Editorial

La caída de ‘Diego Rastrojo’
5 de Junio de 2012


Aquí seguimos esperando que, con la misma resolución y contundencia, capturen jefes de las Farc y que, con la misma diligencia con que extraditan ‘capos’ de las ‘bacrim’, entreguen a los de la guerrilla.

2

La captura en la madrugada del domingo de Diego Pérez Henao, alias ‘Diego Rastrojo’, en una finca del estado fronterizo de Barinas, tiene curiosas semejanzas con la de Maximiliano Bonilla Orozco, alias ‘Valenciano’ a fines de noviembre del año pasado en Maracay, estado de Aragua.


En esa ocasión, el régimen chavista necesitaba urgentemente mostrar que sí funcionaba la colaboración bilateral contra la delincuencia organizada, en vísperas de una cumbre Santos-Chávez en Caracas y después del alboroto que se armó con la filtración de una conversación del expresidente Uribe con miembros de la oposición venezolana. “No hay ningún plan cronometrado -dijo Chávez- pero fue una feliz coincidencia. Cayó ‘Valenciano’ en la noche y está a disposición de Colombia”.


La captura de un ‘pez gordo’ de las ‘bacrim’, que al parecer vivía allí hace bastante tiempo, posando de capataz de finca, y que, según confesó, participó en enero de 2008 en el asesinato en Mérida de su antiguo jefe y líder del cartel del norte del Valle, Wílber Varela, alias ‘Jabón’, le sirve esta vez al chavismo para contrarrestar la oleada de críticas -no del ‘nuevo mejor amigo’, por supuesto- sino de la oposición y de analistas en Colombia sobre la tolerancia y aun colaboración con las Farc, como lo demuestra el reciente ataque de ese grupo, en zona rural de Maicao, que dejó doce militares muertos y que está probado se planeó y se ejecutó desde territorio venezolano.


La oposición venezolana tiene su particular interpretación de la captura del jefe de ‘los rastrojos’. Para el gobernador del Zulia, Pablo Pérez (El Universal, 04-06-12) “es un autogol que se mete el Gobierno Nacional”, pues esa detención se produjo en el municipio Rojas, a solo 15 minutos de donde nació el presidente Chávez y a 45 minutos de donde gobierna su hermano, Adán Chávez. “Cuando denunciamos la existencia de irregulares colombianos en la frontera, el Gobierno dice que es mentira y fíjense dónde fue capturado... No son fantasías; se trata de realidades que se viven a diario en la frontera venezolana”.


No le falta razón, pues para efectos de la lucha contra el narcotráfico, tan “irregulares” son los ‘rastrojos’ o ‘los urabeños’ como el reconocido cartel de las Farc, o al menos eso fue lo que dijo que haría el presidente Chávez en noviembre, en presencia de su homólogo colombiano: “Sepa Colombia, sepa presidente, se lo ratifico, que nosotros haremos todo lo que está a nuestro alcance para impedir que desde el territorio venezolano se conspire o se arremeta, o se atente contra Colombia... Repito: bien sea narcotráfico, guerrilla, paramilitarismo, o cualquier cuerpo armado que viole o pretenda violar la soberanía venezolana”.


Pero hasta el más ingenuo se da cuenta que la determinación con que se combaten esos grupos no es la misma. Contra las bandas criminales hay que decir que el Gobierno venezolano ha sido bastante eficiente, contando, claro está, con la necesaria y eficaz colaboración de la Policía y de los organismos de inteligencia de Colombia. Para los ‘capos’ de esas organizaciones, Venezuela parece estar perdiendo la condición de seguro refugio y plataforma ideal para sus negocios de narcotráfico y lavado de activos. Lo prueban las dos mencionadas capturas; y las de Martín Llanos; Gildardo García, alias ‘Alirio Rojas’, socio del ‘Loco Barrera’; Carlos Rentería Mantilla, alias ‘Beto Rentería’; y Javier Arango Herrera, alias ‘Chely’. De los anteriores, unos han sido entregados a las autoridades norteamericanas y otros a Colombia. Sobre el destino de ‘Diego Rastrojo’, el ministro del Interior venezolano dijo: “Colocaremos de inmediato a órdenes de la justicia de su país a este jefe criminal”, pero lo mismo prometieron en el caso de ‘Valenciano’ y terminaron entregándolo a EE.UU., no se sabe si para hacerse perdonar o para ganarse los 5 millones de dólares de recompensa, la misma que ofrecen por el nuevo trofeo.


Aquí seguimos esperando que, con la misma resolución y contundencia, capturen jefes de las Farc y que, con la misma diligencia con que extraditan ‘capos’ de las ‘bacrim’, entreguen a la justicia de Colombia a los ya capturados William Alberto Chitiva Asprilla, alias ‘Marquetaliano’, uno de los ‘históricos’ de esa guerrilla, y al célebre cantante ‘Julián Conrado’, preso allí hace más de un año y pedido insistentemente en extradición.




Comentarios
2
rodrigo
2012/06/05 09:02:51 am
DIOS MIO : ILUMINA A ESTOS POLITICOS COLOMBIANOS PARA QUE NOS REHABITEN LA ISLA GORGONA A FIN DE ALBERGAR ESTE TIPO DE DELINCUENTES Y NO EXPONERLOS EN CARCELES NORMALES
rodrigo
2012/06/05 07:39:33 am
en otra epoca fue el regimen cubano que acogia en su regazo a los insurgentes y secuestradores de aviones. hoy es venezuela que sin ambages apoya incondicionalmente a la guerrilla y a sus des`pòticos y siniestros jefes.