Nacional

Enfermedades no transmisibles, principal causa de muerte en el país
9 de Julio de 2012


La morbi-mortalidad de las en­fermedades crónicas no transmisibles supera incluso las causadas por violencia y accidentes en el país.

Foto: Cortesía 

Layla Tamer, Directora Científica de Nueva EPS


El 63% de las muertes en el mundo son por causa de las enfermedades no transmisibles. Esto representa 35 millones de muertes en el planeta, de las cuales 28 ocurren en países en vía de desarrollo. La Organización Mundial de la Salud, OMS, calcula que entre el año 2006 y el 2030 las muertes por estas enfermedades se incrementarán en un 40%. Lo más preocupante es que se pueden prevenir.


Las enfermedades crónicas no transmisibles producen un alto grado de discapacidad, dependencia y deterioro significativo de la calidad de vida de las personas. Estas dolencias tienen curso prolongado, es decir que se van desarrollando con el tiempo y en muchos casos son silenciosas. Las principales dolencias que hacen parte de este grupo son las cardiovasculares, la diabetes, las neurológicas, las causadas por accidentes y las conocidas como neoplasias malignas.


“De acuerdo a las políticas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo para el periodo comprendido entre el 2011-2030  un aspecto básico a considerar en el tema de salud pública son las enfermedades crónicas no transmisibles, entre las cuales las enfermedades cardiocerebrovasculares  y la diabetes son las que ocupan los primeros lugares”, dijo Layla Tamer, Directora Científica de Nueva EPS.


Más de 9 millones de las muertes atribuibles a las enfermedades crónicas no transmisibles se producen en personas menores de 70 años y el 25% en personas con menos de 60 años.


La presencia de estas dolencias en la población se debe a múltiples factores biológicos y comportamentales como el consumo de cigarrillo, el excesivo consumo de alcohol, la obesidad y la falta de actividades físicas, entre otros. Sobre esto existen muchas cifras que demuestran la falta de conciencia y la carencia de una cultura de la salud, en la que los pacientes cumplan con las indicaciones de los especialistas en temas de nutrición y estilos de vida saludable para prevenirlas.


“Este tipo de procedimientos lo hacen los médicos de la mano de cada paciente, no es algo que se logre evitar de la noche a la mañana pues se requiere su compromiso y adherencia en los planes de mejoramiento de estilos de vida que cada especialista recomienda. Es un trabajo en equipo para lograr un efectivo auto-cuidado” añadió Tamer.


“Por ejemplo, mil millones de adultos tienen sobrepeso, y más de 300 millones son obesos. Cada año mueren, como mínimo, 2,6 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso. Más de 200 millones de hombres y cerca de 300 millones de mujeres eran obesos y en 2010, alrededor de 43 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso, diagnóstico que en la mayoría de los casos genera enfermedades como hipertensión y diabetes”, comentó Tamer.


Estudios publicados en Colombia, muestran que el 51% de la población colombiana sufre de sobrepeso y obesidad, 55 % de  las mujeres entre los 18 y 64 años tiene obesidad o sobrepeso. 


Otro de los principales causantes de estas dolencias es el tabaquismo, máximo responsable de enfermedades invalidantes e incapacidades laborales, con una grave repercusión familiar, social y económica. Genera  5 millones de muertes anuales y es responsable del 90% de todos los cánceres de pulmón. Todo esto prevenible evitando su consumo.


Colombia hace parte de estas estadísticas, la situación actual muestra que las enfermedades crónicas no transmisibles como la hipertensión arterial, la diabetes, los problemas cardiacos y respiratorios junto con los factores de riesgo asociados a estas son un problema de salud pública, donde su morbi-mortalidad supera incluso las causadas por la violencia y accidentes.


Según el último informe de enfermedad renal crónica del Gobierno Nacional, en el país fueron diagnosticados en el año 2010,  dos millones 242 mil 223 casos de hipertensión y diabetes. En los cuales las mujeres supernas en más del 20% a los hombres en los diagnósticos de las mismas.


Identificación temprana de factores de riesgo  en enfermedades crónicas: pilar del modelo de salud de Nueva EPS.


La preocupación mundial por el incremento de muertes causadas por las enfermedades no transmisibles dio lugar para que  Nueva EPS  creara el Modelo de Atención en Salud a la Medida, que consiste en instituciones y personal especializado para el manejo y atención de enfermedades crónicas, la educación al entorno familiar para el cuidado y manejo del día a día del paciente en cuanto a su estilo de vida, dieta en su hogar, la práctica de ejercicios y la gestión de riesgo integral del usuario por parte de Nueva EPS, son los componentes de este modelo que estamos desarrollando para nuestros afiliados.


“El  aumento de la expectativa de vida de la población y  la ampliación de la cobertura de servicios de salud en Colombia, al igual que el trabajo de mejoramiento continuo en los procesos de calidad de atención de los  afiliados (sistemas de información, conocimiento del perfil epidemiológico de los afiliados)  ha sido el factor primordial para que hoy en Nueva EPS, se cuente con  un nuevo modelo de salud basado en identificación temprana de  factores de riesgo modificables y no modificables, prevención primaria y secundaria para evitar la aparición de enfermedades crónicas degenerativas y los desenlaces catastróficos de las mismas”, señaló Tamer.


Los programas diseñados por Nueva EPS para la intervención temprana de factores de riesgo como obesidad, dislipidemia, prevención secundaria en hipertensión y diabetes, permitieron la identificación de 359.136 pacientes hipertensos y 96.164 pacientes diabéticos, al igual que 90.261 pacientes con diagnóstico de enfermedad renal. 


También se identificaron 60.000 pacientes con algún grado de afección pulmonar al momento de iniciar el programa de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica -Epoc con el fin de realizar actividades con esta población para disminuir el riesgo de ingreso a terapias suplementarias de oxígeno.


Los logros de la aplicación de este modelo son evidente, “nos permitió clasificar a los pacientes de acuerdo  al riesgo de desarrollar enfermedades cardiocerebrovasculares,  mostrando hoy un control de las cifras tensionales de 65.1%  en la población inscrita al programa, y un control de la diabetes de 67.7% de los usuarios inscritos en el programa”, añadió la directora científica.


Dentro de la gestión de riesgo integral del usuario  se centra el papel de un asegurador como Nueva EPS, pues trabaja en conjunto con las IPS aliadas para la detección temprana de posibles nuevos casos de enfermedades crónicas no trasmisibles y la implementación de  planes de prevención que le permitan al afiliado evitar hacer parte de esa preocupante cifra.


“La eliminación de los riesgos más importantes permitiríá prevenir la mayoría de estas dolencias y con esto, disminuiremos en cerca de tres cuartas partes la carga atribuible a las enfermedades cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes de tipo 2, y un 40% de los casos de cáncer”, afirmó Tamer.


¿Cómo evitar las enfermedades no transmisibles?


Para disminuir la posibilidad de generar este tipo de enfermedades es importante mantener un estilo de vida saludable durante la niñez y la juventud.


Según el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, figuran algunas recomendaciones como:


- Consumir frutas, verduras, pescado, aceite de pescado  y alimentos ricos en ácido linoleico y potasio.


- Realizar actividad física con indicaciones de especialistas que determinen la que es adecuada para usted.


- Mantener un consumo moderado de alcohol.


- Evitar el consumo de cigarrillo.


- Seguir las recomendaciones de los médicos para mantener una vida con hábitos saludables.