Nacional

En Cauca se vive una tensa calma
20 de Julio de 2012


Según la Policía del Cauca, desde el jueves en la noche hay tres pelotones del Ejército controlando la zona de los disturbios y que no se presentan combates ni situaciones similares, aunque “la situación sigue siendo muy tensa".


Los combates registrados ayer dejaron como saldo la muerte de una segunda víctima, el campesino Mauricio Largo, de 27 años de edad, fallecido en los confusos hechos de la vereda Huasaná en Caloto, Cauca.


El presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda, Luis Alberto Canas, afirmó que los vecinos hoy están "tristes y rabiosos porque cómo es que la fuerza pública ataca a la población civil así", y preparan para mañana el sepelio del joven, cuyo cuerpo ya fue levantado y recogido por expertos forenses.


El primer fallecido a causa de los recientes disturbios en el Cauca, fue el indígena nasa Fabián Cuetía de 22 años, quien recibió una herida letal por parte de los militares el miércoles en una vía de Caldono.


A su vez, el general Jorge Humberto Jerez, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, explicó ayer que "los indígenas taponaron la vía desde esta mañana, por lo que la Policía fue al lugar a apoyar".


Por su parte, el coronel Alarcón comentó que en el lugar "había guerrilla. De hecho dicen que de entre la multitud salió alguien también disparando contra ellos. En la parte alta fueron atacados con ametralladores de fusil".


Por estos hechos, la comunidad campesina de Huasaná ha decidido concentrarse en la vereda y aguardan la llegada de compañeros de los departamentos vecinos del Valle del Cauca y Nariño para esperar el compromiso del Gobierno de Juan Manuel Santos a "dar una solución política al conflicto y al respeto por los derechos humanos".