Nacional

General retirado negó que promueva la destitución de presidente Santos
21 de Mayo de 2012


El general Santos Quiñones consideró que "la línea de mando debe colocarse en su lugar y hacerse respetar".

 


EFE


Un general en retiro del Ejército negó que él o sus compañeros inactivos promuevan la destitución del presidente Juan Manuel Santos.


El general Eduardo Santos Quiñones, sin parentesco con el gobernante, dijo que las versiones sobre una supuesta propuesta de golpe de Estado se desprenden de un intercambio de mensajes con otro militar retirado.


El oficial aludió a una comunicación suya, aparentemente dirigida al presidente y que hizo circular entre sus antiguos compañeros de armas, que escribió a raíz del atentado con bomba del pasado martes contra el exministro Fernando Londoño, en Bogotá.


El exfuncionario, que fue titular del Interior durante los dos primeros años del Gobierno del ahora expresidente Álvaro Uribe, sobrevivió a la acción terrorista, que dejó dos muertos y medio centenar de heridos, incluido él.


"No presidente, requerimos un mandatario de verdad", expresó Santos Quiñones en uno de los apartados de su mensaje, que fue difundido la noche del viernes junto al de otro militar por el Canal Capital, canal de televisión pública de Bogotá.


La otra comunicación es un correo electrónico que el mayor en retiro Jorge Galvis Noyes dirige al general y que contiene opiniones acerca de las consideraciones de este oficial y, también, de la realidad del país, lo mismo que del bienestar de las fuerzas.


Galvis dice que "llegará el momento" en el que algunos coroneles o generales, en la Escuela Superior de Guerra o en la sede del Ejecutivo, "pongan las cartas sobre la mesa, (King) exigiéndole al Dr. Santos, cumpla con sus obligaciones y compromisos electorales, o de lo contrario removerlo del cargo, encargar un gobierno provisional y convocar elecciones en un tiempo no mayor de 6 meses".


"El presidente Santos no está haciendo ni mucho menos un buen gobierno", agregó el alto oficial, que terminó su carrera como jefe de Desarrollo Humano del Ejército.


Sin embargo, aclaró que, de existir, no es suya la supuesta iniciativa de apartar al sucesor de Uribe.


"Yo jamás he pensado en esas cosas", apuntó el general.


Ni el presidente Santos ni mandos de las Fuerzas Armadas se han referido a estos mensajes, de los que apenas se han hecho eco algunas organizaciones no gubernamentales (ONG), como la Corporación Nuevo Arco Iris (Cnai).


"Si bien el correo puede ser el intercambio epistolar entre lunáticos, una nota apócrifa, o el lamento de sectores huérfanos de poder, en un país donde las fuerzas oscuras, la mano negra y otros sectores criminales siguen actuando, merece una rápida y urgente investigación", apuntó esta ONG en su sitio de internet.