Economía

Fedesarrollo joins the tax reform debate
Fedesarrollo se suma al debate tributario
29 de Junio de 2012


En el segundo semestre del año se presentaría al Congreso la propuesta del Gobierno para la reforma al sistema tributario. Fedesarrollo anticipa el análisis del borrador de la misma.

Foto: Cortesía 

Fedesarrollo destaca de la nueva Reforma Tributaria el enfoque para reducir los índices de desigualdad en el país.

Redacción Economía


Cuando aún no se conoce el texto de Reforma Tributaria, Fedesarrollo manifiesta que existen “coincidencias  importantes” entre el borrador de esta reforma y la postura de esta institución. Sin embargo, advierte que la propuesta “no tiene un carácter integral y no busca incrementar el recaudo tributario”.


En el último informe publicado por Fedesarrollo, los voceros de este centro de pensamiento afirman que resulta indispensable avanzar hacia una estrategia tributaria y de gasto público, que contribuya a mejorar la distribución del  ingreso en Colombia, como sucede en los países europeos, por lo que destacan  que “el mayor mérito de la reforma propuesta por el Gobierno radica en el énfasis a los temas de equidad”.


Más aún, “el índice de Gini (que mide la brecha entre ricos y pobres) construido con ingresos antes de impuestos y transferencias para nuestro país es 0,54, solo ligeramente superior al del Reino Unido (0,52). En cambio, cuando los datos se miden después de impuestos y transferencias monetarias por parte del sector público, el índice de Gini para Colombia se mantiene igual, en 0,54, mientras en El Reino Unido baja a 0,36”, explican los investigadores de Fedesarrollo en el número 120 del informe de “Tendencia Económica”. 


Aun así, los cambios más importantes de la reforma están concentrados en la distribución del impuesto de renta entre  las empresas y las personas naturales, más que en la distribución de los ingresos de las familias.


“El Gobierno ha planteado una reducción de las tarifas de impuesto a las empresas desde el 33% actual hasta 27%. Esto representa un avance significativo en materia de competitividad y generaría una mayor equidad entre las empresas”.


Según el informe mensual del principal centro de pensamiento del país, en Colombia existen “unas tarifas de tributación excesivamente altas para las empresas y una contribución demasiado baja de  las personas naturales”.


El informe resalta que “de acuerdo con cifras Dian, el recaudo de impuesto sobre la renta de  personas naturales representa apenas 1,1% del PIB, cifra  que se compara con 1,8% en el promedio latinoamericano y con 9% del PIB en los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico”.


Fallas de la propuesta


No obstante, pese a “coincidir” en propender por la equidad desde ambos puntos del espectro, los creadores del informe de Fedesarrollo señalan que la propuesta tiene “fallas protuberantes”.


“La falta de integralidad de la Reforma Tributaria esbozada por el Gobierno tiene su principal manifestación en el hecho de que no incluye entre sus objetivos el desmonte de los impuestos más distorsionantes que tenemos en el país”, enfatizan.


Para la entidad, aunque el Gobierno ha planteado una eliminación gradual del Cuatro Por Mil, lo cual constituiría un avance, no se propone nada en materia de los impuestos asociados a la creación de empleo, como es el caso de los parafiscales, que al constituir un “sobrecosto” para el empleador, “hacen que Colombia mantenga indicadores de informalidad y desempleo atípicamente altos”.


Por otra parte, “un propósito altamente deseable para la Reforma Tributaria que no ha sido contemplado por el Gobierno sería aumentar el recaudo tributario en una magnitud del orden del 1,5% del PIB, lo que permitiría blindar la economía colombiana frente a condiciones externas menos favorables”.


De otro lado, frente a la controversia que se ha suscitado en torno a un posible aumento del IVA, Fedesarrollo afirma que aunque es cierto que este hecho implicaría mayores impuestos pagados por los estratos más pobres de la población como proporción de sus ingresos, “esta discusión fue planteada en forma incompleta”.


Según esta entidad, “no se tuvo en cuenta el impacto redistributivo de los gastos que se pueden financiar con lo que se recaude a través del IVA y tampoco el hecho de que la mayor parte del consumo (y del IVA pagado) se concentra en los estratos más altos”.


Cálculos de Fedesarrollo sugieren que el 10% más rico de la población, obtiene el 30,5% del beneficio asociado con la exención en el pago del IVA de varios bienes de consumo.


“Valga decir, una política diseñada para favorecer a los más pobres termina favoreciendo en mayor proporción a los más ricos, pues son estos quienes consumen la mayor parte de los bienes exentos. Por esas razones un aumento en el recaudo a través del IVA puede tener un impacto redistributivo favorable al aumentar la capacidad del Estado para atender a los sectores menos favorecidos mediante, por ejemplo, transferencias monetarias o gasto público en salud y educación”, concluye el documento.




El “sobrecosto” de los parafiscales


Según los investigadores de Fedesarrollo, una de las explicaciones de que Colombia mantenga indicadores de informalidad y desempleo atípicamente altos tiene que ver con los sobrecostos que conlleva contratar un empleado. "Las contribuciones para salud, cajas de compensación familiar, Sena e Icbf, suman en conjunto más del 20% de lo que percibe directamente el trabajador y al menos una porción muy alta de ellas puede ser vista como tributación indirecta". De acuerdo con los estudios que ha publicado esta entidad, de eliminarse este sobrecosto se estimularía el empleo y se reduciría la pobreza y la desigualdad.