Mundo deportivo

Bodemeister does not want surprises
Bodemeister no quiere sorpresas
19 de Mayo de 2012


Un millón de dólares repartirá en premios el Preakness Stakes, que se corre hoy (5:15 p.m.) en el hipódromo Pimlico Race Course, de Baltimore, sobre una distancia de 1.3/16 millas (1.91 km).

Foto: AP 

Los 100 metros menos que se corren hoy en el Preakness Stakes parecen favorecer al velocista Bodemeister (foto).

Agencias


Pese a ser segundo en el Derby de Kentucky, Bodemeister es el favorito para ganar el Preakness, la segunda gema de la Triple Corona, reservada para ejemplares tresañeros que en esta ocasión solo son once en la línea de partida.


Pero Bob Baffert, entrenador de Bodemeister, parece estar resuelto a justificar ese favoritismo, aunque sabe que tendrá que evitar sorpresas como la que se llevó hace dos semanas en el hipódromo Churchill Downs de Kentucky, cuando galopó la carrera en punta desde la misma salida, pero al final I’ll Have Another llegó desde atrás con más fuerza para quedarse con la primera gema de la Triple. De hecho, en las apuestas, I’ll Have Another es el primer rival de Bodemeister.


Baffert, cinco veces ganador del Preakness, se declaró encantado con la puerta de partida número 7. “Para Bodemeister, cualquier posición por el medio estaría bien”, dijo el legendario entrenador.


“En el Preakness, uno no quiere quedar atrapado contra los palos, donde hay que forzar un poco el caballo. Al ganador del Derby también le tocó una buena partida”, replicó Baffert.


Muy cerca estará I’ll Have Another, que partirá de la puerta número 9. El potrillo partió de la puerta 19 en el Derby, y su jinete será nuevamente el mexicano Mario Gutiérrez.


“Nos gusta todo lo que tenga el número nueve. Estamos satisfechos”, dijo el entrenador de I’ll Have Another, Doug O’Neill. “Hablamos de la posibilidad de quedar por el lado de los palos de Bodemeister, lo cual nos obligaría a forzarlo desde los primeros tramos. Ahora queda en manos de Mario forzar un poco al favorito, pero estaremos por fuera”, agregó.