Editorial

El proceso Pékerman
11 de Junio de 2012


José Pékerman ha demostrado que sabe. Ha estudiado a los jugadores, conoce sus movimientos. Es un profesional serio en su trabajo.

5

 


Colombia tiene que mantener vivo su sueño de ir de nuevo a un Mundial de Fútbol, cuya próxima cita será en Brasil 2014. La derrota ante Ecuador, pese a que jugamos mal, no nos debe amilanar. Pero hay que aterrizar. Un proyecto hacia el Mundial debe obedecer a un plan a largo plazo.


En este camino hacia las Eliminatorias para el próximo Mundial, Colombia ha tenido tres técnicos hasta el momento: Hernán Darío Gómez en la pasada Copa América, Leonel Álvarez en los tres primeros partidos oficiales y ahora el argentino José Néstor Pékerman. Con Leonel, la Selección perdió 2 a 1 con Argentina en Barranquilla, uno de los mejores seleccionados del continente, igualó en casa a un gol con Venezuela, la revelación de las Eliminatorias Suramericanas y le ganó un histórico partido 2 a 1 a Bolivia en La Paz, imponiéndose también al mito de la altura. Con el transcurrir del certamen nos hemos dado cuenta de que Leonel no comenzó tan mal como para haberlo sacado por la puerta de atrás como lo hizo la Federación Colombiana de Fútbol. La realidad nos lo confirma: Argentina acaricia el liderato y conserva el gran favoritismo suramericano; Venezuela le igualó en Montevideo a Uruguay, la cuarta selección del mundo y en este momento cuenta con ocho puntos en la tabla. ¿Era tan malo el balance de Leonel Álvarez? 


Entonces nos embarcamos con José Pékerman, un técnico de trayectoria que ostenta tres títulos mundiales juveniles con la selección de su país. Bajo la conducción  del estratega gaucho se le ganó 2 a 0 en un brillante partido amistoso a México, con una actuación que nos despertó muchas expectativas. En el debut de Pékerman en la Eliminatoria se obtuvieron los tres puntos en Lima frente a Perú y ayer con Ecuador perdimos 0 a 1, aunque seguimos peleando la clasificación.


A la Selección se le critica que está jugando muy mal, no obstante que a sus jugadores les va muy bien en sus respectivos clubes en el exterior. Y ahí está la esencia de la discusión. Se le ganó a un menguado seleccionado peruano, al que le faltaban ocho titulares. Pero fue un pésimo partido de nuestra Selección.


Un partido sin brillo, sin claridad. Y con Ecuador igual. 


Ahora carecemos de identidad en el juego porque el seleccionado no se identifica con nada. 


Tuvimos mucho en el pasado. Nosotros vivimos la lección, nos llenamos de satisfacciones con ella, pero la olvidamos. Fue en aquella histórica época Maturana-“Bolillo” Gómez que se inició en 1987 y que nos llevó consecutivamente a los mundiales de Italia 90, Estados Unidos 94  y Francia 98. Solo después de un largo proceso de trabajo, nuestra Selección demostró una identidad en su juego. Fueron once años de muchos logros y muchas alegrías, tal vez la temporada más prolífica de nuestro fútbol a nivel mundial.


Un proceso con trabajo y renovación. Aún recordamos con orgullo muchas jornadas gloriosas como aquel 5 a 0 contra Argentina en Buenos Aires o el inolvidable empate a un gol con Alemania.


Respirábamos confianza en la Selección y manteníamos por los aires nuestro nivel de autoestima. ¡Qué gusto era ver jugar esa Selección!


Pero lo que hicimos con la mano lo borramos con el codo. Después comenzamos a dar tumbos, perdimos la identidad que habíamos logrado, se suspendió el proceso y no fuimos capaces de encauzarlo de nuevo. La solidez del argumento se refuerza aún más con la presencia de Francisco Maturana en Ecuador. Allí se planificó un trabajo a largo plazo, que continuó Hernán Darío “Bolillo” Gómez, quien llevó a Ecuador al Mundial de Corea y Japón en el 2002. Algo que nadie se esperaba, es que en esa fase eliminatoria Ecuador pasó de segunda. Luego llegó Luis Fernando Suárez, quien continuó con el proceso y llevó a los ecuatorianos al Mundial de Alemania 2006. Y mientras tanto aquí en Colombia continuábamos dando palos de ciego. Y en este momento nadie ha podido decirnos a qué jugamos ni cómo debemos hacerlo.


El cuento de los procesos no es invento de Francisco Maturana y de Hernán Darío “Bolillo” Gómez. Tenemos ejemplos como los de José Mourinho con el Porto, el Inter de Milán y el Real Madrid. Y ni qué decir de Pep Guardiola con el Barcelona.


José Pékerman ha demostrado que sabe. Ha estudiado a los jugadores, conoce sus movimientos. Es un profesional serio en su trabajo. Dejemos al menos que lleve un proceso serio a largo plazo, para ver si encontramos el camino perdido y algún día sabemos a qué jugamos.


 




Comentarios
5
Jose
2012/06/12 10:40:54 pm
Yo creo que Pekerman no daño nada, ni destruyo nada ni acabó nada. Colombia hace mucho viene jugando a aguantar partidos, nuestros jugadores se acostumbraron a pelear empates y a sufrir victorias, no a disfrutar jugando y dominando a sus rivales. Creo que Pekerman es el técnico que necesitamos porque en este momento lo importante son los resultados, no el futbol que se juegue. El es amante del talento, de los jugadores que saben con el balón y afortunadamente en Colombia, tenemos muchos de esos. Estoy completamente de acuerdo con el escritor, demosle tiempo!!! no pidamos que en 3 partidos el equipo juegue como el Barcelona o como Uruguay o Chile (que llevan mas de 7 años jugando a lo mismo). Aprendamos y callémonos a tiempo, que son suficientes mundiales vistos en televisión. ADELANTE PEKERMAN!!!
Mario
2012/06/11 05:36:38 pm
El fútbol en Colombia necesita urgentemente una revaluación. Estamos dando vigencia a viejos pergaminos que ya cumplieron su ciclo. Carecemos de una filosofía. De un sistema que establezca diferencias. Pékerman destruyó en un solo borrón lo poquito que quedaba. Sobre la marcha, su campaña va a ser muy difícil. Debemos empezar sobre las bases, estos viejos tienen muchos caprichos y éste, Pekerman, los está volviendo muy misteriosos. Hasta para entrar al hotel....
Mario
2012/06/11 05:35:03 pm
El fútbol en Colombia necesita urgentemente una revaluación. Estamos dando vigencia a viejos pergaminos que ya cumplieron su ciclo. Carecemos de una filosofía. De un sistema que establezca diferencias. Pékerman destruyó en un solo borrón lo poquito que quedaba. Sobre la marcha, su campaña va a ser muy difícil. Debemos empezar sobre las bases, estos viejos tienen muchos caprichos y éste, Pekerman, los está volviendo muy misteriosos. Hasta para entrar al hotel....
Luis
2012/06/11 12:20:27 pm
Sencillamente no sabemos esta selección a que juega... no tiene una filosofía, no tiene un patrón de juego..no se sabe quienes son los delanteros ... no sabemos quienes son los volantes.. James debiera estar repartiendo bolas en el medio.. Falcao esperando los centros desde los costados y nó cazando mariposas en cualquier parte.. Dorlan como es tan egoista y acá no lo dejan entonces no hace nada .. y el único que le dió algo de actitud con Perú en el segundo tiempo.. Aldo Leao, no apareció ni en el banco.. Conclusión .. Pequerman está mas confundido, que concentrado... aestas que dirá el Presidentico Santos?..
rodrigo
2012/06/11 05:56:22 am
el problema de la seleccion colombia no es de técnico, es de la misma selección. Ese equipo es como la fiscalia. El problema no es de dirigencia es el engendro que cobija y patrocina. Falcao es bueno en un equipo español donde todos son iguales fde buenos y juegan parejo. el equipo chochombiano es la suma de once individualidades que juegan al garete que no los disciplina ni mandrake.