Economía

FLA saved money on purchase of alcohols
FLA ahorró en compra de alcoholes
10 de Julio de 2012


Mediante nueva plataforma de negociación electrónica por internet, la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA), presentaría un ahorro de 6.420 millones de pesos en la compra de una de sus materias primas, el alcohol extraneutro.


En el 2011 la FLA vendió 995.000 millones de pesos, presentando utilidades de 174.500 millones de pesos.

Cortesía de la Fábrica de Licores de Antioquia

 

César Betancourt Restrepo


La Fábrica de Licores de Antioquia ahorró más de 6.000 millones de pesos con un nuevo método para la compra de una de sus materias primas. Precisamente, el cambio en la compra de alcoholes se da en uno de los temas más controvertidos durante el final de la anterior administración de la FLA.


La controversia en el 2011 se debió a una licitación que se de adjudicó a la empresa Unión Temporal Silcompa-Guavira-Trenaco por una suma superior a 36.000 millones de pesos, lo que indica que el litro de alcohol extraneutro se habría pagado a 1,43 dólares en promedio, es decir, alrededor de 0,69 centavos de dólar encima del precio suministrado a otras compañías en la misma época.  


Hoy, la FLA alcanzó un ahorro del 18 por ciento en relación con el año pasado, gracias a la compra de alcohol extraneutro a través de un proceso de contratación por “subasta inversa” electrónica.


Con respecto a este método, Fernando Restrepo Restrepo, gerente de la FLA, explicó que “se trata de un proceso dinámico de negociación de precios en tiempo real, a través de una herramienta en Internet entre proveedores previamente habilitados por un comprador.


Se denomina Subasta Inversa Electrónica porque, en contra del sistema tradicional, obtiene la mejor posición durante la negociación, el que menor precio oferte o la mejor combinación de distintos factores con diferentes pesos determinados por el comprador”.


El efecto de esta negociación dio como resultado la compra de 10.000 millones de litros de la materia prima para el resto del año a un costo de $2.758 cada uno, $642 menos que en 2011 cuando la FLA pagó $3.400 por litro.


La FLA proyecta que el ahorro anual en la compra de este alcohol sería de 8.600 millones de pesos, ya que la Fábrica manipula aproximadamente 13,5 millones de litros de alcohol extraneutro al año.



El escándalo de los alcoholes


La licitación para la compra de la materia prima en 2011 suscitó un escándalo, pues algunas personas como el exparlamentario Ramón Elejalde, denunciaron que la FLA compró 11’500.000 litros de alcohol extraneutro por un valor encima del negociado por otras compañías, en una licitación a la que se presentó solo una empresa.


En promedio, el litro de alcohol extraneutro fue comprado a 1,43 dólares. Esta suma significó 0,69 centavos de dólar por encima de lo adquirido por otras entidades, hecho por el cual la Fábrica reportó sobrecostos por cerca de 15.293 millones de pesos.


Por el mismo periodo, la compañía italiana Silcompa S.P.A. suministró a empresas en Colombia alcohol de las mismas especificaciones a 0,65 y a 0,80 centavos de dólar y la licorera de Cundinamarca importó de Ecuador 240.000 litros a 0,96 centavos de dólar el litro de alcohol.


Desde la Contraloría General de Antioquia no dieron detalles de este proceso pero confirmaron que hay una investigación en curso respecto al tema.





La contratación


Este proceso de contratación se dividió en lotes bajo las premisas de la FLA, de ofrecer oportunidades a empresas con menor capacidad de producción y mejores ofertas en precios que aseguren un manejo transparente de los recursos del departamento.


"Es además el resultado de nuestra política de planeación en la contratación y manejo transparente de los recursos públicos, que son recursos sagrados", señaló Fernando Restrepo, gerente de la FLA.


Los lotes fueron adjudicados a las empresas Soderal S.A. y a la Unión Temporal Guabirá-Trenaco 2012, por un valor de 13.790 millones de pesos cada una; estas cumplen con las exigencias técnicas y jurídicas que exige la Fábrica de Licores de Antioquia.


En el 2011, la compra se hizo por licitación, en la que sólo una empresa se presentó a la misma.