Economía

Central banks take measures to face deceleration
Bancos centrales toman medidas ante desaceleración
6 de Julio de 2012


El Banco Central Europeo redujo el jueves su tasa de interés a un nivel históricamente bajo en una tentativa por reactivar su economía. China e Inglaterra también tomaron medidas.


Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo desde noviembre de 2011.

Cortesía del Parlamento Europeo

César Betancourt, agencias


El Banco Central Europeo (BCE) redujo su tasa de interés a un 0,75 por ciento, la más baja en la historia del euro hasta el momento. La medida ha sido bien recibida por diferentes líderes europeos, aunque era prevista por analistas económicos.


En un sondeo realizado por la agencia de noticias Reuters, 48 de 71 economistas consultados esperaban que el banco rebajara la tasa, la mayoría de ellos en 25 puntos básicos.


“Este resultado es probablemente el más aceptable para el BCE en esta etapa”, dijo el economista de Nomura, Jens Sondergaard.


Sin embargo, Mario Draghi, presidente del BCE, manifestó ayer que el crecimiento económico de la zona euro es débil y está marcado por la incertidumbre, e incluso que muchos de los riesgos que existían sobre la economía se han venido materializando.


Reducir la tasa no implica necesariamente que se elimine la incertidumbre y el miedo a que otros bancos sean insolventes e incumplan con el pago de la deuda.


“Una de las razones para que el crédito bancario no muestre el dinamismo que la autoridad monetaria esperaría con la liquidez entregada hasta el momento, se debe en buena parte al incremento de la aversión al riesgo”, agregó Draghi.


¿Qué se espera con esta medida?


El recorte en la tasa de refinanciamiento del BCE puede significar menos costos de endeudamiento para los bancos, las organizaciones y los consumidores. Esa tasa es la que pagan los bancos para recibir préstamos del BCE, por lo que tiene influencia en las otras tasas en la economía.


En teoría, al pedir prestado a una menor tasa de interés hace más viable que empresas y personas accedan a contraer deudas, sin embargo algunos economistas dicen que el efecto puede ser poco relevante, debido a que las tasas de interés ya son muy bajas.


“El recorte de en la tasa de interés del BCE hace poco para alterar el panorama económico sombrío”, manifestó Jennifer McKeown, analista de Capital Economics.


La decisión del BCE se conoció después de que China anunciara un recorte a las tasas de interés del banco central de ese país, al igual que nuevas estrategias de estimulo a la economía tomadas por el banco central de Inglaterra. Estas disposiciones buscan frenar la desaceleración de la economía mundial.



Las medidas en China e Inglaterra


Por segunda vez en el año, China redujo su tasa de interés en un esfuerzo por revertir la más aguda caída desde la crisis del 2008.


El interés para acceder al crédito a un año será reducido en 0,31 por ciento, hasta un 6 por ciento, a partir del viernes, anunció el banco central del país asiático. Éste ha tomado una serie de medidas de estímulo desde marzo, después de que el crecimiento se desacelerara y registrara un 8,1% en el primer trimestre.


Por su parte, el banco de Inglaterra mantuvo su tasa en 0,5 por ciento e inyectó 50.000 millones de libras esterlinas (78.000 millones de dólares), con el fin de estimular la economía británica que se encuentra oficialmente en recesión.


La decisión tomada el jueves por el Comité de Política Monetaria del Banco, busca que bajo el llamado programa de facilitación cuantitativa, el Banco de Inglaterra compre bonos del gobierno británico, conocidos como "Gilts", a los bancos, con la expectativa de que estos utilicen el dinero que reciban para dar crédito a empresas y consumidores, lo cual reactivaría la economía de este país.