Economía

IMF (International Monetary Fund) lowers growth estimates
FMI rebaja pronósticos de crecimiento
Autor: Mauricio Berrío Vélez
17 de Julio de 2012


El Fondo Monetario Internacional, FMI, redujo en una décima el potencial de crecimiento mundial para 2012, con las turbulencias de la zona euro como una de las causas, y mermó el avance de las economías emergentes, entre ellas la latinoamericana.


Protestas en España en contra de las medidas de austeridad anunciadas por el gobierno de Mariano Rajoy que pretenden recortar salarios para ahorrar 65.000 millones de euros hasta el año 2015.

 

Mauricio Berrío Vélez, agencias.


Según el Informe de Perspectivas Económicas Globales, elaborado por el Fondo Monetario Internacional, FMI, la economía mundial crecería este año 3,5%, una décima menos de lo previsto, y para el año 2013, el crecimiento se ubicaría en 4,1%, dos décimas menos de lo que el organismo esperaba.


El informe indica que “el crecimiento en una gran cantidad de economías emergentes ha sido menor de lo pronosticado”, pese a lo cual el FMI dice que los ajustes a la baja serán mínimos, siempre y cuando se den mejoras en los países de la zona euro en apuros y “las políticas de flexibilización en los mercados emergentes ganen tracción”.


De acuerdo al informe, el conjunto de las economías emergentes vieron ligeramente recortadas sus previsiones de expansión, que se situarán en el 5,6% este año y en 5,9% el próximo, especialmente debido al enfriamiento de la economía china.


Según el FMI, “en los últimos tres meses la recuperación global, que no era sólida en un comienzo, ha mostrado señales de más debilidad. Las tensiones en los mercados financieros y sobretodo la deuda soberana en la periferia de la eurozona se han incrementado”.


Perspectivas europeas


El informe del FMI destaca que en los últimos tres meses las tensiones sobre la deuda en los países más afectados por la crisis en la zona del euro, han aumentado pese a los acuerdos tomados por la Unión Europea para poner freno a la desconfianza de los mercados.


En ese sentido, el FMI mantuvo las perspectivas de contracción del 0,3% para la economía de la zona del euro en 2012 y rebajó dos décimas el crecimiento esperado para 2013, que se situaría en el 0,9%.  Sin embargo, la locomotora europea, cerrará 2012 con un crecimiento del 1%, cuatro décimas más que lo pronosticado en abril.


Esta rebaja de las cifras para 2013 incluye a Alemania, cuyas previsiones de crecimiento ese año pasan del 1,4 al 1,3%. Asimismo, Italia seguirá en recesión, con una contracción del 1,9% este año y del 0,3% el próximo y Francia mantendrá un crecimiento del 0,3% en el período 2012-13, mientras que  España ha visto rebajado su parco 0,1% de crecimiento de 2013 a una contracción de 0,6%, con lo que se seguirá en recesión un año más de lo previsto en abril.


“La periferia de la zona euro ha sido la de una mayor escalada de tensiones en los mercados financieros, motivada por un aumento de la incertidumbre política y financiera en Grecia, los problemas de la banca española, y las dudas sobre la capacidad de los gobiernos para imponer ajustes fiscales y reformas”, señalan los investigadores del FMI.


El Fondo además hace depender de la resolución de la crisis en Europa la mejora de la marcha de la economía en el mundo, que podría resultar afectada si se agravan los problemas en el sector financiero, deuda soberana y débil crecimiento.


Sin embargo, El Fondo subraya el impacto positivo del acuerdo de la Unión Europea para capitalizar la banca directamente sin pasar por los gobiernos, puesto que “si se implementan, ayudarán a romper el lazo adverso entre deuda soberana y banca”.


El FMI aseguró que la salida de los problemas para la zona del euro pasan por una “creíble y robusta unión monetaria”, con un marco supervisor unificado, reformas a favor del crecimiento y de la demanda y consolidación fiscal.


Perspectivas latinas


Para 2013 el Informe de Perspectivas Económicas Globales que el FMI divulgó, pronostica un crecimiento de la economía latinoamericana una décima superior a lo adelantado en abril pasado, hasta el 4,2%, con lo que conseguiría sobreponerse mejor de lo esperado a la desaceleración en China y a la crisis de zona del euro.


Sin embargo, la principal economía de la región, Brasil, es la que más ha visto reducidas sus previsiones de crecimiento (seis décimas) para este año, al 2,5 %, mientras que en 2013 crecerá el 4,6%, cinco décimas por encima de lo previsto en abril.


Así mismo, México crecerá tres décimas más desde el último pronóstico del FMI de hace tres meses y podría rozar el 4% este año y el 3,6 % en 2013.


El Fondo destaca la moderación en los mercados emergentes como China, Brasil o la India en los últimos meses, con políticas que han intentado frenar el sobrecalentamiento de sus economías y que reflejan también “un entorno más débil” en el mundo.


“Muchos mercados emergentes se han visto también afectados por una mayor aversión al riesgo de los inversores y por la incertidumbre, que ha llevado no solo a la caída de los precios de los valores, sino también a salidas de capital y a la depreciación de la moneda”, detalla el informe.


Además, Latinoamérica acusará la desaceleración de China, socio comercial con el que cada vez tiene más vínculos económicos, que dejará de crecer alrededor del 10 y el 9 %, para hacerlo a tasas del 8% en 2012 y del 8,5% en 2013.




Explicación de la baja


El economista jefe del Fondo Monetario Internacional, Olivier Blanchard, englobó esta tendencia a la baja en el efecto dominó de la mala salud de las economías avanzadas, el descenso de las exportaciones, y el retroceso del comercio internacional. También citó la existencia de ciertas "burbujas de crédito", entre las que mencionó Brasil, y las consecuencias del abaratamiento del petróleo para los países que lo exportan. Según Blanchard, a escala mundial, las materias primas han bajado sus precios en el último trimestre, con un producto estrella: el barril de petróleo, que se encuentra en el mercado mayorista cerca de un 25% más barato que en abril. Según el FMI, la bajada del precio se explica porque hay menos optimismo sobre la demanda global y porque la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Opep, ha mantenido la producción por encima de las cuotas fijadas.


 




Asia y África


Las dos mayores economías emergentes de Asia también han visto modificadas sus previsiones de crecimiento. A China, el FMI le recorta en dos y tres décimas, respectivamente, sus posibilidades de crecimiento en 2012 y 2013, y a la India, le rebaja en siete décimas sus datos para ambos ejercicios. En suma, la economía china avanzará un 8% este año y un 8,5% en el siguiente, y la India un 6,1% en 2012 y un 6,5% en 2013. El contrapunto se encuentra al otro lado del Mediterráneo, donde las economías de Oriente Medio y del Norte de África deberían protagonizar mejoras "más vigorosas" que en 2011. Más allá de las turbulencias europeas, el FMI habló de Japón, a quien pidió subir el impuesto sobre el consumo, y de Estados Unidos, del que alertó de nuevo del desacuerdo político para aumentar el techo del déficit y prevé un tímido avance del 2% este año, unas décimas menos que lo apuntado en abril.