra española de Empleo y Seguridad Social, María Fátima Báñez, insistió en la necesidad de dar respuestas que se acomoden a las necesidades del siglo XXI, señalando que “Iberoamérica representa una gran oportunidad para lograr nuestros objetivos comunes, un ámbito natural para el desarrollo profesional de nuestros ciudadanos”.


La declaración final se presentará en la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en Cádiz (España), en noviembre del presente año.