Economía

Oriente multiplicaría por tres
Autor: Mauricio Berrío Vélez
3 de Junio de 2012


Con la meta de triplicar las exportaciones no minero-energéticas de Colombia, la brújula del Gobierno apunta hacia el Oriente con el fin de lograr acuerdos de libre comercio con economías más dinámicas de esa región como la coreana, china o japonesa

Foto: Pablo Andrés Pasos 

 

Colombia, con su oferta de productos agropecuarios, pretende satisfacer la demanda alimentaria en países que por diversas condiciones son deficitarios en este sector. 

 

 


Siendo coherentes con las necesidades de los diferentes mercados en el mundo de materias primas, productos elaborados, y en especial de alimentos, el Gobierno Nacional por medio del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de la mano del sector privado, se fijó la meta de triplicar las exportaciones no mineras del país en los próximos 10 años.


Sergio Díaz-Granados, ministro de Comercio, Industria y Turismo, explicó que “entre 1991 y 2001 las exportaciones no mineras crecieron a un factor de 1,5% y entre 2001 y 2010 de 2,4%”, y agregó que “la meta de triplicar las exportaciones impacta positivamente el sector agropecuario colombiano, porque hay una necesidad creciente de alimentos producto de la expansión de estos países que están demandándolos cada vez más”.


Como estrategia para lograr ese objetivo, el Ministerio busca asegurarles a los productores agrícolas exportadores el acceso preferencial a los mercados mundiales más dinámicos y por eso trabaja en una agenda de internacionalización económica que luego de lograr el objetivo de alcanzar un TLC con EE.UU., ahora tiene la lupa puesta en los mercados orientales como el de Corea del Sur, China, Japón y otros no menos importantes como Israel y Turquía.


Díaz-Granados aseguró que “más del 50% de la economía mundial estará localizada en los próximos años en las economías asiáticas. Por eso hemos venido trabajando en la aproximación a estos mercados y esa aproximación pasará por el cierre del acuerdo de libre comercio con Corea del Sur, acuerdo que venimos negociando desde finales de 2009”.


En ese sentido, el ministro anunció que para este año se firmará el acuerdo con este país asiático y que se presentará al Congreso colombiano en 2013. “Ya se solucionaron los problemas con la industria y ya cedieron ellos en la parte agrícola”, dijo.


Así mismo, el jefe de la cartera de Comercio indicó que Corea del Sur es un país con una población de 48 millones de habitantes que no tiene la capacidad de producir los alimentos que demanda su propia población. “Hay un déficit por ejemplo en el consumo de carne, puesto que tiene que importar alrededor del 50% de la carne que consumen y además tiene los aranceles más altos del norte de Asia”.


Además de eso, luego de anunciar la visita del presidente coreano el próximo 25 de junio, Díaz-Granados dijo que se comenzarán los trabajos de negociación con Japón y adicionalmente se pondrá en marcha el estudio de probabilidad para China, y afirmó que “estos mercados serán los primeros en Asia con los cuales Colombia negociará acuerdos que pueden significar una gran oportunidad de negocio para las empresas colombianas asociadas al agro”.


La gira al Medio Oriente


En el marco de la gira por Oriente Medio que realizaron funcionarios del ICA, Invima, Fedegán y Proexport durante los últimos diez días de mayo, el servicio veterinario de Israel anunció la verificación de los programas sanitarios e inspección de plantas de sacrificio colombianas, entre el 24 de julio y el 4 de agosto de este año, lo que representa un importante adelanto de cara a los trámites que se están gestionando para la entrada de productos cárnicos a ese país.


Esta gestión también ha arrojado promisorios resultados con Argelia, pues su autoridad sanitaria asumió el compromiso de dar respuesta al ofrecimiento de certificación sanitaria que Colombia envió en abril y que fue discutido en la gira.


Para lograr el objetivo de exportar carne a Argelia y Emiratos Árabes Unidos, es necesario que las plantas de sacrificio en Colombia cumplan con la certificación Halal, que consiste en que cualquier alimento o bebida se ajuste a la normativa islámica recogida en el Corán, en las tradiciones del Profeta y en las enseñanzas de los juristas islámicos.


Según Teresita Beltrán Ospina, gerente General del ICA, si se abren las puertas a los Emiratos Árabes Unidos también se tendría libre acceso a Kuwait, Qatar, Arabia Saudita y Omán, países miembros del GCC (Gulf Cooperation Council).


De igual forma, luego de la sexta ronda de negociación para un TLC con Turquía, la cual concluyó ayer, el ministro calificó de positivo el avance en esta agenda comercial, donde el tema principal giró en torno al capítulo de acceso a mercados.


En el caso de los productos agrícolas se mejoraron las ofertas de Turquía en lácteos, tabaco, verduras y frutas, principalmente, entre las que se destaca el banano. Por su parte Colombia mejoró su oferta en aceitunas, higos, pistachos y preparaciones alimenticias, en particular.


Díaz-Granados concluyó diciendo que sobre estos mercados “está la oportunidad de oro para América Latina y para un país como Colombia que puede sintonizarse con esa tendencia mundial. Pero para poder hacer que eso se vuelva realidad, estamos tomando una serie de decisiones que nos permitan volver a Colombia un país relevante como es Brasil o Argentina en la producción de alimentos”. 


 



Oferta exportable

 


Según el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, otra estrategia para aumentar la oferta exportable del agro colombiano es mejorar la fuerza de ventas en el exterior. “Es decir, tener personas que promueven los compradores internacionales para los productos colombianos. Hay que tratar de mejorar la presencia comercial teniendo oficinas en Tokio, en Beijing, por ejemplo, especializadas en los productos colombianos”. 


Además, el ministro dijo que estas oficinas deben tener una “fuerza de venta que proporcione más inversionistas y más compradores que vengan a nuestro país y eso no es  suficiente si no tenemos la oferta exportable. El gran reto de nuestro país es producir lo que el mundo necesita en los tiempos, las calidades y las condiciones que el mundo y los mercados nos lo exigen”.