Mundo deportivo

Cavendish does not run, he “flies”
Cavendish no corre, “vuela”
19 de Mayo de 2012


Los mejores colombianos en la clasificación general del Giro siguen siendo Rigoberto Urán y Sergio Luis Henao, quienes esperan demostrar todo su potencial en el comienzo de la alta montaña.

Foto: AP 

Aparte de los triunfos parciales en el Giro 2012, Cavendish (adelante) se coronó campeón el presente año de la carrera belga Kuurne-Bruselas-Kuurne, y a la vez ganó dos etapas en el Tour de Qatar y otra en la Tirreno-Adriático.

EFE


El ciclista británico Mark Cavendish (Sky) volvió a mostrarse intratable al esprint tras conseguir la tercera victoria del Giro en la decimotercera etapa disputada ayer entre Savona y Cervere, de 121 kilómetros, en la que Joaquim “Purito” Rodríguez mantuvo la camiseta rosa en la víspera de un fin de semana de alta montaña.


En una llegada controlada por sus compañeros del Sky, el campeón del mundo apareció en el momento oportuno para demostrar su superioridad, en esta ocasión por delante del noruego Alexander Kristoff (Katusha) y del australiano Mark Renshaw (Rabobank), todos con un tiempo de 3 horas, 2 minutos y 7 segundos.


Los favoritos entraron en el grupo sin sobresaltos.


Ahora, Rodríguez empezará los exámenes difíciles para defender su liderato, en el que está 17 segundos por delante del canadiense Ryder Hesjedal y 26 sobre el francés Sandy Casar.


Fue una etapa tranquila, en la que los equipos de los esprinters se propusieron aprovechar una de las últimas oportunidades para los velocistas y los favoritos se dieron una tregua en espera de la montaña de verdad.


Con una sola dificultad en el recorrido, la Cota de Montezzemolo (4ª), en el km 31, se lanzaron nada más darse la salida a la aventura el italiano Francesco Failli (Farnese) y el holandés Martijn Keizer (Vacansoleil), quienes llegaron a tener una máxima ventaja de 5.50 minutos.


Viaje estéril más allá del lucimiento publicitario, pues el pelotón fue limando diferencias con el impulso del Sky, en el que militan los antioqueños Rigoberto Urán y Sergio Luis Henao, el GreenEdge, el Garmin y el Francaise hasta acabar con los atrevidos fugados a 20 kilómetros de meta.


Empezaba otra etapa, de nuevo la calma más absoluta hasta las proximidades de la localidad piamontesa de Cervere. El Sky se propuso poner alfombra roja a Cavendish hasta la recta de llegada, lo cual logró ya que en el último kilómetro la escuadra británica no permitió más injerencias. Sus hombres se fueron apartando hasta dejar el pasillo a Cavendish, quien apareció inabordable para volver a sacar brillo, por tercera vez, a su maillot arco iris.