Mundo deportivo

Javier Coulson, Puerto Rico’s hope
JAVIER CULSON, esperanza de Puerto Rico
29 de Junio de 2012


Los 400 metros con vallas es una prueba demasiado exigente. Culson se ha preparado corriendo hasta los 800 metros, porque tiene rivales muy fuertes.

Foto: AP 

La principal angustia de Javier Culson es no rozar la valla, el mayor riesgo de esta prueba.

Hermes Ayala-AP


Puerto Rico sueña con su primera medalla olímpica de oro y tiene buenos motivos: luego de conseguir la plata en los dos últimos mundiales, el boricua Javier Culson es uno de los favoritos para ganar los 400 metros con vallas en los Juegos de Londres.


Culson lleva varios meses de arduo entrenamiento, pero también de amplio sosiego. Tras alcanzar su segunda medalla de plata el año pasado en el Mundial de Daegu, Corea del Sur, el atleta, nacido y criado en la sureña ciudad de Ponce, decidió regresar a sus raíces.


“Lo que estoy haciendo es entrenando muy fuerte todos los días y a final de semana, los viernes, me voy a distintas pistas de Puerto Rico, para entrenar con clubes especializados en atender a los corredores más jóvenes”, dijo Culson a la AP luego de una sesión de entrenamiento en la pista municipal de Barceloneta, un pueblo en la costa norte de la isla.


Con su gente


“Aquí puedo estar con mi hija. Aquí puedo estar con mi entrenador (José) ‘Cano’ Amil, que ha sido como un padre para mí. Y aquí puedo estar con mi gente, alimentándome de la energía que necesito para bajar mi tiempo y hacer que el himno de Puerto Rico suene en Londres. Muchos se van a entrenar a Estados Unidos, pero yo decidí quedarme aquí”, agregó el vallista, quien se crió con su madre y comenzó a practicar el atletismo de adolescente bajo la tutela de Amil.


Con una mentalidad de puro trabajo, Culson espera alcanzar la meta de bajar su mejor marca personal, de 47.72 segundos, lo que entiende debe asegurarle un espacio en la final en Londres y posiblemente un puesto en el podio.


Para esto también ha recibido asistencia de los semifondistas internacionales Alex Greaux y Luis Soto, quienes lo ayudan a encontrar la condición necesaria para mejorar su tiempo. Culson ha tenido problemas para cerrar sus carreras.


“Incluso, hemos estado realizando carreras de 800 metros, como parte de mis fogueos. Quiero estar listo en todo el sentido de la palabra”, acotó.


El reto


Culson sabe que no será fácil subir al podio en Londres, por diferentes razones. Primero, está la rivalidad amistosa que mantiene con el inglés David Greene, ganador del oro en el pasado Mundial y quien, seguramente, será el favorito de la multitud en Londres. Greene marcó tiempo de 48.26 en Daegu para agenciarse el oro, mientras que el boricua se tuvo que conformar con la plata al registrar 48.88.


Culson, de 27 años, ya es reconocido como el mejor en la historia del atletismo puertorriqueño y posiblemente será el abanderado de la delegación.


El boricua también quiere la reivindicación luego de perder el oro frente a su pueblo ante el jamaiquino Leford Green en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2010 en Mayagüez, Puerto Rico.


“Yo estoy listo y sé que el país entero va a estar pendiente de mí. No los voy a defraudar”, sentenció.



El riesgo


No hay garantías de que Culson pueda superar las eliminatorias, tomando en cuenta las situaciones imprevistas que suelen darse en las pruebas de vallas.


"Sí, tengo pesadillas cuando pienso en eso", indicó al ser abordado sobre el hecho de que atletas como Kerron Clement, ganador del oro en los 400 metros en el Mundial de 2009, han quedado eliminados en competencias mundialistas tras fallar en las preliminares. Clement, quien ganó plata en 2008 en Beijing, no pasó a la final en el Mundial de 2011.


"Sé que el mero hecho de rozar una valla puede significar mi eliminación. Mentalmente me estoy preparando para hacer una carrera perfecta. Creo que eso es lo más difícil de este entrenamiento", afirmó.





La carrera


La carrera con vallas se divide en tres componentes: La salida, la carrera de velocidad y ritmo y el pasaje de la valla. Cada uno de estos componentes tiene sus propias fases. La salida baja se divide en cuatro fases que son: Posición. Posición de listos. Impulso. Aceleración.


La carrera se divide en apoyo y vuelo. Esta fase se experimenta al inicio de la carrera, durante el paso entre vallas y en el último tramo de la carrera. El pasaje de la valla se divide en tres fases, ataque, pasaje de la valla y caída. Esta fase es la que permite al corredor pasar exitosamente cada una de las vallas.