Economía

World shortage of skilled labor
Escasez mundial de trabajo calificado
4 de Junio de 2012


Colombia, como parte del mercado suramericano, junto con África e India se abocan en los próximos veinte años a enfrentar una gran oferta de personas en edad de trabajar. La oferta de empleo requeriría cada vez de más capacitación.

Foto: AP 

Plaza de Puerta del Sol, Madrid. Altos niveles de desempleo se materializan en "reacciones extremas" por parte de los habitantes europeos. Con un 24,3% y un 51,5%, respectivamente, España ostenta el mayor desempleo de la Unión Europea tanto general como en jóvenes.

En el mundo, según una encuesta, empleadores de diferentes países perciben dificultades para encontrar personal calificado. A su vez, otros estudios muestran que persiste la amenaza de un aumento del desempleo global, derivada del rápido crecimiento de la población en edad de trabajar.


Según una encuesta realizada por la empresa de selección de personal Manpower, el 34% de los empleadores consultados a lo largo del mundo reportaron problemas para llenar vacantes por no encontrar a la persona indicada. Japón (81%), Brasil (71%), Bulgaria (51%), Australia (50%) y Estados Unidos (49%) fueron los países que registraron la mayor escasez.


Entre las razones que dificultan el cubrimiento de las vacantes disponibles se encuentra la falta de postulantes para el cargo, que se incrementó del 24% al 33% para este año. Asimismo, “la ausencia de competencias técnicas” pasó del 22% al 33%.


Sin embargo, cada vez los empleadores están respondiendo a esta escasez creando programas de entrenamiento interno, y  de hecho, algunas empresas han implementado esquemas de “perfil educable”, donde se contratan a personas de pocas habilidades pero de muy alto potencial para aprender y crecer en el cargo específico.


Cabe resaltar que, por primera vez en los siete años que lleva realizándose esta encuesta, los empleadores pertenecientes al continente americano reportaron que los cargos relacionados con ingenierías son los más difíciles de llenar.


En Argentina, ingeniería es la segunda profesión más necesitada, al igual que en Canadá, Costa Rica y Estados Unidos.


A este respecto, la estrategia más común implementada por los empleadores en nuestro continente para enfrentar esta carencia de talento está en incrementar el entrenamiento de los novatos y el contar con programas de desarrollo para mejorar la plantilla. 37% de los encuestados del continente han llevado a cabo esta estrategia, frente al 32% registrado en 2011, por encima del promedio global de 25%.


Aumento de la población


Por otra parte, según  un estudio de la empresa de reclutamiento de personal Hays,  en los próximos 20 años, la población mundial en edad de trabajar aumentará en más de mil millones de personas. Un crecimiento que se producirá casi en su totalidad en las economías en desarrollo, mientras que “el mundo desarrollado” asistirá a la reducción y envejecimiento de su fuerza laboral, destacan los investigadores en su informe.


El informe señala que los mercados en desarrollo se enfrentan a un período de rápida industrialización y a la construcción de infraestructuras que requieren la colaboración de trabajadores cualificados y experimentados que, en la actualidad, no están disponibles en número suficiente en estos países.


Mientras que, paralelamente, los mercados desarrollados tendrán que encontrar formas para mantener su ventaja competitiva en las industrias clave e invertir en la formación y capacitación de los nuevos profesionales que se requerirán en un marco laboral más pequeño y envejecido de trabajadores.


Además, durante los próximos 20 años las economías desarrolladas serán cada vez más dependientes de la contribución de los trabajadores de 60 o más años. Muchos países, como Gran Bretaña, ya han aprobado leyes que permiten permanecer en el trabajo a las personas mayores y seguir siendo productivos, pero queda mucho por hacer, tanto en el mantenimiento de las habilidades de los trabajadores de más edad como en la creación de oportunidades para estos trabajadores mayores.


Según el informe de Hays, los gobiernos y las industrias deben empezar a planificar ahora cómo van a hacer frente a este desequilibrio, tanto para aprovechar el nuevo potencial económico que esta enorme fuerza de trabajo puede ofrecer, como para crear los perfiles y la cualificación profesional capaces de dar respuesta a las nuevas demandas y necesidades.


Un reto global


Según Alistair Cox, director general de Hays, “solo pensando globalmente los gobiernos y las empresas podrán crear un ecosistema que nos permita resolver estos retos en conflicto y crear las bases para el pleno empleo y una economía mundial sólida”.


En el informe, realizado junto con la firma consultora Oxford Economics, se señala la necesidad de que se produzca una transferencia masiva, y en ambas direcciones, de capacidades y trabajo entre países desarrollados y en desarrollo.


En la actualidad, la política sobre la migración de profesionales cualificados se decide en el ámbito nacional o regional, a pesar de que se trata de una tendencia mundial.


El informe muestra, además, que el mercado de trabajo mundial tendrá cada vez más la forma de un ‘reloj de arena’, donde los trabajadores semicualificados serán desplazados por puestos de trabajo automatizados. Para paliar esta tendencia,  los gobiernos y las empresas tienen que invertir en capacitar a los trabajadores con habilidades relevantes en las industrias de futuro.




“Abismo” laboral en Colombia


Duarte Ramos, presidente de Hays en Colombia, advierte que en el país hay un abismo entre la Academia que ofrece numerosos cursos en Ciencias Sociales y Humanas, mientras que el mercado laboral necesita más profesionales para las áreas de construcción, infraestructura, minería, banca y finanzas.


"Colombia necesita geólogos, geofísicos, profesionales en el área de minería, infraestructura, construcción y telecomunicaciones, porque de lo contrario, vamos a tener que seguir importando de otros países", afirma Duarte Ramos. "Sin embargo, en otros sectores como el financiero, el problema no es la carrera sino la falta de experiencia en áreas como administración del capital, banca de inversión, y análisis del capital de riesgo", agrega.


Profesionalizarse en el área de la salud es otra oportunidad para los colombianos, que pueden llegar a cubrir la creciente demanda de este tipo de profesionales en los países desarrollados donde la expectativa de vida es cada vez mayor.