Nacional

Uribe dijo no haber intercedido por general Mauricio Santoyo
19 de Junio de 2012


"Jamás escuché el más mínimo comentario en su contra", resaltó Uribe.


AP


El expresidente Alvaro Uribe aseguró hoy que no intercedió ni ante el Congreso ni ante el Ministerio de Defensa para impulsar el ascenso de coronel a brigadier general de quien fuera su jefe de seguridad, Mauricio Santoyo, procesado penalmente en Estados Unidos por vínculos con el narcotráfico.


El exmandatario afirmó que nunca escuchó rumores de que el oficial tuviera nexos con delincuentes.


"Jamás le pedí yo, ni intercedí ante el Ministerio de Defensa sobre los ascensos ni tampoco ante el Congreso, no solamente en el caso del general Santoyo sino en general", agregó el exgobernante, en respuesta a señalamientos de sus adversarios en tal sentido.


De acuerdo con una acusación formal de un jurado investigador de una corte federal de la ciudad de Alexandria, en el estado de Virginia, Santoyo habría recibido sobornos a cambio de dar información de inteligencia a las principales bandas del narcotráfico en Colombia sobre las indagaciones de autoridades estadounidenses, británicas y colombianas.


Según las autoridades estadounidenses, Santoyo se habría aliado con la llamada "Oficina de Envigado", una organización criminal dedicada al narcotráfico y al sicariato en este municipio.


La "Oficina de Envigado" surgió en la época del narcotraficante y fundador del cartel de Medellín, Pablo Escobar, quien fue abatido por la Policía en esa ciudad en diciembre de 1993.


El exjefe de seguridad de Uribe ha sido señalado de entregar a las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia información sobre las operaciones que las autoridades estadounidenses, británicas y colombianas iban a realizar en su contra.


Así mismo, habría facilitado que policías corruptos dieran apoyo a los paramilitares. También ha sido señalado de haber entegado información de inteligencia recolectada por el gobierno que fue usada por las bandas criminales para identificar personas que luego fueron asesinadas.


La Fiscalía dijo que contra Santoyo aún no hay una orden de captura con fines de extradición.


"He sido enterado a través de los medios de comunicación de la acusación que se adelanta en mi contra", dijo el exjefe de policía.


"Serví a Colombia por más de treinta años como oficial en la Policía Nacional y tengo la tranquilidad de poder responder cualquier inquietud sobre mi proceder", expresó Santoyo.