Columnistas

Veleidades
Autor: Pedro Juan González Carvajal
17 de Julio de 2012


Hace apenas unas semanas se presentaron en Medellín las “Chicas Bond”, conjunto moderno de cuerdas de gran éxito a nivel mundial.

Hace apenas unas semanas se presentaron en Medellín las “Chicas Bond”, conjunto moderno de cuerdas de gran éxito a nivel mundial. El empresario local, muy vivo e irresponsable él, realizó el espectáculo en el Salón Amarillo de Plaza Mayor y dispuso para la venta de boletería, que casi el 90% del espacio físico fuera vendido como espacio VIP. Quedó demostrado hasta la saciedad que la ciudad requiere de un espacio adecuado para este tipo de espectáculos, y que a ciertos empresarios les falta categoría, por no decir que son unos sinvergüenzas.


Se están anunciando con bombos y platillos los  últimos videojuegos, Call of Duty y Battlefield, cuyo éxito en ventas está garantizado, ya que se les reconoce como una verdadera apología de la destrucción: se anuncia como una gran novedad el que incorporan más armas, más posibilidades de matar al enemigo y más sofisticados elementos para destrozar la infraestructura.


Este es el tipo de entretención de la mayoría de los niños y los jóvenes autistas tecnológicos de hoy a lo largo y ancho del planeta: Creo que será un imposible el pensar en construir una pedagogía y una cultura de la paz desde el ineficiente proceso educativo, si desde la entretención y el ocio se está magnificando el poder destructivo de las armas  y se reconocen como superhéroes, a los galanes asesinos de turno.


En medio del caos planetario, una luz de esperanza: La Real Academia Española, acaba de incluir dentro de los vocablos modernos aceptados formalmente, el término “Culamen”: Esp. Culo (nalgas).


Ante la trascendencia del tema, me atrevo a proponer incluir también el término “Tetamen”: Esp. Teta (busto). 


Razón tienen varios analistas y eruditos del Derecho en advertir el peligro que representa para el país, en medio de la calentura generada por el procedimiento abortado con respecto a la Reforma a la Justicia, adicional a la generalizada desinformación e ignorancia del ciudadano del común, el convocar a un Referendo, ya que en un país como este, donde las cosas más inverosímiles son aquellas que usualmente pasan, que de pronto inocentemente estemos abriendo el camino para que el gran orangután sea reemplazado, no por un simple tiranosaurio rex, si no  por todo un kraken, monstruo que según Wikipedia “es una criatura marina de la mitología escandinava y finlandesa descrita comúnmente como un tipo de pulpo o calamar gigante que, emergiendo de las profundidades, atacaba barcos y devoraba a los marineros”, donde de pronto y por accidente, apareciera una “clausulita” modificando condiciones constitucionales con respecto a ciertas reelecciones para altas dignidades. 


Es posible amigo lector, que usted esté sonriendo o se esté burlando de lo anteriormente expuesto, pero recuerde que en este país del Sagrado Corazón, todo puede suceder y por insólito que resulte, no pasa absolutamente nada.


Sin ser constitucionalista ni mucho menos, considero que la Constitución no debe ser manoseada al antojo del gobernante de turno. Que el gobernante y su equipo, sepan  proponer proyectos de Ley y que el Legislativo, una vez redefinido y remozado completamente, se encargue de su discusión y posible aprobación.


Por lo que pueda suceder, amigo lector, es mejor que lo que está por venir, nos coja confesados: Dicen por ahí que “Guerra avisada, no mata soldado”. Amanecerá y veremos.