Nacional

Diez hombres se enterraron hasta el cuello para impedir desalojo
29 de Mayo de 2012


Mientras se intenta llegar a un acuerdo con los invasores que se han enterrado, la Alcaldía puso a su disposición un equipo médico y una ambulancia.


EFE


Diez hombres se enterraron hasta el cuello para impedir el desalojo de un predio urbano de la localidad de Aguachica, en el Cesar, que fue invadido por cerca de noventa familias aparentemente sin vivienda.


La protesta tiene como escenario El Oasis, nombre dado a un terreno privado en el que unas 300 personas se asentaron hace diez días, precisó el alcalde interino de Aguachica, Ramón de Jesús Ramos.


"Son diez los invasores que tomaron la opción de enterrar sus cuerpos hasta el borde de los hombros", dijo el alcalde de esa población del Cesar.


Ramos agregó que los invasores buscan impedir un desalojo por orden judicial que se inscribe en un proceso de restitución por parte de los propietarios del predio, que tiene 1,5 hectáreas.


El terreno fue invadido tras el anuncio de la Alcaldía de un proyecto de construcción de 2.000 casas para familias sin techo, dentro de un plan del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, para proveer viviendas gratuitas a la población más pobre.


"Todo el mundo quiere entrar en el programa y creen que con invadir predios tienen garantizada una vivienda", explicó el alcalde, quien admitió que en su localidad hay déficit de construcciones habitacionales.