Economía

Pluna no longer flies
“Pluna ya no vuela más”
10 de Julio de 2012


Por dificultades de solvencia económica, la aerolínea uruguaya con participación estatal, Pluna, se declaró en quiebra. La mayor preocupación del Gobierno es ahora atender lo más pronto posible las rutas que quedan sin operador.

Foto: Cortesía 

Para el comprador de las aeronaves de la compañía, el Gobierno ofrecerá garantías para la financiación a cambio también de que cubra algunos pasivos que Pluna dejó en empresas públicas del país, como la petrolera Ancap.

Resumen Agencias


Tras conocerse el pasado jueves la suspensión indefinida de las operaciones de la aerolínea uruguaya Pluna, debido a sus graves problemas económicos, este lunes se anunció oficialmente la entrada de la compañía a un proceso de quiebra, con el fin de devolver el dinero a sus acreedores, además de liquidar sus bienes lo más pronto posible y permitir la entrada de un nuevo agente que pueda atender las rutas que deja la compañía.


Así lo informaron autoridades de ese país  en una rueda de presa que contó con la presencia de los ministros uruguayos de Transporte, Enrique Pintado, y de Economía, Fernando Lorenzo, quienes comunicaron formalmente el fin de la aerolínea.


Al respecto, Lorenzo dijo que “hoy (ayer) se va a pedir el concurso de acreedores de Pluna S.A. Las razones son claras y de dominio público. Se trata de una empresa insolvente y con problemas de acceso a liquidez a corto plazo que impedían su operativa”.


Los ministros explicaron que el Gobierno tuvo en consideración las “repercusiones y consecuencias que tendría para la sociedad en su conjunto, mantener la empresa y esos elementos llevaron a esta decisión”.


Igualmente, los representantes del Gobierno aclararon los alcances del proyecto de ley que presentaron al Parlamento, con el fin de restablecer las conexiones aéreas de Uruguay y ayudar a los más de 700 trabajadores de la empresa que quedaron sin empleo.


Dicha norma deberá ser aprobada por mayoría parlamentaria para “acelerar los tiempos” y permitir la ejecución del concurso de acreedores de Pluna en un plazo máximo de 60 días y no en los 120 días que establece la ley vigente.


Así las cosas, el Estado, como garante de la compra de siete aviones Bombardier CRJ que había hecho la compañía, se encargarán de subastar el total de las aeronaves por valor de 140 millones de dólares, que se invertirán en la cancelación de deudas pendientes de la línea aérea.


En ese sentido, el ministro de economía aseguró que “la subasta será transparente y con igualdad de oportunidades para todos los oferentes, no habrá otros procedimientos que no sean los más transparentes”.


Finalmente una vez se conozca el comprador de los aviones, el Gobierno planea negociar con él directamente la entrega de las rutas y frecuencias que operaba Pluna, con el compromiso de incorporar a los trabajadores despedidos.



Antecedentes


El pasado 15 de junio, el Gobierno uruguayo había anunciado un acuerdo con el Grupo argentino Leadgate, que tenía la mayoría de las acciones de Pluna, para "una salida ordenada" de la compañía. Sin embargo, ese mismo día el ministro de Transportes de ese país, informó de que las autoridades iban a buscar un nuevo socio privado, que nunca apareció. Hasta ese momento, 75% de la participación de Pluna estaba en manos de la Sociedad Aeronáutica Oriental (SAO), que a su vez es propiedad de Leadgate, que tenía dos tercios del capital, y la aerolínea canadiense Jazz, que poseía un tercio.